Adulteración de miel

En el 2015, como consecuencia de un informe que cita a la miel como uno de los 10 productos más expuestos al fraude, la Comisión Europea organizó un plan de control coordinado de la UE para evaluar la prevalencia en el mercado de la miel adulterada con azúcares y mieles mal rotuladas con respecto a su origen botánico u origen geográfico.

Los 28 Estados miembros además de Noruega y Suiza participaron en el plan. Recogieron más de 2000 muestras de miel en todas las etapas de la cadena de suministro.

El objetivo del plan de control era evaluar la prevalencia en el mercado de mieles adulteradas con azúcares y mieles mal rotulados con respecto a su origen botánico u origen geográfico.

El plan de control coordinado preveía un enfoque de tres niveles para el análisis de las muestras de miel recolectadas:

  1. Todas las muestras fueron analizadas por los Estados miembros para determinar las características sensoriales y los perfiles de polen para comprobar el cumplimiento de las disposiciones pertinentes de la Directiva de la UE sobre la miel.
  2. Las muestras conformes se sometieron entonces al análisis químico del azúcar.
  3. Las que pasaron todos estos controles (o parecieron sospechosas) fueron enviadas al Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión para realizar pruebas adicionales específicamente dirigidas a identificar la adulteración con azúcares añadidos.

 

Los incumplimientos detectados por los Estados miembros en los ensayos de nivel 1 y nivel 2 se relacionaron principalmente con la declaración de la fuente botánica (7%) y con la adulteración con azúcar (6%).  Los incumplimientos relacionados con la declaración de origen geográfico fueron menos frecuentes (2%). Algunos inconvenientes relacionados con la fuente botánica son probablemente no intencionales y el resultado de las abejas que buscan una amplia variedad de plantas, a pesar de que las colmenas están muy cerca de las especies de plantas identificadas como la fuente botánica.

Los Estados miembros presentaron al CCI 893 muestras de miel que habían encontrado conformes o sospechosas durante las pruebas de los niveles 1 y 2. El CCI aplicó un método avanzado de ensayo a estas muestras, que permite distinguir mejor los diferentes azúcares que los actuales métodos validados.  Se utilizó una combinación de los métodos EA-IRMS (análisis de espectrometría de masas de carbono estático y espectrometría de masas de carbono) y análisis de isótopos de carbono estables mediante análisis elemental-espectrometría de masas de relación de isótopos (EA-IRMS) y una combinación de EA-IRMS y LC-IRMS (cromatografía líquida acoplada a espectrometría de masas de relación de isótopos De EM) cubriendo así todas las formas de adulteración.

Si bien no se  esperaba que los resultados proporcionaran una representación completa del mercado de la miel de la UE, sino que proporcionaran una idea de la magnitud y la naturaleza de las prácticas fraudulentas que tienen lugar en relación con la miel, los resultados indican que la miel de origen comunitario y no comunitario está siendo adulterada por el azúcar.

 

El 14% de las muestras que se analizaron contenían azúcar añadido. Esto se desglosó además en función de:

– Origen geográfico de las muestras (como se indica en las etiquetas):

  • 19,3% de muestras de un solo Estado miembro de la UE;
  • 19,8% de muestras de mezclas de mieles de la UE;
  • 20% de muestras de un solo país no perteneciente a la UE (20%);
  • 10% de muestras de mezclas de miel de fuera de la UE;
  • 9,4% de muestras de mezclas de mieles de la UE y no pertenecientes a la UE.

– El punto de recogida (es decir, productor, empaquetador o minorista):Los resultados indican un mayor grado de incumplimiento en las muestras recogidas en los envasadores (13,8%), los minoristas (16,3%) y los mayoristas (17,9%).

– Tipo de miel: 36%  miel de rocío y 12% de miel de flor.

 

El control de las prácticas fraudulentas es responsabilidad de los Estados miembros, no obstante la  Comisión ha prestado apoyo mediante el refuerzo del marco jurídico. El nuevo Reglamento sobre los controles oficiales (que se adoptará en la primavera de 2017) permite y obliga a los Estados miembros a orientar sus controles a las zonas de la cadena alimentaria que consideren más expuestas al fraude. También exige que las sanciones financieras impuestas por los Estados miembros reflejen la ventaja económica obtenida por el operador o un porcentaje de su volumen de negocios. También hay nuevas disposiciones para la protección de los denunciantes.

En general, los resultados del plan de control coordinado de la miel indican que se está produciendo la práctica de añadir azúcares a la miel, tanto dentro de la UE como en terceros países.

Los azúcares naturales son uno de los componentes principales de la miel y pueden estar presentes en cantidades variables dependiendo de la fuente botánica. La Directiva 2001/110 / CE del Consejo relativa a la miel establece dos requisitos para el contenido de azúcar:

  1. La suma de contenido de fructosa y glucosa no será inferior a 60 g / 100 g para la miel de flor y no inferior a 45 g / 100 g para la miel de miel de miel y mezclas relacionadas;
  2. El contenido de sacarosa no excederá de 5 g / 100 g. Sin embargo, se han establecido límites más altos para varias fuentes botánicas específicas, como la como la madreselva francesa, el eucalipto y la lavanda.

Dado que el azúcar es el principal constituyente de la miel con una cantidad total de azúcar que puede variar de 45g a casi 90g / 100g (dependiendo de la fuente botánica) puede ser difícil determinar el grado de adulteración por azúcares adicionales.

La capacidad de los actuales métodos de análisis para detectar la presencia de azúcares exógenos en la miel como consecuencia de la alimentación de las abejas es limitada. Depende del tipo de azúcar utilizado en el jarabe de azúcar, su concentración y la cantidad que se alimenta a la colonia. Es particularmente difícil distinguir entre aquellos azúcares que se producen naturalmente de los que se han añadido ya que el producto adulterado puede mostrar propiedades físicas muy similares a la miel no adulterada.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar