El problema apícola no se resuelve con la trazabilidad

 

Autoridades presentes durante la reunión del Consejo Apícola Nacional cuestionaron seriamente la agenda de temas planteados, e indicaron que no se atienden realmente los problemas del sector.
Al respecto en representación de SADA, Pedro Kauffman fue muy contundente y afirmó “lo que siempre planteamos en estas reuniones es que cada año vemos caer el número de apicultores de manera sensible. Tenemos datos que en los últimos 10 años el numero cayó aproximadamente un 50 % y eso no se arregla con tambores nuevos o tambores reciclados.
No se arregla con trazabilidad en la miel, hay otros problemas que el gobierno junto con las organizaciones de los apicultores debe atender”, y profundizó “nos están poniendo una agenda que no es la agenda de la apicultura. Acá hay otras cuestiones que deben debatirse. Poder lograr sostenibilidad en los procesos de producción no pasa exclusivamente por los tambores o por el RENAPA on-line”, y siguió “otro de los problemas centrales es la destrucción del ambiente, implica el desmonte, la sojización de los campos, la utilización intensiva de agrotóxicos. Tenemos menos ambiente, menos pastizales, menos lugares en donde las abejas se puedan desarrollar, por lo tanto hay una destrucción de todas las producciones agrícolas tradicionales”. Es importante aclarar, según señaló Kauffman a nuestro medio, que desde el organismo plantearon la necesidad de tocar estos temas pero no fueron incluidos en la agenda del día. Para finalizar expresó “la apicultura en la mayoría de los países esta creciendo en el numero de apicultores, y acá decrecen cada año.
Si el Consejo Nacional Apícola debe discutir algo, es eso, qué políticas agroganaderas se van a dar para tener actividades productivas en equilibrio y que una no haga desaparecer a las otras”.
Con respecto a la polémica tras los tambores UN, señaló que elevaron varios pedidos formales a SENASA para conocer con más precisión el tema pero jamás recibieron respuesta alguna y añadió que la funcionaria del organismos indicó que los apicultores tienen una importante responsabilidad en el problema. “En este tipo de reuniones lo que intentamos es construir y me parece una falta de respeto que un funcionario se lave las manos y diga que SENASA no es responsable”, enfatizó Kauffman
En sintonía el representante por Santa Fe Raúl Stefanazzi destacó “hubo ciertos cruces entre la enviada de SENASA que culpó a los productores por no controlar los tambores que utilizan. Lo cual me pareció muy desafortunado porque ellos compran un tambor con rotulo de aprobación de SENASA”, y continúo “como corolario a esto se está trabajando en un proyecto de resolución con respecto a tambores para hacer una estandarización de medidas, chapas y demás y esta en discusión si se van a auditar los tambores por algún organismo especializado y quién lo hará porque quedó comprobado que SENASA no tiene la capacidad operativa como hacerlo”, y cerró “debe estar porque es el organismo referencia para el mundo en el negocio agroalimentario. Pero conocemos las falencias que tiene y el absoluto estado de necedad para reconocerlos y reconvertirlos”.
Para finalizar, vale destacar que muchos de los representantes indicaron a nuestro medio que se mostraron preocupados por la representatividad real del Consejo en la toma de decisiones, apuntando principalmente a que solamente había cinco apicultores presentes, de los cuales tres pertenecían a la misma entidad.

Tambores

Desde SENASA y la Cámara de Exportadores ven con mejores ojos la utilización directamente de tambores nuevos y en principio comenzaría un proceso para poco a poco dejar de utilizar reciclados. “Va a empezar una campaña de transición del reciclado al tambor nuevo. Se le pidió un régimen de promoción al Estado en ese primer paso de uno a otro. Buscarle la vuelta para que el costo del tambor pueda disminuir un poco y haga más fácil la transición”, manifestó a nuestro medio el representante de productores apícolas de Corrientes Pablo Vallejos.
Además, durante la reunión se expresó que las nuevas exigencias a los reciclados provocarían que el costo de estos se eleve incluso superando el valor de los nuevos. No desaparecerían pero el proceso debería hacerse a cero y certificarse en forma privada.
En principio esto entraría en vigencia para la cosecha 2018/2019, en consonancia con algún pedido de Estados Unidos de recibir solamente miel en tambores nuevos.
Para finalizar, Mercedes Nimo aclaró que están trabajando en la apertura de nuevos mercados, uno de los cuales sería China. “Esto nos genera una cierta preocupación siendo que ellos son uno de los principales competidores que tenemos en el mundo. La experiencia indica que China tuvo estos vínculos con otros países donde se dieron triangulaciones”, sentenció Kauffman.

1 Comentario está listo

  1. Hace tiempo que se reclama hablando….no seamos tan ingenuos…organizemos un plan de lucha y movilización . Esta claro que no somos visibles y con la buenas intenciones no alcanza.