Europa apunta a un etiquetado claro de las mieles

En diferentes puntos de la Comunidad reclaman más transparencia y mayor defensa de los apicultores locales.
La interprofesión apícola francesa (INTERAPI), se reunió con el Ministerio de Agricultura de dicho país para solicitar, entre otras cuestiones, que se establezca el etiquetado obligatorio de origen de la miel.
Vale mencionar que hace unos meses atrás, el sector apícola francés constituyó una interprofesional apícola con una rama de la producción y otra de la transformación con el fin de representar al sector ante las autoridades, promover la producción, defender la imagen de la miel y estar al servicio de la investigación, y precisamente en esta oportunidad lo que se solicita es utilizar en el marco del etiquetado la mención “mezcla de mieles procedentes de la UE/fuera de la UE, en el caso que sea necesario, y desde el Ministerio se mostraron propicios a este proyecto y propusieron defenderlo también a nivel europeo.

 La Interprofesión

Las organizaciones que forman parte de la interprofesión son la Federación Nacional de Asociaciones Regionales de Desarrollo de la Apicultura, Confederación Campesina, Coordinación Rural, Federación de Comercio y Distribución, Federación de Cooperativas Apícolas Francesas, Federación Francesa de Apicultores Profesionales, Productores de Jalea Real, Unión Francesa de la Miel y la Unión Nacional de Apicultura, lo cual muestra claramente al analizar el número de entidades que participan la intención de recuperar al sector apícola y en consecuencia por todo esto toma mucha relevancia mejorar el tema del etiquetado, que tanta controversia viene generando desde el 2000 a esta parte en distintos puntos de la Unión Europea, donde se considera que no existe una clara defensa de los apicultores locales y que muchas veces se encuentran en total desventaja frente a las mieles de bajo costo que ingresan desde otros países.
Esta movida, que tiene como claro objetivo defender las mieles propias de la Comunidad Europea, también se está encarando en otros países de importancia apícola a nivel mundial y por ejemplo en España un grupo de organizaciones reclamaron a las autoridades de turno que se modifique la normativa que rige en la actualidad para obligar a detallar el país de origen y su porcentaje de miel en el etiquetado correspondiente, algo que por ejemplo ya existe en Italia, Grecia y Polonia.
Sin dudarlo, las entidades vinculadas al sector apícola hablan claramente de falta de transparencia, ya que la normativa actual permite a los operadores etiquetar mieles con menos del 1 % de miel de la UE como como “mezcla de mieles UE – no UE”, sin indicar si la miel proviene de tal o cual país. Al respecto enfatizaron que esta reglamentación atenta claramente contra lo establecido en la normativa comunitaria en materia de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios ya que las leyendas admitidas por la Directiva inducen a confusión y desinformación y los más perjudicados al respecto son los propios consumidores, los cuales están adquiriendo un producto donde la procedencia no queda del todo clara.
Siguiendo por esta línea, las organizaciones de apicultores consideran que esta modificación es fundamental para permitir a los apicultores diferenciar sus producciones frente a las de otros países, y agregaron que la situación resulta cada vez más preocupante porque las importaciones que provienen de terceros países son crecientes y porque las rutas por las cuales ingresan son cada vez más complejas, con el agravante que estas mieles muchas veces no están sometidas a los altos estándares de calidad y sanidad, principalmente la miel que ingresa desde el mercado asiático.
Gran aumento

 


Tal como lo refleja el grafico (Importaciones totales de miel)que ilustra la nota, en España el crecimiento de las importaciones en la última década ha sido muy importante pasando de las 15 a las 30 mil toneladas aproximadamente, y la preocupación va también en aumento porque la situación lejos de normalizarse continúa en alza y por ejemplo de 2016 a 2017 el incremento de las importaciones alcanzó el 14 %.
Vale resaltar que el 55 % de la miel se importa de países no pertenecientes a la Unión Europea, siendo China el principal proveedor tal como anunciamos. Además, a esta cantidad de miel no comunitaria habría que sumarle la que se introduce mediante otros estados miembros y que no se refleja en las estadísticas.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar