Apicultores en alerta por fumigaciones contra la langosta

Productores apícolas del NOA y parte de Córdoba deben estar alertas frente a los focos de langostas que vienen afectando hace unos meses y que ocasionan fumigaciones para combatirlas.

zona-cordoba-ampliada_b

Desde SENASA, Mauricio Rabinovich dialogó con nuestro medio e indicó. “El tema de la langosta es grave, por los daños que ocasiona y la cantidad de focos que se están viendo. El año pasado tuvimos una supermanga con dimensiones gigantescas en Tucumán y las fumigaciones lamentablemente afectaron un apiario”, y profundizó “frente a una emergencia de este tipo los comités provinciales e interprovinciales tuvieron que recurrir al tema de control con piretroides, por eso es clave que los apicultores estén atentos, ya que la dosis para matar a la langosta es similar a la que mataría a las abejas, por lo cual el vínculo es muy estrecho”.
El funcionario destacó que Tucumán, Santiago y Catamarca tienen nuevos focos importantes, mientras que en Córdoba no se detectaron.

zona-noa-sur-ampliadab

El problema de los apiarios sin RENSPA

A partir del punto de fumigación se establece un radio de riesgo y otro de alto riesgo para los apiarios que se encuentran en las adyacencias, sin embargo el inconveniente fundamental es que muchos colmenares no tienen el RENSPA y en consecuencia quedan fuera del sistema de trabajo con el cual se busca terminar con la langosta, pero protegiendo a las abejas, pudiendo sufrir las consecuencias propias de los productos aplicados.

 

Recomendaciones

Desde SENASA brindaron una serie de indicaciones y pautas para evitar que las mangas de langosta detectadas en distintas regiones de nuestro país y su consecuente fumigación afecten a la producción apícola.

En tal sentido, se recomienda a los productores de las zonas involucradas monitorear las colmenas, retirar a los apiarios de las zonas de alto riesgo, evaluar el traslado de los apiarios de las zonas de riesgo y recurrir a la alimentación artificial, en caso de que sea conveniente.
Si no es posible el traslado de las colmenas, evitar el pecoreo de las abejas bloqueando las piqueras con alambre tejido y agregar material melario extra, hasta que finalicen los tratamientos para el control de la langosta.

Además, se sugiere contactar a los responsables del control de plagas (comisiones provinciales, municipales, oficinas del SENASA, ministerios provinciales) para informar la localización de cada apiario y, en caso de no poseer RENSPA, tramitarlo.

 

En Córdoba…

En algunas zonas del Valle de Traslasierra, existía preocupación por el avance de una importante plaga de langostas que viene desde el norte, con origen en los llanos de La Rioja.

Al respecto nuestro medio se comunicó con Victorio Luján, encargado del Área de Ganado Menor y Granja de la Provincia (sector que incluye a la apicultura), para analizar las dificultades que pueden acarrear para el sector apícola.

El funcionario como primera medida indicó que no se fumigará, por lo cual las colmenas estarán a salvo, y añadió “el comportamiento de las langostas es lineal. Agarran una franja de terreno y avanzan solo en ese sentido”, aunque añadió “si es real que puede comer árboles en floración o alguna pastura, lo cual representa una competencia con las abejas por la fuente de alimento”.

Por su parte desde la localidad de Villa Dolores, Fabricio Oliva remarcó “no tuvo incidencia todavía. Yo ando todo el día en diferentes campos y prácticamente no vi grandes cantidades”, y redondeó “no está afectando a la apicultura y por el momento no tenemos temor que lo haga. Tampoco creo que vayan a fumigar por este tema”.

Sin embargo, el tesorero de la Sociedad Rural del Oeste de Córdoba, Mario Chiappero indicó que se detectaron cinco focos con el insecto a 50 kilómetros al norte de Villa Dolores, que fueron controlados pero luego aparecieron algunos focos más que están siendo monitoreados por el SENASA. “Se está esperando que pueda aparecer algún foco más. Calculamos que el área de dispersión de los focos está entre 120 y 130 mil hectáreas”.

Otro de los aspectos salientes es que se descartó, al menos por el momento, la realización de fumigaciones aéreas para combatir la plaga. Según Chiappero, el objetivo no es eliminar a los insectos sino controlarlos para que no aumente más la población y se muevan de la zona en la que ya están.

 

IMPORTANTE

En caso de detectar la presencia de langostas, denunciarla inmediatamente en la oficina del SENASA o municipio más cercano, llamando a la línea gratuita 0800-999-2386 o enviando un correo a acridios@senasa.gob.ar

 

1 Comentario está listo

  1. Los consejos del Sr. Rabinovich me causa gracia.-Parece no saber que los apicultores estamos constantemente fumigados, no solo por la langosta.-Se tiran millones de litros de glifosato e insecticidas y sin control.-Los fumigadores usan los callejones cerca de las ciudades para limpiar los tanques y picos.-Los montes estan llenos de envases vacios de insecticidas que descartan los que fumigan, sin usar protocolo alguno.-El SENASA parece no existir en estos casos.-En la temporada de fumigar la soja es comun el olor a insecticida en el aire, en el campo y a veces en la ciudad, se fumiga descontroladamente y esto no me lo contaron, lo sufro constantemente.-Las declaraciones de Rabinovich son para la tribuna, no para los apicultores en extincion.-