El Escarabajo cada vez más cerca

 

Funcionarios de Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones, junto a especialistas del SENASA y del INTA acordaron una serie de medidas a implementar en forma coordinada para evitar el ingreso al país del Pequeño Escarabajo de la Colmena, una plaga que se encuentra actualmente en Brasil, donde provocó graves daños económicos en el sector apícola. Los últimos monitoreos indican que el coleóptero se encuentra a 500 kilómetros de la frontera argentina, es decir que desde principio de año avanzó más de 200 kilómetros.
Ante esta realidad es que convocamos a esta reunión al responsable de sanidad apícola del SENASA Mauricio Rabinovich, quien nos aclaró que tarde o temprano esta plaga llegará a nuestro país, principalmente en las zonas productoras de miel ubicadas en el norte y centro de la Argentina”, dijo el subsecretario de Ganadería de Chaco, Rodolfo Casaccia, y agregó “en esta oportunidad nos reunimos para determinar regionalmente la situación epidemiológica y los trabajos que está haciendo cada provincia para la detección de este escarabajo, que afecta a las colmenas y que tiene una muy alta incidencia en la faz económica del sector apícola”.

Coordinación entre provincias

El subsecretario indicó que “únicamente trabajando en forma coordinada todas las provincias vamos a poder alcanzar resultados positivos, principalmente en lo que respecta a la detección del PEC, un flagelo que hoy está azotando a Brasil, donde provocó graves daños en la economía del sector apícola”.
“El PEC se encontraba en proximidades de la ciudad brasileña de San Pablo, a unos 800 kilómetros de la frontera argentina, pero los últimos monitoreos reflejan que esa distancia se acortó y ahora está a unos 500 kilómetros del límite fronterizo entre Brasil y nuestro país”, afirmó el funcionario chaqueño.
El PEC tiene vuelo corto, por lo que normalmente se traslada en forma camuflada con los transportes de frutas de un lugar a otro, y actualmente tenemos un importante flujo de transporte de frutas de Brasil hacia la Argentina, por lo que el peligro es aún mayor.
Ante este panorama, se coincidió en esta mesa de trabajo que los controles que se tienen que hacer en estos pasos fronterizos deben abarcar carreteras, puentes, vehículos y lanchas.
“Las provincias de la región tenemos que trabajar intensivamente junto a Nación en la detección de este escarabajo. Para esto debemos estar alertas y tomar todas las previsiones que estén a nuestro alcance”, concluyó el subsecretario Casaccia.

4 Comentarios están listos

  1. No entiendo porque pagamos tan buenos sueldos a funcionarios que nos digan cuales son nuestros problemas cuando deberían buscar la solución a los mismos. Para mi la solución al escarabajo son las abejas africanas o las africanizadas, por lo menos en el norte argentino, y a trabajar con dos sahumadores y listo. Otra solución no hay, digan lo que digan.

  2. Si viajan en camión, mañana puede estar en Buenos Aires, porque no hacen dedo, simplemente el destino depende del transporte al que se han subido. Las fumigaciones en frontera nunca dieron resultados, porque para que sea efectiva se requiere de un sistema que no se cuenta en las fronteras – Pensemos en sus enemigos naturales, otros insectos u hongos, bacterias y virus – Tal ves intercediendo en el ingreso a las colmenas o en su ciclo de vida –

  3. Falta mencionar la Pcia de Entre Ríos, que desde la primera hora está trabajando el tema, junto a las otras Pcias, SENASA e INTA.

  4. Hay que detectar al escarabajo rápidamente y eliminar cada foco, antes que sea tarde para erradicarlo ,las provincias no están haciendo nada en absoluto y no lo van a hacer.que esperan para activar a los inspectores apicolas. cuando este expandido por todo el país el senasa va a dar recomendaciones, de que sirve eso. la culpa sera del senasa y todos sus tecnicos inservibles.y el apicultor sera quien reme con este problema.