El “Niño” estaria presente en el invierno

Para el período de Junio a Agosto, aproximadamente dos tercios de los modelos consultados predicen que se alcanzarán los umbrales de El Niño, mientras que los modelos restantes predicen que continuarán las condiciones neutrales.

La mayoría de los modelos climáticos pronostican que a mediados de año se podría desarrollar el fenómeno climático de El Niño, pero que todavía es demasiado temprano para estimar su fuerza.

El Niño, caracterizado por temperaturas inusualmente cálidas en la superficie del centro y el este del Océano Pacífico tropical, tiene un impacto significativo en el clima en muchas partes del mundo y una influencia de calentamiento sobre las temperaturas globales, según un informe elaborado por la Organización Metereológica Mundial.

Para el período de Junio a Agosto, aproximadamente dos tercios de los modelos consultados predicen que se alcanzarán los umbrales de El Niño, mientras que los modelos restantes predicen que continuarán las condiciones neutrales. Unos pocos modelos pronostican un inicio de El Niño más temprano, como en mayo.

Influencias en Argentina

Según todas las predicciones el fenómeno de “El Niño” haría aumentar las lluvias en invierno y la Primavera del Hemisferio Sur. El agua superficial del pacífico ecuatorial sigue en lento calentamiento y hay más esperanzas de la continuidad de este nuevo Niño en invierno o al final del Otoño. Estas previsiones se están basando, además, en el aumento de los vientos de las últimas semanas.

“Es demasiado pronto”

Según un grupo de especialistas del Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno El Niño (Ciifen) las condiciones de calentamiento llaman la atención y son preocupantes. Sin embargo, cómo va a evolucionar ese calentamiento y cómo podría impactar al Ecuador en los próximos meses es algo que en este momento no se lo puede definir, ni se lo podría calificar como un evento de El Niño.