Crece la soja, disminuyen las abejas

|  Publicado en:

En los últimos ocho años el crecimiento del monocultivo de soja creció exponencialmente y como contrapartida el número de colmenas no ha parado de disminuir.

La creciente desaparición de abejas es motivo de estudios constantes en distintas partes del mundo y al respecto una de los teorías más fuertes apunta a la perdida de las abejas de su capacidad homing, la cual refiere a la capacidad que tienen las abejas para orientarse en el territorio memorizando puntos de referencia y el panorama de la línea de horizonte, utilizando el sol y la luz polarizadas como brújulas e integrando las trayectorias seguidas en el viaje de ida desde la colmena, señala un informe elaborado por Eduardo Rossi y Fernando Cabaleiro que nuestro medio presenta en versión periodística.
Al perder esta habilidad, se desorientan y no pueden regresar a su colmena lo cual deriva en que terminen muriendo en el campo, en tanto que la colmenacomienza un proceso de abandono y desorden para finalmente colapsar.
Un análisis amplio de la problemática, indica el artículo de investigación tomado por nuestro medio y presentado periodísticamente, lleva a ponderar como causas de este problema a los desmontes y las talas significativas de bosques, sumado por supuesto a el uso masivo de agrotóxicos y al cambio climático.
El trabajo aquí presentado apunta a focalizarse en los impactos causados precisamente por la utilización de agroquímicos. Centenas de artículos indican que el modelo agroindustrial que se maneja actualmente con la implementación de los transgénicos y los millones de litros de agroquímicos son un coctel terminal para las abejas.

Neonicotinoides y su incidencia en las abejas
En la actualidad son utilizados en la mayoría de los cultivos y de hecho Europa viene peleando hace años para que varios de ellos sean eliminados en pos de preservar el medio ambiente.
Los mismos son aplicados en semillas antes de ser sembradas, con el objetivo que el pesticida sea absorbido por el sistema vascular de la planta a medida que la misma va creciendo, dando como resultado una transferencia directa al polen y el néctar que luego la abeja recogerá.
Además, hay que considerar que subterráneamente llegan al agua y en consecuencia a los suelos, generando un tremendo efecto residual que se extiende a lo largo de décadas.
Es importante mencionar que los neonicotinoides afectan directamente el sistema nervioso central de los insectos de tal forma que sus efectos son acumulativos e irreversibles. Una vez que el “veneno” ingreso al cuerpo de la abeja disminuye la respuesta del sistema inmunológico, volviéndolas mucho más propensas a contraer todo tipo de enfermedades.

Datos que asustan
Según los últimos registros publicados por el Ministerio de Agroindustria de la Nación, la población de abejas disminuyó entre el ciclo comprendido entre los años 2010 y 2018. En 2010 había 3.265.000 colmenas y hacia el 2017/2018 la baja alcanzó el 44 %, es decir solamente quedaron 1.828.203 unidades.
Tal como sucede a nivel mundial y como fue presentado en el informe más arriba, el nuevo modelo agroindustrial encabezado por el avance indiscriminado del monocultivo de soja es un factor clave, el más importante sin ningún tipo de dudas.
Los mapas presentados a continuación muestran claramente la relación existente entre las hectáreas sembradas con soja y la consecuente pérdida de territorio para colocare las colmenas y si bien esto no prueba nada, si marcan una tendencia porque el territorio total destinado a dicho cultivo alcanza los 20 millones de hectáreas, las cuales demandan como mínima la utilización de 220 millones de litros de agrotoxicos, tan solo por este cultivo.

En los últimos ocho años se pasó de utilizar 225 a 425 millones de litros anuales de agrotóxicos, marcando una vez más la estrecha relación con la pérdida de apiarios en distintas partes de nuestro país, principalmente en la Pampa Húmeda.
El informe remarca con claridad que las evidencias son contundentes por donde se las mire y que desde los organismos oficiales deben hacer algo para frenar esta debacle sostenida de colmenas y agregó que de mantenerse la tendencia de la última década, hacia 2050 las abejas estarían directamente en peligro de extinción, si no se aplican medidas urgentes como las que se acaban de tomar en Europa

Mira para otro lado
Una de las páginas más contundentes del informe sindica directamente al SENASA como uno de los principales causantes de la problemática aquí descripta, por hacer caso omiso a los contantes reclamos elevados desde distintos sectores y al respecto brinda detalles.
En el 2014, el Centro de Estudios Legales del Medio Ambiente en conjunto con la Sociedad Argentina de Apicultores tras el dictamen de la EFSA que establecía restricciones respecto a los agrotóxicosneonicotinoides solicitaron a SENASA que iniciara el procedimiento de análisis de riesgos a fin de suspender su uso en todo el territorio argentino. En 2015, la Asociación EcovillaGaia insistió con ese pedido, pero SENASA volvió a hacer caso omiso del tema.
Vale considerar que según la reglamentación vigente, si una sustancia autorizada puede suponer un riesgo de lesión aguda no justificada a animales un riesgo para cualquier especie, se debe proceder a un proceso de revisión de los riesgos, y en consecuencia las empresas encargados de la elaboración de estos productos deben presentar nuevas evaluaciones y/o observaciones al respecto.
El proceso puede concluir con restricciones de uso, reclasificación, suspensión y cancelación del registro, y en el caso de los neonicotinoides existe evidencia suficiente para proceder a la cancelación definitiva.

Convenio sobre la Biodiversidad Biológica
Es importante destacar que nuestro país ha suscripto el Convenio sobre la Biodiversidad Biologica, mediante la cual asume las siguientes obligaciones:

• Medidas generales a los efectos de la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica, mediante la elaboración de planes o programas.
• Integrar la conservación y utilización sostenible de recursos en los procesos nacionales de adopción de decisiones.
• Adoptar medidas relativas a la utilización de los recursos bilógicos para evitar o reducir al minimo los efectos adversos para la diversidad biológica, entre otros.
Queda a la luz de las evidencias que ningunos de estos puntos, y muchos otros más que incluye el convenio se respetan en nuestro país, poniendo nuevamente sobre el tapete el juego de intereses y el poder que tiene el sector agrícola por sobre otros con mucho menos peso en nuestro país, dentro de los cuales por supuesto (y lamentablemente) se encuentra la apicultura.
Europa, el ejemplo a seguir
Los autores del trabajo indican que Europa debe ser el claro ejemplo a seguir en estas cuestiones, ya que el problema está en discusión constante dentro del Parlamento de la Comunidad y en consecuencia recientemente se conoció una prohibición parcial de tres neonicotinoides de amplio espectro y que generan grandes dificultades en el sector apícola como son el Imidacloprid, Thiamethoxam y Clotianidina.
Las evaluaciones de riesgos realizadas por la EFSA para establecer estas restricciones se centraron en las rutas principales de exposición: La exposición a los residuos en el néctar y el polen de las flores, la exposición al polvo producido durante la siembra de semillas y la exposición a los residuos en el fluido producido por las plantas tratadas.
Tras cinco años de debates constantes y de establecer un diálogo fluido, finalmente se logró la suspensión total, la cual se implementará antes de fin de año y solo será permitido utilizar estos productos en invernaderos.
Para finalizar los especialistas hablan de la necesidad de salir a replicar esta medida en distintas partes del mundo, para evitar lo que ocurrió en China años atrás, donde ante la falta de abejas, los propios productores debieron salir a polinizar de manera manual, en una imagen pintorezca, pero que pinta de cuerpo completo la realidad que atraviesa el sector apícola a nivel mundial y la incidencia directa que tiene sobre la producción de alimentos.

Más información sobre este tema

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar