Diferentes consideraciones sobre la cera de abejas

Las abejas necesitan cera como material de construcción para sus peines. La producen mediante sus glándulas de cera, que son completamente desarrolladas entre los 12 y 18 días de vida de las abejas, en las mayores las glándulas disminuyen su actividad, aunque en situaciones de emergencia la síntesis de cera puede ser reactivada. Las mayores cantidades de cera se producen bajo condiciones climáticas moderadas entre Abril y Junio.

Las principales materias primas para la formación de cera son los carbohidratos, es decir los azúcares de miel fructosa, glucosa y sacarosa. La relación de azúcar a cera puede variar de 3 a 30, y cuanto más fuerte sea la colonia, menor será la relación y más económica será la producción de cera para la colonia.

La producción de cera y la actividad de construcción del peine en la colonia de abejas se determinan por los siguientes factores:

  • Flujo de néctar: Cuanto mayor es el caudal, más panales se necesitan para el almacenamiento.
  • Crianza de crías: Cuantos más huevos se depositan, más células de peine se necesitan.
  • La presencia de una reina: sólo las colonias con una reina construyen peines.
  • Temperatura: Temperaturas superiores a 15 grados favorecen la actividad de construcción del peine

Gestión de los peines

El manejo exitoso del peine es una parte importante de la práctica de la apicultura. El color del peine cambia de amarillo a marrón y negro, cuando está oscuro se debe a excrementos de larvas, pieles de pupas y de restos de propóleos.

Estos peines contienen menos cera y más proteínas y serán más fácilmente atacados por la polilla de cera.

Cada año los apicultores deben desechar los peines antiguos de la colmena, estimulando así a las abejas a construir nuevos. Los peines de cría deben ser intercambiados en un intervalo de dos a tres años.

 

Fabricación

Mundialmente, la cera de abejas es producida principalmente por los fabricantes especializados de cera de abejas. Los apicultores proporcionan peines viejos o cera cruda.

La buena calidad de la cera depende en gran medida de los métodos de producción.

Fusión y extracción química

La fusión es el procedimiento más utilizado. La cera puede ser derretida por agua hirviendo, por vapor, o por energía eléctrica o solar. La extracción química por disolventes es factible sólo en un laboratorio, donde se necesita una producción de cera a pequeña escala. Los buenos disolventes de cera son gasolina y Xileno. La desventaja de este método es que todos los contaminantes y constituyentes de cera orgánicos de las pupas, propóleos y polen se disuelven. Por lo tanto, la calidad de la cera puede verse afectada.

Los apicultores pueden producir cera de abeja cruda de una manera simple y barata.

 

Métodos de fabricación de cera

– Extracción de agua caliente mediante inmersión forzada:

Los peines se colocan en un saco de yute fuertemente atado. Colocar los sacos en un recipiente con agua y hervir. Como la cera es más ligera que el agua, se filtrará a través del yute y subirá a la superficie. Después que todos los peines estén derretidos, debemos dejar que la olla se enfríe. La cera se solidifica a medida que se enfría, formando un bloque en la superficie del agua. Se deben tirar los residuos que quedan en el saco.

– Extracción con agua hirviendo y prensa de cera: Los peines se colocan en un recipiente de 120 litros con 20 a 30 litros de agua hirviendo y se dejan fundir. Cuando toda la cera se ha derretido, debemos retirar el cableado e inclinar el contenido en una prensa forrada en yute, luego se prensa.

  • Extracción combinada de vapor y prensa: Una cesta metálica de peines antiguos se sumerge en un tanque de agua hirviendo, cerrada con una tapa estanca. Un

Pistón presiona los peines, luego el tanque se mantiene a fuego lento durante aproximadamente una hora. La cera sube a la parte superior del tanque.

 

Defectos de la cera y cómo prevenirlos

– Oscurecimiento de cera: No se debe calentar a temperaturas demasiado elevadas y durante demasiado tiempo puede, ya que puede dañar la cera y oscurecerla.

La cera no se debe calentar en recipientes de hierro, latón de zinc o recipientes de cobre porque los metales hacen que la cera se vuelva oscura. Acero inoxidable o aluminio son los materiales adecuados.

– Contaminación por larvas de Paenibacillus: Las esporas resistentes al calor de larvas de Paenibacillus no se matan por ebullición de la cera en agua. Solamente calentar bajo presión a 120 grados durante 30 minutos mata todas las esporas.

– La cera tiene una estructura crummy: Esto se debe a la saponificación de la cera. El proceso puede ser revertido por ebullición de cera con sulfúrico o ácido oxálico.

– Incorporación de agua: El agua se incorpora a menudo en el proceso de fabricación de la cera. El exceso de agua puede eliminarse calentando a unos 105 grados. Prevenir la formación de espuma por agentes antiespumantes (por ejemplo, silicio).

 

Almacenamiento

Los bloques de cera se secan y se almacenan en un lugar oscuro y fresco. Se pueden almacenar en papel de embalaje, estanterías o en recipientes de acero inoxidable, vidrio o plástico, para la mejor conservación del color y del aroma.

Esto evitará la construcción de “polvo”, que se supone es una sal de ácidos grasos de cera.

La dureza y la rigidez de la cera de abejas aumentan con el tiempo de almacenamiento.

 

Propiedades

El color de la cera de abejas recién producida es blanco, luego se vuelve amarillo. El color amarillo típico se origina de propóleos y polen colorantes. Sin embargo, dependiendo de las cantidades relativas de polen y los pigmentos del propóleo, el color de la cera puede variar.

El sabor de la cera de abejas es normalmente agradable y no es específico – cualquier sabor desagradable es un signo de deterioro de la calidad debido a la materia extraña.

La estructura de la cera de abejas es cristalina.

Un factor importante a considerar es que cuanto más dura sea la cera, mejor será la calidad de la misma.

 

Control de calidad

El control de calidad requiere de una gran cantidad de conocimientos específicos y experiencia.

El control de calidad se puede dividir en 4 pasos:

  • Análisis Sensorial
  • Ensayos físico-químicos después de la Farmacopea
  • Análisis de componentes de cera por cromatografía de gases
  • Análisis de residuos

Los mismos se desarrollan en laboratorios específicos.

Contaminantes

La cera de abejas puede contener contaminantes solubles en grasa y también rastros de diferentes plaguicidas utilizados en la apicultura. Las polillas también pueden ser un factor importante de contaminación.

Medidas preventivas

Los acaricidas no pueden eliminarse de la cera por medios químicos debido a su estructura. La mejor estrategia para mejorar la calidad de la cera es utilizar ácidos orgánicos naturales no tóxicos para el control de Varroa. Los contaminantes, utilizados para el control de las polillas de cera (por ejemplo, p-diclorobenceno y

Naftalina) se pueden evitar utilizando medidas de control alternativas.

La cera de abeja libre sólo se puede obtener en la apicultura orgánica y en países donde las enfermedades de las abejas no son tratadas con productos químicos.

Más información sobre este tema