Azul y la mejor Muestra de los últimos años

Pasó una nueva edición de la Exposición Apícola de Azul (la número 27) y sin dudas el saldo es sumamente positivo e incluso la mayoría de los presentes la catalogó como “la mejor de los últimos años”.
Desde el mediodía del viernes comenzó a verse buena presencia de público, con visitantes internacionales provenientes de Bolivia, Chile, Uruguay y Brasil, lo cual le dio un toque de jerarquía aún mayor al evento.
Pudo observarse buena presencia de público durante el transcurso de los dos primeros días principalmente, con momentos donde el flujo fue superior, como durante la tarde del sábado.
En cuanto al movimiento comercial se refiere, se dieron cita alrededor de cincuenta empresas apícolas, con presencia de varias exportadoras y otras tantas encargadas de la venta de material inerte y material vivo.
En consecuencia los comerciantes aseguraron a nuestro medio que el volumen de ventas superó las expectativas y pese a que los apicultores aseguraron que fueron a “comprar lo justo y necesario”, hubo por ejemplo una muy buena venta de maquinarias.

Menos de 20 pesos

Pese al entusiasmo exhibido por los apicultores presentes, la mayoría se mostraron molestos por los precios ofertados por la miel, donde en algunos casos ni siquiera superaban los 20 pesos el kilo.
Ante este panorama, señalaron que no piensan vender y que mientras la cotización no suba los tambores seguirán “durmiendo” en los galpones, aunque a la vez se lamentaron porque buena parte de ellos vendió hace varios meses a valores que rondaron entre los 26 y 28 pesos y se guardaron una parte esperando que estos precios se incrementaran.

Charlas flojas

Sin dudas que la parte floja de la Muestra tiene que ver con el ciclo de disertaciones y sobre el tema los productores afirmaron que “parecían para principiantes” y agregaron que sin dudas deben mejorar en el futuro, porque “sentían que habían sido subestimados”.
Además, cabe manifestar que como sucedió en Maciá, la charla de Mauricio Rabinovich de SENASA despertó polémica entre los presentes e incluso hubo discusiones acaloradas que por muy poco no pasaron a mayores.
Tiene que ver con la exigencia desde el organismo con respecto a la utilización de medicamentos aprobados y la certeza de los productores que SENASA “juega para los laboratorios y no para ellos”.

1 Comentario está listo

  1. la discusión con SENASA se realizo dentro del marco de respeto, no niego que se alzaron los volumenes de las voces pero nunca con intención a mayores. Somos productores no piqueteros. SENASA debe entender que nos debe un debate abierto para aclarar diversos puntos. Viajamos de lejos para tener una oportunidad que nos fué negada por los organizadores de la carpa