CEMSOB, una organización en crecimiento

CEMSOB (Consorcio Exportador de Miel del Audoeste Bonaerense) es una entidad que reúne a cuatro cooperativas de la Provincia de Buenos Aires (Namuncurá, Torquinst, Pigué y Laprida) que se dedican a la exportación directa de miel, tratando de evitar a los acopiadores y de ésta manera mejorar la rentabilidad de cada asociado en particular.

CEMSOB tuvo sus orígenes allá por 2012 cuando por intermedio de Graciela Hedman se realiza la propuesta de desarrollar un programa de asistencia para poder desarrollarse como exportadora de manera consorcial. Inicialmente eran once entidades las interesadas, hasta que finalmente quedaron las correspondientes a las arriba mencionadas.

Al respecto y en diálogo con nuestro medio Sandra Massheimer, Técnica en Alimentación y coordinadora de CEMSOB destacó al respecto. “En la medida que nos fuimos conformándose algunas cooperativas se fueron abriendo en la medida que debían hacerse responsables de los costos propios del proceso evolutivo organizacional”.

Actualmente el Director de Comercio Exterior es José Luis Sánchez, quien es Licenciado en Relaciones Internacionales y con el plan estratégico exportador elaborado en 2013, se comenzó el proceso que actualmente están encarando con ya 13 exportaciones efectuadas, realizadas y todas con saldo positivo. Es importante destacar que cada experiencia exportadora es diferente a la siguiente y que las ganancias con respecto a la venta convencional puede ser entre un 15 y un 60 % superior, dependiendo claro está de la operación llevada adelante.

El apicultor para sumarse a este proceso organizativo debe pasar por varios pasos y debe certificar mediante la cooperativa a la cual pertenece la calidad de su producción, generalmente se tarde unos 18 meses, aunque obviamente esto también puede variar. Vale destacar que el productor recibe toda la logística y asesoramiento correspondiente hasta colocar su producto envasado directamente en el Puerto para mandar al exterior y luego yo me ocupo del movimiento de esa mercadería hasta que llega a puerto destino. Aseguramos la empresa en destino. “La motivación por parte de los apicultores para cumplir con todos los requerimientos exigidos tiene que ver con que al ser exportadores directos comparten un negocio en común y son los principales responsables del éxito o el fracaso del mismo”, expresó Massheimer. “Tenemos mucha demanda del exterior, pero tenemos la limitante de la cantidad de personas que nos encargamos de las gestiones dentro de cada cooperativa para el aseguramiento del proceso. Además, existe la limitante financiera”, redondeó. Al respecto es importante mencionar que deben terminar de cobrar un proceso exportador para poder comenzar con el siguiente, y a esto precisamente se refiere, aunque vale la salvedad que existe una evolución en éste sentido.

Además, es importante destacar que cuentan con una guía metodológica que es alimentada constantemente con cada ejercicio exportador y en consecuencia se va mejorando año tras año.

Vale destacar que hay un proceso de aprendizaje de dicha guía, la cual no es tan sencilla y que es importante manejarla correctamente para evitar de ésta manera que haya cualquier disconformidad por parte de los compradores internacionales, por lo cual es fundamental estar bien empapado del tema para evitar contratiempos que pongan en peligro la rentabilidad. Debemos acomodarnos a los sistemas de análisis para cumplir con las exigencias de nuestro destino.

Como primer paso aquel que quiera sumarse debe presentar una declaración jurada sanitaria, la cual luego es contrastada con los análisis que se hacen al respecto.

¿Cuánta miel se comercializa?

Es importante destacar que los apicultores no comercializan toda su producción mediante éste canal, sino que una parte, la cual va aumentando a medida que van confiando en el sistema. Todas las entidades que conforman CEMSOB son además proveedoras mediante otras vías como la exportación tradicional y el fraccionado para la venta en el mercado interno.

Por otra parte, es importante resaltar que cada cooperativa tiene su proyecto para establecer su propia planta de fraccionado, aunque la realidad indica que en la actualidad la inversión que debe realizarse para tal fin es sumamente elevada. “La miel argentina siempre se utilizó para mejorar la calidad de otras mieles y nosotros tenemos el desafió de mandar el producto directamente fraccionado al país destino. Esto es un objetivo a largo plazo”, manifestó…

Visita desde Francia

Cabe mencionar que hace un par de semanas atrás empresarios franceses realizaron una visita para conocer más sobre el sistema implementado. “La misma no fue programada y la verdad nos tomó por sorpresa, pero indudablemente muestra hasta donde hemos llegado con esto”. “Quedamos en una vinculación flulída porque ellos cuentan con una capacidad tecnológica que nos permitirá seguir mejorando nuestra guía de trabajo”.
Es importante destacar que actualmente lo producido y la manera de trabajar se adapta perfectamente a los requerimientos y exigencias de los diferentes países, por lo cual es muy factible concretar operaciones con Francia sin demasiados inconvenientes. “En el 2019 mandaremos las muestras correspondientes hacia allá para que ellos pueden realizar todas sus evaluaciones y empezar ya si definitivamente la relación comercial”.

1 Comentario está listo

Suscribirse a los comentarios

Los contactos personales de los entrevistados y/o personas mencionadas en las notas no son publicados ni serán facilitados. Esto es para resguardar la privacidad y seguridad de las personas involucradas. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar