Fue aprobada la Ley de Convivencia Ambiental de Córdoba

Finalmente fue aprobada la polémica Ley de Convivencia Ambiental de Córdoba, impulsada por el oficialismo y que había despertado una enorme polémica con distintos grupos ambientalistas.
El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo sufrió modificaciones en el texto original y fue aprobado con los votos de todos los bloques parlamentarios excepto del Frente de Izquierda y de los Trabajadores. El legislador De Lucca, del Frente para la Victoria, se abstuvo.

Algunos puntos de la Ley

– Estudio de impacto ambiental debe ser de carácter interdisciplinario y presentado en una sola y única vez y aquel que resulte rechazado no puede reiterarse.

– Incorporación de la Iniciativa popular como otro modo de acceso a la consulta popular y la facilitación del proceso de certificación de firmas.

– Impulsar el proceso de ordenamiento territorial ambiental en la Provincia.

– Creación y ampliación del Fondo de protección ambiental al sostenimiento del Plan ambiental territorial, los planes estratégicos ambientales y al plan quinquenal de salud,

– Recomendación para promover en el ámbito del Ministerio Público Fiscal la creación de Fiscalías ambientales a los efectos de practicar la investigación penal preparatoria en aquellos delitos en que se atente contra el medio ambiente.

– Incorporación de los Intendentes al Consejo Provincial de Ambiente.

– Facultad indelegable del Estado para el control y evaluación de los Estudios de Impacto Ambiental.

La visión de los ambientalistas

Sostienen que el proyecto, enviado por el gobernador José Manuel de la Sota, se mantuvo oculto hasta el momento de la aprobación y motivó la desconfianza de los vecinos de distintas localidades del país que vienen organizándose contra el saqueo y la contaminación ambiental, que se movilizaron hasta la sede de gobierno.
“Nosotros sabemos que ellos votan siempre a favor de las multinacionales, por eso vinimos hasta acá. Cuando vimos la ley, notamos que hay un artículo en el que se hace un reordenamiento territorial. Esto quiere decir quiere que empresas que antes no podían instalarse en determinadas zonas ahora sí van a poder hacerlo. Es la forma de abrirle la puerta a Monsanto y tantas otras multinacionales. Es la profundización del modelo saqueador”, aseguró Sofía Gatica, una de las madres de Ituzaingó, referentes en la pelea contra los agrotóxicos en Córdoba.
Por su parte, vecinos que integran la asamblea ciudadana de Malvinas Argentinas, que se oponen a la radicación de Monsanto en esa ciudad, reconocieron que la nueva ley es un avance pero dijeron que les preocupa de qué manera se aplicará. Asimismo, repudiaron los hechos de violencia en las afueras de la Legislatura y afirmaron desconocer quienes los perpetraron.

“Desde el inicio pensamos que esta ley era para lavarle la cara y legalizar el proceso de instalación de Monsanto. Pero reconocemos que lo que se sancionó fue superador del proyecto inicial del Ejecutivo”, expresó Gastón Mazzalay.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar