Creación de núcleos con y sin reina

16

Durante el desarrollo de la primavera, el apicultor puede optar por la creación de núcleos con o sin reina.

Si el objetivo que se persigue es ampliar su colmenar a la brevedad posible y al mismo tiempo intentar cosechar miel dentro de la misma temporada, y a fin de no correr riesgos innecesarios, deberá crear núcleos con reinas que se encuentren ya fecundadas.

Para tal propósito, se debe recurrir a las colmenas que cuenten con buena población, teniendo en cuenta que al extraer panales con cría sellada en su gran mayoría, no las perjudicará.

Lógicamente, para este tipo de manejo ya debe haber estimulado convenientemente dichas colmenas, y al mismo tiempo sin utilizar la rejilla excluidora, con el propósito de que la reina tenga “cámara libre” para que haya una mayor postura.

Los núcleos pueden realizarse con distintas cantidades de panales con cría, pero es lógico suponer que a mayor cantidad, más rápido se desarrollarán y se convertirán a la brevedad en colmenas en producción. Pueden hacerse en colmenas reducidas tipo nuclero o bien en cámaras de cría standard, utilizando tablas divisorias para ir controlando su desarrollo y darle el lugar adecuado cada vez que las abejas lo requieran.

Núcleos ciegos

El sistema alternativo de lo expuesto anteriormente es creándolos sin reina, o sea “ciegos”, pero en este caso, los panales con cría deben ser con postura y larvas a la vista, de tal manera que las obreras que el apicultor oportunamente organizo, tengan la posibilidad de generar celdas reales con el fin de crear a su nueva madre.

El manejo para este tipo de creación es similar al anterior; la diferencia radica en que estos núcleos se lo deben reforzar periódicamente con panales con cría sellada en su gran mayoría, así, cuando nazca la reina, haya suficientes nodrizas para proceder a la alimentación, tanto de ella como de las crías que se generaran al cabo de un tiempo.

En algunos casos, el apicultor realiza estos manejos con el fin de utilizar los núcleos como refuerzo de población para aquellas colmenas que utilizará para cría de reinas y elaboración de jalea real.

Cabe destacar que para este manejo de colmenas se requiere una atención adecuada en tiempo y forma, ya que se estima que un núcleo equivale a una colmena débil, y debe ser manejada como tal, proveyéndole lo necesario hasta su total desarrollo, momento en el cual comenzará a valerse por si mismo.

Algunos especialistas consideran que no es aconsejable esta técnica, porque en estas condiciones y suponiendo que todo marche bien, las primeras obreras de la nueva reina aparecerán recién a los 45 días.

Si se utilizan “celdas maduras” este período se acorta en 12 días, lo cual tampoco nos ahorra tener que reforzar los núcleos, pero este procedimiento es totalmente preferible a los núcleos ciegos.

Empleando reinas fecundadas a los 25 días, comenzarán a aparecer las nuevas abejas y los núcleos bien alimentados marcharán muy bien.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar