“El productor debe controlar y denunciar el ataque de langostas”

 

Héctor Medina, Coordinador del Programa Nacional de Acridios de SENASA, dialogó con nuestro medio para brindar distintas precisiones sobre el avance de la plaga de langostas en nuestro país.
Sin dudarlo el profesional afirmó que la situación es compleja y que el la plaga ya atacó a diez provincias. “Se firmará un plan regional para abordar la problemática de forma conjunta con Paraguay y Bolivia porque ellos también tuvieron problemas. La idea es tender a unificar criterios en cuanto a vigilancia, control y comunicación”.
Actualmente las zonas más complicadas son Salta, Jujuy, Tucumán y parte de Santiago del Estero, aunque vale destacar que se está dando un avance sostenido rumbo al sur y ya llegó a Río Cuarto, ciudad cordobesa que se encuentra a tan solo 200 kilómetros de la Provincia de La Pampa.
Desde 2014 este problema está explotando demográficamente en diferentes puntos del mundo. Es una situación generalizada, y por ejemplo se dio la aparición de distintas especies de langostas en Nicaragua, Madagascar, y en territorio asiático.
Al respecto Medina afirmó “nosotros desde hace varios años venimos vigilando y controlando zonas como el norte de Córdoba, Santiago del Estero, La Rioja y Catamarca lugares típicos de langostas, pero el problema escaló, estimo principalmente por las condiciones climáticas”, y redondeó la idea “se dieron condiciones previas de inviernos benignos que permiten que en lugar de dos hayan tres generaciones de langostas al año. Lo que estamos viendo es la segunda y en parte del país ya estamos viendo la tercera generación.
Cabe remarcar que el problema sino se controla va escalando y la siguiente generación va a ser mayor por la gran capacidad reproductiva que tiene la langosta, entonces hay que cortar el ciclo mediante control con insecticidas. Además, una sequía importante podría colaborar. “Hay que bajar la población previo a la postura de huevos. Estamos trabajando en alternativas al control químico pero es un proceso largo”, profundizó.

Los controles

Medina aseguró que el 24 de junio se detectó el ingreso de la plaga al país y en ese momento SENASA articulando con las diferentes provincias vienen haciendo controles.
Esto lo maneja SENASA que coordina a nivel nacional y tiene planes definidos de acción con cada provincia- estableciendo parámetros de controles, determinando roles y funciones.
Sin embargo, la responsabilidad de control cae en el productor, que debe informar en caso de realizar alguna aplicación, y SENASA brinda asistencia técnica. “El productor debe denunciar la presencia de la plaga y avisar cada vez que hace un control y pedir un permiso de aplicación de insecticidas, que tienen que estar dentro de la legislación de cada provincia. Igualmente los equipos de SENASA están todo el tiempo arriba del terreno”, afirmó Medina.

¿Por qué se llegó a esta situación?

“No estamos seguros que haya habido fallas en los controles. Nosotros controlamos donde se cree que están los focos de explosiones demográficas que son las zonas mencionadas anteriormente. En estas áreas no teníamos problemas, y en consecuencia se maneja la hipótesis que pudo haber algún escape de esa zona o que el origen del problema fue fuera de la región que no era monitoreada y esto provocó que el problema escale como lo viene haciendo”.

¿Cómo afecta al sector apícola?

El sector apícola se puede ver afectado de dos maneras. Una (como ocurrió en Chaco y Santiago del Estero) es la disminución vegetativa del monte nativo y la otra sufrir por la aplicación de insecticidas de amplio espectro.
Frente a esto, Medina aseguró que vienen trabajando de manera conjunta con el área apícola del SENASA, con la parte de RENAPA y con técnicos del Ministerio de Agroindustria. “Es importante que los productores apícolas estén inscriptos para saber al momento de hacer una aplicación si está cerca o no de algún apiario. Además que estén atentos a la web de SENASA donde aparece en un mapa donde se van haciendo los controles”, y finalizó la idea “cuando se va a efectuar una aplicación nosotros controlamos que no haya un apiario cerca, que este dentro del radio de seguridad para no verse afectado y a partir de ahí aprobar o desestimar una aplicación química”.
Para concluir Medina señaló que existe la chance concreta que la plaga siga avanzando hacia abajo, pero esto dependerá mucho de los vientos.

Recomendaciones de SENASA

El organismo brindó una serie de consejos sobre como actuar ante la aparición de la plaga, dependiendo del estadío de la misma.

Adultos. Las mangas de adultos podrán ser tratadas de forma aérea, recomendando realizar la aplicación con la manga asentada, teniendo en cuenta la disminución en cuanto a superficie que posee la misma cuando está posada, generando menor impacto ambiental, menor costo de aplicación y menor riesgo para el aeroaplicador. Los controles también podrán ser efectuados de forma terrestre.

Juveniles-ninfas. El control de los estadíos juveniles se debe realizar en forma terrestre, pudiendo complementar las acciones en forma aérea ante determinadas situaciones que permitan la eficacia del control. El tratamiento podrá realizarse en aplicación directa utilizando productos de contacto o en forma preventiva en franjas y/o bandas, con la utilización de productos sistémicos.

Huevos. El control en estadío de huevo se debe realizar mediante labores mecánicas para exponer los huevos a la superficie y que pierdan viabilidad. De no ser posible, se deberán marcar los sitios de postura para realizar controles tempranos ante la detección de nacimientos.