Alimentación estimulante y alimentación de apoyo

Nutrición-de-colmenas-e1403977122163

La alimentación estimulante tiene como objetivo principal simular la floración en la colmena, acelerando así el proceso de puesta de la reina y la actividad general dentro del apiario.

Los apicultores más experimentados recomiendan no realizar este proceso  hasta 35 o 40 días antes de la posible floración, ya que teniendo en cuenta el ciclo biológico de la abeja a esas fechas está desarrollada la abeja pecoreadora. Aunque, vale aclarar que esto tiene un problema bastante evidente, como es el peligro de que la floración se atrase y que la cría se enfríe, arrastrando inconvenientes por posibles micosis debido a la merma de temperatura.

La alimentación debe realizarse sin excederse, ya que el alimento que le sobra lo van a ir almacenando y aparecerá después en los contenidos de la miel.

El primer estímulo que recibe la colonia de abejas para sobrealimentar a la reina y que ésta aumente su postura, es el aporte externo de néctar.  Es así, que una alimentación energética estimulante, deberá tener las características lo más parecidas al néctar; de donde la concentración de azúcares de este alimento serán mucho menores que en el caso de una alimentación suplementaria.

Los productos utilizados para la estimulación energética de la colonia son exactamente los mismos a los utilizados en la alimentación suplementaria; con la única diferencia de que aquí lo que pretendemos es que el alimento se asemeje al néctar, motivo por lo cual, lo que varía son las concentraciones de los jarabes.

La preparación del jarabe con azúcar es igual pero utilizando partes iguales de agua y azúcar.

Para el caso de los jarabes de alta fructosa, los mismos se utilizarán diluidos en agua al 50 por ciento.

Muchos apicultores utilizan la miel quemada o la proveniente del escurrido de opérculos para esta función.  Si bien el uso de miel da excelentes resultados en el estímulo de las colonias, el hecho de que la misma presente el olor característico de la miel, obliga al apicultor a tener que manejarse con muchas precauciones en lo referente al pillaje.

A diferencia de la alimentación suplementaria, la estimulación con jarabes debe realizarse en cantidades que le permitan a la abeja consumirlo todo antes de que el mismo se empiece a descomponer. Asimismo, debemos tener presente que una colonia no puede criar más larvas que la capacidad de crianza de sus nodrizas. Esto evidentemente implica que los volúmenes de estímulo irán en aumento, acordes al tamaño de la población.

 

Alimentación de apoyo

Esta alimentación no tiene fechas, se realiza en aquellas colmenas debilitadas por cuestiones de enfermedades, mala floración, climatología desfavorables y otras situaciones diversas.

 

Diferentes tipos de alimentos

Miel: Sería el alimento ideal para las colmenas, tanto para la primavera como para la invernada. La miel debe de tener una procedencia conocida, sin que provenga de colmenas enfermas o tratadas con medicamentos, así como mieles adulteradas, pudiendo perjudicar seriamente a la colmena.

Jarabe espeso: Está compuesto normalmente por un 60 % de azúcar (dos partes de azúcar y una de agua), puede añadirse algo de miel para darle mayor consistencia energética a la mezcla, pero sin excederse porque puede provocar pillaje. La forma de aplicación más adecuada es mediante bolsas de plástico de 1-2 Kg. colocándolo en la parte superior de la colmena.

Sólidos: Hay una gran variedad de pastas de alimentación que aportan el nivel nutritivo adecuado. De este método hay varios tipos:

Pastillas de miel: Se realizan a base de miel líquida que se templa poco a poco para que no se recaliente demasiado, se le añada azúcar glass y se mezcla todo bien. La mezcla se introduce en bolsas y, al enfriarse, va a cristalizar. No es conveniente añadir azúcar morena ni tampoco otros espesantes, ya que no son bien digeridos por las abejas.

Pastillas de glucosa: Se utilizan jarabes industriales y azúcar blanquilla molida (azúcar glass). También puede añadirse un poco de azúcar pero con moderación. LA aplicación del alimento en la colmena también puede hacerse como en el caso anterior, con bolsas de plástico.

Candy o pastillas de azúcar: Está compuesto por una parte de agua y cinco de azúcar blanquilla. Se calienta el agua hasta que hierve y se le añade el azúcar, se mantiene a ebullición hasta que se funde todo y después se enfría paulatinamente al baño María, momento en el cual se le puede añadir un poco de miel para darle mayor consistencia energética, se va agitando paulatinamente hasta que queda cristalizado, después se pasa a un molde que se aconseja no tenga más de 2 cm. de ancho. Este preparado es el más adecuado para aquellos inviernos fríos.

 

2 Comentarios están listos

  1. Hola muy bueno el informe de alimentacion, me gustaria saber los valores energeticos de la azucar y de el levude o jarave de maiz muchas gracias Guillermo

  2. Considero que faltan detalles importantes, a) no comenzar el incentivo si las reservas son pobres, en ese caso agregar antes de comenzar jarabe espeso 2×1, b) tener en cuenta el acceso al apiario la incentivación no se debe cortar hasta que entre néctar, esto provocaría strees en la colmena, c) el atraso de la entrada de néctar no provoca ningún inconveniente en la colmena si en el bolsillo del apicultor, se encontraría con una colmena sobredimencionada que hay que seguir alimentando, d) cuidado muchos creen que el néctar predispone a la reina a poner y no es así el verdadero motor de la postura es el polen, asi que si la parte proteica no esta presente tendremos que poner sustitutos de polen.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar