Consideraciones sobre la exportación de material vivo

La exportación de abejas reinas puede convertirse en una alternativa de negocio para los productores locales y un complemento al resto de las actividades apícolas especialmente porque en el hemisferio norte existe una demanda interesante señalan los especialistas en el tema.
Al respecto desde los organismos oficiales, destacaron que cualquier productor argentino dedicado a la multiplicación de abejas puede exportar, siempre y cuando cumpla con las exigencias solicitadas por el país de destino. Los requerimientos a cumplir para la exportación de abejas reinas están relacionados principalmente con la normativa nacional que establece el SENASA al respecto.
Esta normativa tiene relación por una parte en mantener el registro de los establecimientos de origen: Registro Especial de Apiarios de Crianza, en conformidad a los procedimientos de Trazabilidad de los animales.
En tanto, que las exigencias sanitarias para exportar las establece el país comprador o de destino y deben ser cumplidas en el país de origen. Es precisamente SENASA, el encargado de fiscalizarlas y de emitir el certificado zoosanitario que acompaña cada embarque.
Los principales aspectos sanitarios a cuidar son que el apiariono posea signología clínica de LoqueAmercicana, Loque Europea o Varroa; y que permanezca libre del pequeño escarabajo de la colmena (Aethinatumida).
Además, los apicultores deben estar inscriptos en el Registro Nacional del Productor Apícola (RENAPA).

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar