Efectos de los neonicotinoides sobre las abejas

21689_0_aplicacion_fitosanitarios

En los últimos años se viene generando una controversia muy importante sobre los efectos que los neonicotinoides tienen en las abejas melíferas, lo que culminó en la creación de regulaciones por parte de la Comisión Europea en el 2013 que restringieron ciertos usos de estos pesticidas en los cultivos florales. Este año, la Comisión revisará los estudios científicos más recientes y re evaluará las regulaciones de acuerdo con esto.

En este informe se revisa la relación entre la agricultura y los servicios del ecosistema, y lo que sabemos de su valor económico.

Ciertos cultivos dependen de los polinizadores, y las pestes pueden ser controladas o reducidas por los antagonistas naturales que llegan al cultivo desde la vegetación que lo rodea. Mantener servicios de ecosistemas fuertes y funcionales es una parte crítica de un sistema agricultor sustentable.

En este contexto, se considera el rol de los neonicotinoides y su modo de acción sistémico en las plantas, lo que las hace tóxicas para los insectos que se alimentan de ellas. Esto hace que sean efectivos para el control de un rango de pestes, incluyendo las que se alimentan de la salvia como los pulgones. Sin embargo, los residuos de los insecticidas en la planta permanecen en el polen y en el néctar, lo que significa que también afecta a especies no-objetivo que los recolectan. Además, la transmisión a través de los niveles tróficos también es posible (es decir, abejas que recolectan rocío de miel, predadores expuestos a los pesticidas por las presas que comen).

La abeja melífera se ha convertido en el indicador principal de los efectos de los neonicotinoides, sin embargo, las colonias de estas pueden no ser el mejor indicador. La estructura de las colonias apícolas es tan fuerte que logra amortiguar grandes pérdidas de recolectoras y obreras. Por otro lado, otros tipos de abejas son mucho más sensibles a las pérdidas, y las abejas solitarias no tienen ningún tipo de capacidad de amortiguación. Se concluye, por lo tanto, que proteger a las abejas melíferas no es suficiente para proteger los servicios de polinización u otros servicios de ecosistema examinados.

 

Química y modo de acción

Los nicotinoides son neurotoxinas que imitan al neurotransmisor acetilcolina que se encuentra presente de forma natural. Cuando se adhieren a los receptores nicotínicos de acetilcolina, se desencadena una activación antagonista, que la enzima acetilcolinesterasa no revierte, que no permite degradar estos compuestos sintéticos, por lo tanto el impacto de los neonicotinoides es acumulativo. Luego, los neonicotinoides evocan el mismo efecto que el neurotransmisor acetilcolina, pero de una manera disfuncional, bloqueando la respuesta celular normal lo que termina causando parálisis y muerte. Los receptores de los insectos y mamíferos son diferentes estructuralmente; por lo tanto, la mayoría de los neonicotinoides muestran niveles de toxicidad mucho más bajos en los mamíferos que en los insectos (aunque hay evidencia reciente de que la degradación producto de los neonicotinoides también puede bloquear los receptores de las células nerviosas en vertebrados y se han reportado efectos negativos en humanos luego de exposición a neonicotinoides en Japón).

 

Sistematicidad

A los neonicotinoides a veces se los llama “sistémicos”, lo que significa que son absorbidos por las plantas tratadas y se expanden a todo el tejido mediante el sistema vascular. Esto convierte a la planta en tóxica para los insectos que ingieren partes de esas plantas o succionan sus fluidos. Esto constituye una forma más selectiva y efectiva de atacar las pestes que se alimentan de la salvia como los pulgones y las cochinillas. Sin embargo, todas las partes de la planta, incluyendo el polen y el néctar, contendrán el insecticida de forma que especies no-objetivo que consuman estas partes de la planta también se verán expuestos. Los enemigos naturales, cuando se alimenten de estos insectos contaminados, también pueden entrar en contacto con cantidades significativas acumuladas del pesticida.

Los estudios dirigidos a investigar el destino del insecticida que se aplica en las semillas muestran que la mayor parte del insecticida no ingresa a la planta en desarrollo, sino que ingresa al suelo donde la solubilidad del agua le permite distribuirse junto con las plantas o el curso del agua.

Incluso esa parte del insecticida que está en la planta ingresará al suelo en algún momento debido a la rápida rotación de la biomasa vegetal. Es decir que dentro de una temporada de cultivo, todo el insecticida aplicado habrá ingresado al medio ambiente efectivamente.

 

Evidencia de impacto en organismos no-objetivos

La naturaleza sistémica de los químicos y su persistencia hacen que existan varias formas por las cuales los compuestos de acción toxicológica sean absorbidos por organismos no-objetivo. Entre las cuales se encuentran las siguientes:

  • Polen y néctar contaminados (cultivos y no-cultivos).
  • Rocío directo.
  • Contacto con residuos (por ejemplo, con hojas y tallos contaminados).
  • Ingestión de semillas tratadas (insectos, aves y mamíferos).
  • Partículas aéreas que se liberan durante la siembra de las semillas.
  • Áreas o materiales de nidificación contaminados.
  • Líquidos de gutación (fenómeno observable como pequeñas gotas de agua en la epidermis foliar) y néctar
  • Suelo y agua contaminados.
  • Consumo de una presa contaminada por parte de un depredador.

Estudios de campo han mostrado un rango de efectos subletales en las funciones tanto de abejas individuales como de las colonias (habilidades cognitivas, comunicación, conducta social, localización de un lugar y otras tareas claves).

 

Efectos tóxicos graves de plantas (abejas melíferas)

Las pruebas de laboratorio sobre LD50 (dosis letal para el 50% de los animales testeados) muestran que la Clotianidina, el Dinotefuran, el Imidacloprid y el Tiametoxam son altamente tóxicos para las abejas melíferas. El Acetamiprid y el Tiacloprid tienen diferencias estructurales que los hacen menos tóxicos; el contacto LD50 para el Tiacloprid es 816 veces más alto que para el Imidacloprid. Las abejas melíferas parecen ser más susceptibles a la ingestión vía oral.

Estos son solamente indicadores generales de concentraciones que causan efectos tóxicos directos; algunos productos derivados de los neonicotinoides son menos tóxicos que los neonicotinoides de los que se derivan mientras que otros son aún más tóxicos (por ejemplo el Imidacloprid).

En general, hay una correlación positiva entre la toxicidad de los pesticidas para Apis melífera y otras especies de abejas polinizadoras, teniendo en cuenta que el tamaño del cuerpo es un parámetro clave en la determinación del impacto. Debido a las diferencias fundamentales en los ciclos biológicos, el impacto de la exposición a los neonicotinoides varía significativamente a nivel colonia y población, dependiendo de los ciclos biológicos de la especie de abejas estudiada. Por lo tanto, los estudios realizados sobre A. melífera pueden no ser útiles para predecir los efectos de los neonicotinoides en otras abejas.

 

 

Efectos tóxicos de la exposición directa en abejas melíferas

Las semillas tratadas con insecticidas están cubiertas por un polímero para controlar la liberación de semillas, y se les agrega talco para evitar que se adhieran a la maquinaria. Estos químicos pueden liberarse en forma de polvo, lo que resulta en exposiciones directas que han causado muertes masivas. En 1994, se registraron muertes masivas de abejas melíferas víctimas de la exposición a polvo que contenía Imidacloprid en Francia, mientras que en Alemania, una muerte masiva de abejas melíferas fue causada por Clotianidina.

Diversos estudios demostraron que las abejas melíferas recolectoras pueden recibir dosis letales de residuos de neonicotinoides durante su vuelo, con concentraciones que alcanzan 60 veces la dosis letal. Para reducir este riesgo, se han introducido modificaciones en la maquinaria de sembrado y se han mejorado las fórmulas de tratamiento de semillas. Sin embargo, estas modificaciones consumen mucho tiempo y afectan lasiembra, por lo que su uso no está asegurado. Ahora se están ofreciendo alternativas al talco para reducir la cantidad de polvo durante la siembra. Mientras que en general se acepta que tales mejoras en la maquinaria y en las prácticas han reducido el riesgo de que ocurran eventos de mortalidad masiva temprana, aún hay informes de mortalidad directa.

 

Resistencias de las abejas a agentes agresores del medio ambiente

Debido a la división reproductiva de labores dentro de una colonia, la pérdida de obreras se parece a la pérdida de células somáticas y puede ser tolerada en un nivel sorprendente. Como las abejas son altamente flexibles, las obreras jóvenes pueden comenzar a recolectar antes y las obreras más viejas pueden regresar a ocuparse de la colmena, si fuera necesario. Por lo tanto, pérdidas de cientos o incluso miles de individuos pueden ser compensadas sin que el apicultor lo note. Además, un aumento en la tasa de mortalidad o las restricciones alimenticias por parte de las obreras pueden de hecho aumentar las reservas de miel gracias a una disminución en el consumo. Las colonias de abejas melíferas compensan las pérdidas produciendo muchas obreras a diario; por lo tanto, las colonias son resistentes a pérdidas significativas de individuos, especialmente durante la primavera y el verano, e incluso pueden sobrevivir al invierno. Por este motivo, las abejas melíferas parecen ser un modelo de sistema poco efectivo para evaluar los efectos de estresantes ambientales como los insecticidas porque los efectos al nivel de la colonia pueden pasarse por alto debido a esta capacidad de amortiguación. Sin embargo, las reinas, que usualmente viven por mucho tiempo, pueden ser más vulnerables que la colonia como unidad, y puede que sean reemplazadas más frecuentemente de lo normal si las colonias están bajo estrés crónico.

 

2 Comentarios están listos

  1. Excelente articulo, felicitaciones Portal Apicola.-

  2. Seria bueno saber si en Argentina se estan usando, y si es así cuales son las marcas comerciales que usan estos productos o si hay alguna regulación.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar