Diferentes alternativas para alimentar las colmenas

Cuando el alimento natural no alcanza, es importante estar atento para brindar soluciones en el momento justo.

Si bien es cierto que la abeja puede subsistir sin la ayuda del hombre, a nivel comercial la cría de abejas busca maximizar los rindes y las ganancias.
Las colonias de abejas tienen momentos de abundante y equilibrado suministro natural de alimentos y en ocasiones, a veces muy frecuentes, grandes déficit de algunos de los nutrientes que su organismo requiere.
A los nutrientes necesarios para un normal desenvolvimiento de la colonia de abejas los podemos separar en dos grupos:
– Nutrientes Calóricos, que proveen de la energía imprescindible que el organismo requiere para cumplir con las funciones vitales, y los alimentos que en definitiva formaran en mayor o menor medidas los órganos y tejidos de la abeja, me refiero a los nutrientes proteicos, señala un artículo técnico elaborado por Orlando Valega que Portal Apícola presenta en versión periodística.
A los alimentos calóricos las abejas los consiguen en la naturaleza, principalmente del néctar de las flores, de las secreciones de ciertas plantas y de las excreciones de ciertos insectos (hemípteros, pulgones, cochinillas etc.).
Los nutrientes proteicos los consigue del polen de las flores.
No solo debemos tener en cuenta que hay momentos en que disminuyen las ofertas de los nutrientes naturales sino que también varían las necesidades de estos nutrientes por parte de la colonia de abejas según la época del año y del estado de desarrollo del nido.

Para poder apreciar la importancia de una buena alimentación de la abeja recordemos que mientras la abeja obrera vive 60 días por haber cambiado su alimentación a partir de los tres días de vida en estado larval, la abeja reina llega a vivir hasta 6 años por haberse alimentado toda su vida con el mejor alimento: la jalea real.
De la misma forma, una colonia vista como un organismo, en cada etapa de su desarrollo requiere más o menos nutrientes de un tipo o del otro. Por otro lado hay tareas que cumplen las abejas o la reina que exigen o desgastan más que otras. Las obreras que alimentan a las larvas con jalea real viven mucho menos que una obrera que no tuvo que alimentar a las larvas.

Alimentaciones sustitutas o suplementarias del polen

En otoño no siempre hay un buen aporte de polen de calidad para una adecuada alimentación de las larvas y abejas jóvenes. Al contrario de lo que se piensa o puede parecer lógico, si hay acumulación de polen en los panales, es señal de que algo anda mal en la colonia y una de las razones puede ser la abundancia en el medio de un polen de mala calidad. Esto pone en mayor riesgo a una buena invernada. Por lo tanto hacer una alimentación proteica con polen o algún sustituto de polen, puede ser una muy buena medida preventiva que asegure una buena invernada y un temprano despegue primaveral. Con más razón si se sale de una cosecha de miel de eucaliptos. En este caso conviene trasladar inmediatamente después de la cosecha, las colmenas a otra zona de pólenes multiflorales, y a su vez alimentar si se considerase necesario.

Formulaciones con sustitutos de polen

Harina de soja: Este producto se presenta en dos formas, ya sea desgrasado (menos del 2% de grasa) o tostada (no mas de 5-7% de grasa) Si bien la abeja lo acepta y consume de ambas formas, tiene mayor preferencia por la tostada. Esta contiene del 47 al 50 % de proteína cruda y su relación de aminoácidos es aceptable para el metabolismo de la abeja. La alta cantidad de proteína de la harina de soja puede producir toxicidad en las abejas, por lo cual se recomienda diluirla con polen, azúcar o miel para que la mezcla tenga menos del 30 % de proteína cruda. Nunca se aconseja dar harina de soja pura.
Cabe resaltar que además, se puede combinar con:

Formula 1

4 partes de harina de soja
1 parte de leche en polvo

Formula 2

9 partes de harina de soja
1 parte de levadura de cerveza

Formula 3

5 partes de harina de soja
1 parte de levadura de cerveza
A todas estas fórmulas hay que adicionarles miel o jarabe espeso hasta formar una pasta

Formula 4

Harina de soja desgrasada; 3 partes
Levadura de cerveza;1 parte
Leche descremada en polvo; 1 parte
Jarabe de azúcar o miel hasta lograr una pasta. Hay nutricionistas que afirman que la leche en polvo intoxica a las abejas.

Formula 5

2 partes de harina de soja
0,5 partes de levadura de cerveza
0,5 partes de leche descremada en polvo
7 partes de miel

Formula 6

2,5 partes de azúcar
2,5 partes de agua
2 partes de miel
3 partes de harina de soja

Formula 7

3 partes de harina de soja
1 parte de harina de mijo
6 partes de miel

Mezclar primero las dos harinas y después agregar la miel. Agregar 200 gr dos veces por semana.

Formula 8

3 partes de harina de soja
2 partes de harina de mijo
15 partes de miel
Mezclar las dos harinas y luego adicionar la miel; Aplicar 200 gr dos veces por semana.

Formula 9

7 partes de harina de trigo
3 partes de harina de soja
15 partes de miel
Hay que dejar en reposo por una semana en un lugar refrigerado.

Formula 10

6 kg de azúcar
3 kg de azúcar invertido
1kg de levadura seca de caña de azúcar
Mezclar bien los ingredientes para formar una pasta.

Es importante remarcar que para preparar el azúcar invertido debemos calentar 5 kilos de azúcar con 1.7 litros de agua, cuando comienza el hervor, adicionar 5 gramos de ácido tartárico o cítrico. Mantener a fuego lento por 40 a 50 minutos.

Formulas de “Suplemento Proteico” a base de polen

Las abejas prefieren y consumen con mucho mayor avidez, los alimentos que contienen polen frente a los sustitutos. Estos suplementos son más atractivos para la abeja cuanto mayor porcentaje de polen contengan.
La presencia del polen en los suplementos, transforma a estos alimentos en más palatables y nutritivos para la abeja. La fórmula de suplementos de polen más comúnmente utilizada está formada por polen y harina de soja. Evidentemente en la medida que aumentemos el porcentaje de polen de la misma, mejores serán los resultados.

Formula 1

1 parte de polen seco y molido
3 partes de harina de soja desgrasada
2 partes de agua
4 partes de azúcar
Mezclar bien hasta formar una pasta.

Formula 2

2 partes de polen seco y molido
5 partes de azúcar
10 partes de harina de soja
3 partes de miel

Mezclar bien el polen, la harina y el azúcar, adicionar la miel y mezclar formando una pasta.

Formula 3

1 parte de polen seco molido
4 partes de harina de soja
4 partes de azúcar
2 partes de agua

Mezclar bien los ingredientes secos y adicionar el agua mezclando bien todos los ingredientes hasta formar una pasta.

“Alimentos mixtos” calóricos y proteicos a base de polen

Formula 1

1 parte de polen
1 parte de miel
Azúcar molido, cantidad necesaria
Mezclar bien el polen seco y molido con la miel hasta formar una pasta, adicionar el azúcar molido hasta que permita moldear una torta de unos 200 gr c/u.

Formula 2

Preparar un jarabe bien espeso como el de Azúcar invertido con 75% de sólidos. Mezclar polen seco y molido con el jarabe espeso, lograr una pasta que se pueda manejar con espátula sin que se escurra.
Agregar unos 200 gr por colmena.

Formula 3

Estos suplementos a base de polen y miel o azúcar no son precisamente un alimento proteico ya que tiene menos del 23 % de proteínas.
Otra mezcla que puede ser considerada intermedia como suplemento integral sería la siguiente:

700 g de azúcar
200 g de miel
100 g de Harina de soja
Agregar 200 gr por colmena.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar