Control integrado de Varroa

La sanidad de las abejas es una cuestión de capital importancia para el apicultor.

varroa_mite06Las enfermedades tienen múltiples repercusiones, desde las más directas como la pérdida de abejas y colmenas (pasando por las mermas en la producción, el debilitamiento de las colonias exponiéndolas a la aparición de otras enfermedades latentes “daños colaterales”) como los diferentes aspectos relacionados con el diagnóstico, los tratamientos (costes de los productos y mano de obra de aplicación, eficacia, residuos) o la prevención.

A continuación un informe sobre control integrado de Varroa elaborado por el especialista español Antonio Gómez Pajuelo que El Apicultor presenta en versión periodística.

Cuando hablamos de control integrado nos estamos refiriendo al empleo de una serie de medidas complementarias entre sí que nos permitan mantener la población del parásito en niveles bajos, para que las colmenas puedan soportarlo sin una merma significativa de su estado productivo y sin que derive en problemas relacionados con otras patologías.

La propuesta se basa en lo siguiente:

Adopción de medidas que retrasen el crecimiento de la población de parásitos en las colmenas; aplicación de pruebas de diagnóstico para conocer el grado de parasitación; empleo de tratamientos de choque cuando el grado de parasitación comience a ser una amenaza para la colmena o la producción; uso de nuevas medidas de manejo orientadas a la eliminación del mayor número posible de parásitos.

Control del crecimiento de la población de parásitos

No cabe duda de que cuanto más lento sea el crecimiento de la población de parásitos en las colmenas mejor para la colonia y para el apicultor.

Mejor porque necesitaremos realizar menos tratamientos y mejor porque cuando llegue el momento de hacer un tratamiento habrá menos parásitos en las colmenas. Esto último es especialmente importante porque cuando las colmenas están sobrecargadas de parásitos la eficacia de los tratamientos disminuye.

Tasa de parasitación

Como en cualquier otra ganadería la situación ideal es que un animal no tenga parásitos.

Si la tasa de parasitación es baja el animal utiliza sólo una parte de sus recursos biológicos para luchar contra el patógeno.

Conforme la tasa de parasitación aumenta cada vez son necesarios más recursos propios para luchar contra una población creciente de parásitos y los recursos no son ilimitados.

Los animales pierden entonces condiciones productivas y son más sensibles a otras patologías. Vivirán al tratamiento 20, pero si hay 1.000 sobrevivirán 200. Si suponemos ahora que Varroa se multiplica por dos cada mes, significa que un mes después de acabar el tratamiento habrá 40 Varroas en el primer caso, mientras que en el segundo habrá 400. De la misma manera, 40 Varroas no pueden transmitir otras enfermedades a las abejas a la misma velocidad que lo hacen 400.

Otro aspecto muy importante del grado de parasitación (bajo, medio, alto o letal) es que tiene un coste biológico relacionado con el número de parásitos.

Cría controlada de zánganos

Las medidas que disponemos para retrasar el crecimiento de las poblaciones de parásitos en las colmenas, pueden ser sólo estacionales o bien permanentes. Entre las estacionales tenemos una muy conocida, que es la cría controlada de zánganos y su eliminación antes de que nazcan.

La base biológica de la lucha contra Varroa usando cría de zánganos es que los parásitos tienen preferencia por estas larvas para reproducirse, van a ella tres veces más que a la cría de obreras, por lo que si le ofrecemos cría de zángano, muchas de las Varroas se meterán en ella y si retiramos los cuadros con cría de zángano cuando ya se han metido los parásitos eliminaremos a muchos de ellos.

Este es un método que se puede realizar en primavera, cuando las abejas estiren bien la cera, y lo único que tenemos que hacer es meter láminas estampadas para celdillas de zánganos.

Aunque si no queremos adquirir estas láminas, lo podemos simplificar metiendo el marco con una pequeña tira de cera estampada de obreras en la parte superior. Las abejas ya se encargarán de seguir construyendo hacia abajo celdillas de zánganos. Estos marcos los introducimos entre la cría y el polen. Las abejas los construirán y la reina pondrá huevos de zángano.

Como el periodo de desarrollo de los zánganos, desde que la reina pone el huevo hasta que nace, es de 24 días, es muy importante retirar los cuadros antes de que pasen esos 24 días, pues si nos retrasamos podrían nacer los zánganos y en vez de eliminar Varroas lo que propiciaríamos es que aumente su número y, consecuentemente, el de las Varroas criadas en sus celdillas.

Cuadros trampas con cría de obrera

Una versión similar la podemos hacer con cuadros con cría de obreras. En este caso se trata de encerrar a la reina en un canasto (una jaula para un solo cuadro). La reina criará sólo en ese cuadro y las Varroas sólo podrán meterse en él. Después se elimina el cuadro y con él gran cantidad de parásitos.

El principal problema de este método es que dejamos a la colmena sin cría durante todo el periodo de aplicación.

Además, nuestras abejas tienen mucha tendencia a renovar la reina cuando la encerramos por un periodo largo, o a que algunas obreras se vuelvan ponedoras, solo de zánganos, claro.

Fondos sanitarios

Consisten en sustituir la tabla inferior de las colmenas por algún tipo de malla por la que puedan caer los parásitos y por donde no puedan pasar las abejas. El origen de su éxito se debe a que las Varroas se desprenden y caen con mucha frecuencia desde las abejas que están parasitando, es lo que llamamos caída natural. Por desgracia, lo más frecuente en las colmenas con fondo convencional es que los parásitos vuelvan a subirse a las abejas que caminan por los fondos. Por el contrario,

si nosotros ponemos una rejilla, las Varroas caen y no pueden volver a subirse a las abejas. Y lo más sorprendente es que si usamos la rejilla adecuada podremos estar eliminando entre el 25 y el 60 por ciento de los parásitos de la colmena.

Las rejillas que recomendamos deben tener entre 3 y 4 milímetros de luz, suficiente para que caigan los parásitos pero que no permitan el paso de las abejas (Ver foto).

El diagnóstico

El diagnóstico es un pilar fundamental en la lucha integrada contra Varroa.

Es importante conocer el grado de parasitación, especialmente en momentos críticos. Esto nos permite tener tiempo para poder reaccionar con suficiente antelación a la mielada, o para comprobar después de haber realizado un tratamiento si las colmenas están bien.

Ensayos recientes nos han mostrado que el número de Varroas que encontremos en una muestra de abejas adultas o de cría no está correlacionado con el número total de Varroas que realmente hay en la colmena.

Y está comprobado que hay más ácaros en las abejas que están en la zona de cría que en las abejas que tomamos de cuadros de miel; incluso en un mismo cuadro de cría de obreras la distribución del parásito es irregular.

¿Cómo interpretamos los resultados obtenidos?

  • Primera posibilidad. Si vemos Varroas sobre las abejas adultas y/o abejas dañadas, probablemente la parasitación esté alcanzando niveles que consideramos preocupantes.

Debemos entonces hacer una inspección más detallada para asegurarnos de la importancia de la presencia de Varroa y poder tomar una decisión.

  • Segunda posibilidad. Si en la cría de zánganos no aparecen Varroas probablemente las colmenas estén poco infestadas. Por el contrario, si aparece Varroa, debemos complementar esta observación con otras pruebas.
  • Tercera posibilidad. Si se trata de cría de obreras y aparece Varroa, complementar estos resultados con otras técnicas.

Es importante remarcar que llegar a una conclusión utilizando estas técnicas puede parecer en un primer momento como algo un poco vago para concluir si es necesario efectuar un tratamiento. Pero la verdad es que cuando se adquiere algo de experiencia, es posible hacerse una idea bastante real del estado sanitario de nuestras colmenas. Mientras tanto podríamos recomendar algunos niveles orientativos para la toma de decisiones:

-Más del 3 por ciento de Varroas sobre abeja adulta con alcohol: Debemos hacer revisión de la cría e instalar fondos sanitarios o aplicar otras medidas de manejo y, llegado el caso, tratamiento.

– Más del 10 por ciento de Varroas sobre cría de obrera: Instalar fondos sanitarios y, llegado el caso, tratamiento.

-Más del 20 por ciento sobre cría de obrera: Tratamiento inmediato.

– Más del 30 por ciento de Varroas sobre cría de zánganos: instalar fondos sanitarios y, llegado el caso, tratamiento.

Más del 60 % sobre cría de zánganos: tratamiento inmediato.

-Hasta 50 Varroas caídas en 4 días en fondos en otoño: aplicar medidas correctoras, como cuadros de zánganos o tratamientos orgánicos. Por encima de 100 aplicar tratamiento inmediato.

-En primavera y verano entre 100 y 300 Varroas en fondos en 4 días: medidas de manejo, tratamiento orgánico o tratamiento convencional. Por encima de 300 Varroas tratamiento inmediato.

Los tratamientos

En esta estrategia propuesta no se prescinde de los tratamientos, pero sí se debe intentar reducirlos a lo necesario y que el impacto que pueda tener sobre las abejas y sus productos sea mínimo, simplemente se tiene en cuenta que un tratamiento es más efectivo cuanto más necesario (recomendable) sea. Además una buena planificación permite alternar un tratamiento convencional con un tratamiento ecológico. O bien efectuar sólo tratamientos ecológicos.

¿Cómo tratar?

La primera regla es evitar los tratamientos sin sentido. Todos los tratamientos tienen contraindicaciones:

-El timol no se sublima si hace menos de 15 grados, y no es activo, y se sublima demasiado si hace más de 30 grados, perturbando la comunicación por olores entre las abejas y la reina, expulsando a las abejas de la zona tratada, o, incluso, expulsándolas de la colmena

-El oxálico y el fórmico tienen toxicidad para las abejas, la cría y las reina.

-El amitraz, el cumafós, la flumetrina, y el fluvalinato también tiene toxicidad para las abejas y las crías. Así, el tratamiento obligado debemos darlo en el momento adecuado, y con ello nos referimos a aplicarlo dando tiempo a la colmena para que se recupere. Poco va a ayudar un tratamiento demasiado tardío cuando la colmena está “hasta arriba” de Varroas y toda la cría infestada

Una medida útil para combinar con el tratamiento es dejar las colmenas sin cría (incrementamos notablemente la eficacia del tratamiento). Bien retirándola justo antes de iniciar el tratamiento o bien encerrando a la reina con antelación. Sí decidimos hacerlo tenemos que estar seguros de que la colonia tiene abejas suficientes y en buen estado como para superar el periodo sin cría.

3 Comentarios están listos

  1. Me parece a mi o esta nota es para un apicultor hobista, que solo maneja unas pocas colmenas en el patio de su casa.-En particular todos estos consejos los segui en diferentes etapas de la profesion y solo obtuve fracasos yo y mis colegas, que en su mayoria desaparecieron de la actividad, debido a la mortandad de colmenas ya sea por tratamientos erroneos, ineficacia de los medicamentos autorizados por senasa, fumigaciones con insecticidas, glifosato, falta de lugares aptos, y un largo etc.- La sensacion que queda es que hace falta ser cientifico y no productor para sacar miel y que pasa el tiempo y tantas recomendaciones caen en el vacio porque la solucion para combatir los parasitos y las enfermedades aun no existen .-

  2. Buenas tardes, con mucha atencion y interes he leido este mensaje de “Control integrado de Varroa……..” pues estoy muy sorprendido de los metodos que se mencionan aqui, que no han tenido exito en el pasado ni en el presente, segun mi opinion el autor o apicultor que escribe aqui no esta al dia y no puede tener mucha experencia en la apicultura sostenible y ecologica, pues mi opinion es ; “yo tolero estos Informes mencionados aqui pero no los comparto”.Porque prevenir es mejor que curar. Porque no se menciona lo natural que las abejas nos muestran que tiene exito contra la varroa como p.E. el tamaño de las celdillas,el aumento de la temperatura en la cria,la posicion de los panales en la alza de cria segun M. Housel,la distancia de los panales de cria, la cantidad de cria de Zanganos en la colmena,no mas de 10%por colmena, etc. etc.Mi Apiario no ha visto desde muchos años ningun antibiotico ni alguna quimica y he aprendido con los años con mucho exito a covivir con la Varroa a un nivel muy bajo.
    Apicultor
    Ing. Vicente Giner

  3. El mejor tratamiento contra varroa es: Colmenas fuertes con reinas nuevas y tratamientos orgánicos a últimos de otoño y mediados de invierno o sea en el ciclo menor de puesta de la reina. Desde Madrid España Saludos

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar