Buena demanda de material vivo

Nuestro medio dialogó con cabañeros de varias regiones del país, quienes se mostraron muy conformes con el volumen de venta.

En un año muy irregular desde lo climático, la comercialización de material vivo viene un poco atrasada en algunas zonas y en otras incluso hasta se adelantó un par de semanas. Pero, en todos los casos, los cabañeros se mostraron muy conformes con las ventas concretadas hasta el momento y con los pedidos que recibieron e incluso que están recibiendo por estos días.

Los precios que se manejan actualmente son: Reinas: Entre 125 y 150 pesos. Celdas: Entre 25 y 30 pesos. Núcleos: Entre 350 y 380 pesos.

Nuestro medio dialogó al respecto con diferentes cabañas en varios puntos de la geografía nacional para tener un panorama más concreto al respecto y de esta forma realizar un balance general de la situación.

Desde la localidad mendocina de San Rafael, destacaron integrantes de una empresa “la demanda anduvo relativamente bien, incluso podemos aseverar que fue un poco mayor que el año pasado. Estimo que el aumento en las ventas respondió principalmente a los rumores de un futuro aumento del precio de la miel y a los valores que se manejan actualmente por la misma y que fomentan el vuelco de pequeñas y medianas empresas a querer producir más o a nuevas personas a integrarse en el proceso productivo de la miel”.
Con respecto a los valores actuales describieron “se han vendido las celdas a 25 pesos, las reinas a 125 y los núcleos a 380 aproximadamente”, esto indica un incremento del 100 por ciento en celdas, 40 por ciento en reinas y 30 por ciento en núcleos, según los valores que esta empresa manejaba durante el transcurso de la temporada anterior.

En concordancia y desde la misma localidad nos encontramos con Daniel Maestri, quien señaló “la demanda de celdas y reinas es muy grande. Se está vendiendo mucho más, imagino que por el precio de la miel y el buen clima en general”, y redondearon “el aumento del material siguió el incremento en la cotización de la miel y en consecuencia oscila el 100 por ciento”.
Siguiendo en suelo mendocino nos encontramos con Valeria Tobares, cabañera de General Alvear, quien se mostró contenta por el inicio de la temporada de material vivo y argumentó “tuvimos un muy buen arranque porque no se registraron heladas tardías durante el inicio de la primavera y además presenciamos, por suerte, un invierno muy suave”. “En cuanto a volúmenes de venta venimos bastante bien, y actualmente las reinas se comercializan a 140 pesos, mientras que el año pasado arrancaron en 75 y terminaron vendiéndose en 90 pesos aproximadamente sobre el cierre de la temporada”.

Viajando hacia suelo santafesino nos encontramos con Antonio Fabbro, experimentado cabañero de la zona norte, más precisamente de Malabrigo, quien sin dudar afirmó “viene todo bastante bien, hay mucha demanda de algunas zonas de la Provincia como Ceres y alrededores que el año pasado habían comprado poco”, y añadió.
Por otra parte se lamentó “estamos medios atrasados por las lluvias, pero la verdad que la demanda es buena e incluso tuvimos que rechazar algunos pedidos. Estimamos un incremento de entre el 15 y 20 por ciento”, y concluyó “las reinas están a 150. El año pasado arrancaron a 65 y terminaron a 100 pesos las últimas, y las celdas las estamos vendiendo a 30 pesos”.
También desde Santa Fe, pero en Rafaela, Enrique Vaudagna explicó que viene muy bien y que las perspectivas son las mejores y añadió “está anticipado de acuerdo a cada zona unos 15 a 20 días”.

En la localidad de Carhué, Provincia de Buenos Aires, dialogamos con Mauricio Torchelli quien enfatizó “viene muy bien e incluso yo comencé a recibir pedidos ya desde Mayo”, y analizó “esto responde fundamentalmente a que las colmenas en el monte están muy bien y por supuesto al precio de la miel”.
En comparación con el año pasado, Torchelli remarcó “también vendí muy bien en primavera y luego cayó bastante hacia finales de temporada. Esperemos que este año el flujo comercial se mantenga parejo”.

 

Más información sobre este tema