Estudios sobre neonicotinoides

En 2013 las autoridades de la Unión Europea prohibieron por el término de dos años el uso de insecticidas de la familia de neonicotinoides, ante la evidencia de que los mismos estarían afectando la salud de los insectos polinizadores.
Al respecto, en las últimas semanas se hicieron públicos dos estudios que indicarían que esos insecticidas, derivados de la nicotina, presentan un riesgo evidente para las abejas.
La primera investigación, realizada en laboratorio y coordinada por Geraldine Wright del Instituto de Neurociencia de la Universidad de Newcastle (Reino Unido), descubrió que tanto abejas melíferas como abejorros preferían alimentarse con soluciones de tiametoxam e imidacloprid (dos insecticidas neonicotinoides) que con sacarosa.
“Los neonicotinoides actúan en las abejas como la nicotina en los humanos. Las abejas tienen receptores sensibles a esos compuestos en las áreas cerebrales responsables de los recuerdos agradables. Así que se puede deducir que los neonicotinoides actúan como una droga para las abejas”, explicó Wright.
La otra investigación, realizada por investigadores de la Universidad de Lund (Suecia), consistió en evaluar el comportamiento de abejas silvestres y melíferas en campos de colza tratados con clotianidina (un insecticida de la familia de los neonicotinoides) y con un fungicida no sistémico. El estudio demostró que se redujo la población de insectos polinizadores silvestres en aquellas zonas tratadas con clotianidina, pero no mostró evidencia de que el mismo afecte a las abejas melíferas.
“En este punto, ya no es creíble sostener que el uso agrícola de los neonicotinoides no daña a las abejas silvestres”, aseguró el entomólogo de la Universidad de Sussex (Suecia).
En la Argentina el uso de clotianidina está registrado como insecticida para tratamiento de semillas de once cultivos, mientras que imidacloprid y tiametoxam están autorizados para uso en veinticuatro cultivos.

 

5 Comentarios están listos

  1. Me parece muy bien que empecemos a preocuparnos por los neonicotinoides , estos curasemillas que estan de moda ,prohibidos en Europa hace unos años y acá se usa hasta en las semillas de verduras que comemos.Tenemos que tener conciencia que la savia de la planta esta envenenada envenenamos el girasol y luego usamos el aceite,envenenamos el maíz y comemos el choclo ,la polenta,etc.,
    Es necesario en nuestro caso la Sada representante del sector Apicola solicite una reunión urgente con el Inta y el SENASA para que se expidan en el tema ,hace mas de 25 años que estoy con la Apicultura y hace mas de 15 años que curo las colmenas con productos aprobados y la mortandad de colmenas es mayor Me gustaría escuchar la opinión de los colegas sino le esta pasando estos ultimos años lo que estoy comentando
    Que por lo menos los Entes oficiales averiguen porque se prohibieron en la Union Europea

  2. Adhiero a lo que comenta Walter.-En mi caso he llevado colmenas a polinizar girasol y quedan totalmente desplobladas, ya hace años que no realizo dicha practica.-El despoblamiento de las colmenas indudablemente esta relacionado a los insecticidas.-Por ello es necesario que las entidades que representan a los apicultores en general y los entes gubernamentales pongan manos a la obra y propongan ideas para limitar el uso de los neonicotinoides, ya que su uso es indiscriminado y en la practica carece de control estatal.-La apicultura esta condenada si no se hace algo al respecto y los pocos lugares aptos estan en zonas inhospitas y de dificil acceso y ni hablar de los gastos de movilidad y trabajo en esas condiciones, haciendo inviable la produccion por los costos.-Saludos colegas y a opinar sobre este tema y presionar a las autoridades para que hagan algo, sino siguen durmiendo la siesta.-

  3. estoy en la apicultura por mas de 25 años zona de gualeguay he perdido apiarios completos por el uso de los neonicotinoides sin tener repuesta de ninguna autoridad tanto inta como senasa .Hoy los apicultores estamos desprotegidos y nesecitamos urgente politicas claras y economicas que respalden nuestra actividad ya que esta es fundamental para el cuidado del medio ambiente y eje de nuestra actividad regional. A la falta del compromiso politico desaparecen año tras año apicultores que abandonan su actividad porque no pueden subsistir.

    • Tenes mucha razon Andres, en particular cuando fui a quejarme ante las autoridades municipales de la zona donde me fumigan las colmenas, los de la Secretaria de la Produccion me miraban como si fuese fantasma, no entienden nada y Senasa brilla por su ausencia, estamos desprotegidos, hablar de problemas como el de la apicultura no interesa, por eso es bueno que por todos los medios divulguemos este drama hasta que se instale en la opinion publica, porque ahora son las abejas y mas adelante le tocara el turno a los humanos.-Saludos.-