Alimentación y suplementación

Al cosechar solemos no dejar alzas con miel, obligando a que las abejas sobrevivan al mal tiempo reduciendo su nido de cría más de lo adecuado. Recomendaciones de alimentación y suplementación.

file_20120827135233

Cuando cosechamos por lo general no dejamos alzas con miel, e incluso extraemos miel de la cámara de cría con el pretexto de que el flujo de néctar no concluyó, y vemos a las poblaciones de abejas sobrevivir el mal tiempo reduciendo su nido de cría mas de lo adecuado para optimizar el poco recurso que nosotros les dejamos. Después de tres o cuatro meses de subsistencia se presentan las primeras flores que en la mayoría de los casos apenas son suficientes para seguir cubriendo las necesidades de la colmena, conforme avanza el tiempo van aumentando de calidad y de cantidad pero en ocasiones estas floraciones aportan pocos nutrientes a las abejas y no les permite crecer llegando a la cosecha con colmenas regularmente pobladas y en la mayoría de los casos con abejas que presentan un desarrollo corporal deficiente ocasionado por la inconstancia de los flujos de polen y la poca calidad del mismo.

Suplementación proteica post cosecha

Aquí es donde inicia el éxito o el fracaso de la próxima cosecha

Es indispensable proporcionar un alimento con alta calidad de proteína para que el desarrollo de las larvas sea excelente y completen su desarrollo las abejas jóvenes recién emergidas, la formación adecuada de las glándulas y sobre todo la formación del tejido adiposo que servirá como reserva corporal para el inicio de la nueva temporada. Esto también servirá para aumentar la longevidad de las abejas y podremos iniciar el ciclo con colmenas mas pobladas.

88-PrietLa torta que aportamos debe de ser de consistencia blanda y palatable para las abejas, con un contenido de proteína no mayor del 12 por ciento y con todo el complejo vitamínico y de minerales para lograr nuestro objetivo. En la actualidad existen empresas que venden suplementos ya preparados. El peso de la torta deberá estar entre los 250 y 500 gramos. Entre mas dura la temporada que se avecina el peso deberá de ser mayor y a la inversa.

Solo se aplicará una vez, y en caso de ausencia de almacenamiento en lo panales, se realizará dos veces esperando consuman la primera para dar la segunda.

Alimentación energética post cosecha

Este tipo de alimentación es de suma importancia y sobre todo cuando se extrae miel de las cámaras de cría.

Lo que se busca principalmente es cubrir las necesidades de reserva de la colmena y parar la postura de la reina, saturando el nido de cría de jarabe. Esta práctica es muy buena cuando se manejan razas de abeja que no paran la postura en temporadas malas.

Anteriormente existía el concepto de que la alimentación, después de la cosecha, debería ser en dosis pequeñas y plazos largos y de menor concentración, siendo este un gran error, por que lo único que se lograba era el desgaste de las abejas que debíamos conservar y una estimulación fuera de tiempo. La alimentación pos cosecha debe de ser abundante, un barril de fructuosa abierto con una concentración de azucares del 70 por ciento, esto por cada 30 a 50 colmenas. Este alimento se debe de aplicar solo una vez después de cosecha.

Alimentación energética de estimulación

Es importante destacar que para empezar a estimular a las  colmenas, estas ya deben haber cubierto sus necesidades de almacenamiento y subsistencia, ya que una colmena con hambre nunca será estimulada, esto se puede resolver utilizando el método de alimentación pos cosecha, para cubrir las necesidades primarias y luego empezar a estimular proporcionando jarabe, de preferencia de alta fructuosa, es importante disminuir el contenido de azucares, alrededor de un 50 por ciento. Si se los damos directamente les cuesta mas trabajo consumirlo con mas concentración, ellas le tienen que agregar agua para disolverlo mezclarlo con polen y proporcionarlo a las larvas.

Es importante dosificar de dos a cuatro litros por semana, esto se logra haciendo dos orificios de 1/16 de pulgada en la tapa del alimentador, durante las primeras dos o tres semanas.

Suplementacion proteica de sostenimiento

Se usa una vez que hemos logrado la estimulación de las colmenas y se encuentran con la cantidad de cría necesaria para llegar a la cosecha, después de suspender la torta de estimulación. Se busca lograr un sostenimiento de la cría que ya tenemos, ya que es importante asegurar su buena nutrición, si les faltara el alimento proteico la reina suspendería su postura y las abejas en edad de maduración ( antes de 18 días de edad) no tendrían la proteína necesaria para la formación de sus glándulas, las larvas en crecimiento se verían afectadas en su optimo desarrollo, dando como resultado un atrofiamiento en el ritmo y armonía de la colonia, incluso llegando al canibalismo de las larvas para utilizarlas como recurso proteico.

Se suministrara después de suspendida la estimulación y se seguirá dando hasta el inicio de la cosecha.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar