Evaluación de la conducta higiénica de colmenas

central2

Para las abejas, la conducta higiénica es un mecanismo de resistencia natural contra las enfermedades, cuya variabilidad y heredabilidad la califican como un rasgo básico en programas de selección genética. Sin embargo, los instrumentos clásicos de evaluación requieren un gasto de tiempo que entorpece su utilización. En el presente trabajo se realiza la evaluación de este mecanismo en un Centro de Cría de Abejas Reinas mediante el método del pinchado, utilizando la aguja clásica (instrumento 1) y el instrumento 2, consistente en 100 agujas insertadas en una base de acrílico.

Se trabajaron 15 colmenas de tipo Langstroth, durante los meses de Enero a Julio, y se tomaron dos panales con cría de 16-17 días (pupas de ojos rosados) del centro de las cámaras de cría y se seleccionó un área de 100 celdas y dos panales por colmena, con uno de los instrumentos en cada panal. En el área seleccionada se puncionaron las celdas para matar a las pupas y se determinó el porcentaje de celdas limpias a las 24 horas.

El apiario mostró valores medios de conducta higiénica de 90,3 % con el instrumento 1 y 92,5 % con el instrumento 2, sin diferencia significativa. El ahorro de tiempo fue de 89 % con el instrumento 2, sin el tedio que supone realizar 1500 punciones, contra solo 15 acciones.

En la apicultura moderna, los Centros Genéticos de Producción de Abejas Reinas son los encargados de obtener y comercializar reinas certificadas, a partir de colmenas seleccionadas como pies de cría por su fortaleza, ausencia de enfermedades, bajos índices de infestación por el ácaro Varroa y alta conducta higiénica.

El método de producción aplicado es el Doolittle modificado, el cual contempla la selección de las colmenas «paternas» aportadoras de zánganos en la zona del emplazamiento, y las «maternas», encargadas de suministrar las larvas que darán origen a las reinas en un área distante, de manera que se garantice un alto grado de heterosis.

En la actualidad, las peores enfermedades de las colmenas de Apis melífera son la varroosis (ocasionada por el ácaro Varroa destructor) y las enfermedades infecciosas de la cría. En cualquier programa de selección, la presencia de manifestaciones clínicas de enfermedades infecciosas es excluyente, pero considerando que el ácaro Varroa está presente en todas las colmenas, se toman en cuenta los índices de infestación, ya que las colmenas con los más bajos valores deben mantener un mejor estado de salud y resentirse menos su productividad por la acción perniciosa del parásito.

Los llamados «Mecanismos Naturales de Defensa Colectiva» de las colmenas contribuyen a reducir la prevalencia de enfermedades infecciosas y mantener bajos índices de infestación de ectoparásitos, como el ácaro Varroa; de estos mecanismos, los más útiles para los programas de selección son la conducta higiénica, la baja atractividad de la cría, la supresión de la reproducción del ácaro y la sensibilidad higiénica a Varroa, aunque existen otros de más difícil evaluación e incierta heredabilidad.

El comportamiento o conducta higiénica es la habilidad que tienen las obreras para detectar larvas, pupas enfermas o muertas, desopercular las celdas y remover, hacia el exterior de la colonia, la cría afectada que contienen. Estas abejas poseen mayor sensibilidad olfatoria y son capaces de discriminar entre crías normales y anormales a una baja intensidad de estímulo. Sobre este comportamiento pueden influir la edad de las crías, la abundancia de abejas adultas jóvenes, crías en la colonia y la intensidad del flujo de néctar recolectado por las abejas. A continuación se presenta un trabajo elaborado por Anisley Pérez Hernández y Jorge Demedio Lorenzo cuyo objetivo es evaluar la conducta higiénica en colmenas de Apis mellífera por el método del pinchado con dos instrumentos.

central

Materiales y métodos

La conducta higiénica se determinó por el método de punción de la cría con la aguja de acero inoxidable y por el empleo del nuevo instrumento.

Para la evaluación de la conducta higiénica, se identificaron dos panales de cada una de las colmenas en estudio y se seleccionó, en cada uno, un área de diez por diez centímetros con cría operculada entre 16- 17 días de edad, para aplicar en cada área los instrumentos 1 o 2, según correspondía.

Se contabilizó inicialmente (cero horas de realizar la punción) la cantidad de celdas operculadas y las celdas desoperculadas con cría. Se devolvieron los panales puncionados a sus colmenas de origen y, a las 24 horas de realizada la punción, se contabilizó la cantidad de celdas desoperculadas, las que aún estaban operculadas y las que contenían crías. Se procesaron los datos por la fórmula de conducta higiénica total (Diferencia entre las celdas operculadas iniciales, celdas operculadas finales y celdas con cría a las 24 horas del estudio / celdas operculadas iniciales) por cien.

Los datos fueron tabulados y analizados con el programa estadístico Statgraphics Plus 5.1. Se empleó estadística descriptiva, Test de Student, para comparar el tiempo invertido en el pinchado de la cría con ambos instrumentos, y comparación de Proporciones para la comparación de los valores porcentuales de la conducta higiénica.

 

Resultados y discusión

La conducta higiénica es un mecanismo de defensa colectiva de alta heredabilidad, y aunque no ha mostrado una especificidad significativa contra el ácaro Varroa, se mantiene como un rasgo imprescindible en los programas de selección y mejoramiento genético de la apicultura, siempre que estos tomen en cuenta los indicadores de salud. Si se considera que la varroosis es una enfermedad que, como norma, se presenta en concomitancia con diversas entidades micóticas, bacterianas y virales, contra las cuales la alta conducta higiénica juega un papel fundamental, no es posible que se excluya de la evaluación de un CGR (Centro Genético de Abejas Reinas), cuyas colmenas fueron seleccionadas sobre la base de un programa que contempla dicho requisito.

Las evaluaciones seriadas mensuales de la conducta higiénica, durante siete meses, arrojaron 91,9% con el instrumento 1 y 92,5% con el instrumento 2.

En igual sentido, algunos autores consideran que una colonia higiénica debe remover 80 % o más de la cría muerta. Sin embargo, existe un criterio diferente de otros autores que elevan la cota hasta 95%, por lo que las colmenas del CGR que alcanzaron valores superiores a 85%, clasifican como higiénicas para estos criterios.

En la elección del método a utilizar para evaluar la conducta higiénica, se determinó que el perforado es más eficaz en cuanto a la cantidad de crías muertas removidas, más rápido, práctico y económico. Al evaluar la capacidad discriminatoria, costo y facilidad de aplicación de la punción con alfiler entomológico.

La diversidad de los resultados observados, puede deberse a que la reina usualmente copula con diez a diecisiete zánganos para poder llenar su espermateca, donde guarda los espermatozoides en paquetes que va utilizando en forma alterna y que pueden aportar o no la característica higiénica. De forma similar ocurre con las diferencias entre meses, sobre las que puede estar incidiendo. Además, el flujo nectario enmascara en parte la Conducta Higiénica baja, porque al aumentar éste se incrementa la limpieza en la colmena, pero no para eliminar crías enfermas o muertas, sino en preparación para la recepción de néctar, aunque éste es un factor que debe incidir en todas las colmenas.

Al existir una alta oferta de néctar y por una actitud de atesoramiento de reservas, las obreras optan por remover nidada, lo cual evita el esfuerzo de construcción de nuevas celdas y, por consiguiente, esta actividad incrementa la conducta higiénica. Sin embargo, las colmenas de un CGR no están sometidas al esfuerzo productivo de las comerciales y resulta poco probable que tal sustitución tenga un efecto significativo.

La principal limitante para la evaluación sistemática y masiva de la conducta higiénica de las colmenas es la disponibilidad de los medios necesarios y el tiempo que requiere tal actividad, unidos a una baja percepción del valor de esta prueba por los apicultores. El presente estudio brindó la oportunidad de comparar el instrumento tradicional de pinchado con el instrumento 2.

Se comprobó que el pinchado, celda por celda, requirió un gasto de tiempo que casi multiplicó por 10 el necesario para realizar esa misma operación con el instrumento 2. No existen antecedentes de la utilización de un medio similar para esta evaluación en las colmenas, pero resulta de interés la reducción del tiempo de ejecución, factor decisivo para su utilización en la producción. En el caso del instrumento 1 el tiempo empleado es de algo más de dos minutos contra los 23 segundos empleados con el instrumento 2.

Con el nuevo instrumento sería conveniente perfeccionar el método, a pesar de que los valores medios alcanzados con ambos fueron iguales. Se debería lograr una adecuada pericia del operario y trabajar en la búsqueda de una solución intermedia, que requiera algo más de tiempo que el instrumento 2, pero mucho menos que el instrumento 1, para lo cual ya se desarrolla una variante de peine con 10 agujas.

Con el instrumento 1 se evidenció una mayor uniformidad en los resultados entre meses (dos categorías diferentes en las maternas y tres en las paternas), que con el instrumento 2 (cinco en las maternas y siete en las paternas). Estos resultados se pueden considerar como la expresión de la reducción de la exactitud con el instrumento 2, a cambio de una economía del tiempo medio invertido, aunque en términos biológicos, ambos ubican a las colmenas en una posición similar respecto a las exigencias del programa de selección.

Al considerar el total de evaluaciones de conducta higiénica realizadas con ambos instrumentos, las colmenas maternas alcanzaron una media de 93,51%, superior al 90,58% de las paternas. Ambos grupos estuvieron a un nivel superior de los determinados en colmenas no selectas.

Teniendo en cuenta estos resultados, debe considerarse que para los programas de selección se deben establecer criterios propios de cada lugar, sobre la base de la media y los valores extremos de expresión de la Conducta Higiénica en la población dada.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar