Ampliaron el uso de Glifosato en Europa

La Comisión Europea resolvió la ampliación durante un plazo de 18 meses del uso de Glifosato. Vencido ese plazo se acordó tener una opinión adicional sobre las propiedades de la sustancia activa por parte de la Agencia Europea de Químicos.
Por otra parte, el Ejecutivo comunitario propuso también restringir las condiciones de uso del glifosato en la Unión Europea.
Entre ellas se incluye la prohibición del coformulante (principio no activo en pesticidas) PAO-taloamina, minimizar el uso de la sustancia en parques públicos, terrenos de recreo de niños y jardines, y reforzar el escrutinio del uso de glifosato antes de las cosechas.

Su incidencia sobre las abejas

Recientes investigaciones científicas, utilizaron dosis reales de glifosato, similares a las cuales las abejas pueden encontrar en un campo donde se cultiven diferentes transgénicos, uno de los grandes problemas para la apicultura actual a nivel mundial.
Los profesionales descubrieron que el comportamiento de aprendizaje y la retención de la memoria a corto plazo disminuyeron significativamente en abejas expuestas al glifosato en comparación a grupos utilizados como control.
Un dato importante, es que la situación se agrava debido a que las abejas no mueren de manera inmediata al entrar en contacto con el glifosato, sino que llevan el herbicida dentro de la colmena, donde las larvas entran en contacto con el veneno. Esto podría conducir a la desaparición de la colonia por completo.
Los cultivos transgénicos son aclamados por la empresa Monsanto como una manera de “aumentar la producción de cultivos y alimentar a un mundo hambriento”, aunque la pérdida de polinizadores, como las abejas, tendrá efectos desastrosos sobre el suministro mundial de alimentos.
De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, de los 100 cultivos que proporcionan el 90% del suministro mundial de alimentos, 71 son polinizados por abejas, por lo cual toma importancia lo antes expuesto.
Por último, es importante remarcar que apicultores de todo el mundo están sufriendo pérdidas astronómicas de colmenas, hasta tal punto que no tienen capacidad para satisfacer las necesidades de polinización en una variedad de cultivos. De hecho, los apicultores han reportado pérdidas anuales promedio de 40 a 50%, como sucedió la última temporada en Estados Unidos por ejemplo.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar