Garantizar que las colmenas dispongan de alimento suficiente

REsis_Cuma_003

Desde el Área Apícola de SENASA, Mauricio Rabinovich brindó recomendaciones pensando en el año complicado que se avecina como consecuencia de la incidencia de “El Niño”.

“No hay que perder de vista que el pronóstico vigente para éste verano es que la magnitud del fenómeno puede ser importante, y actuar en consecuencia”. “Hay que hacer las previsiones necesarias para considerar la posibilidad de no poder estar atendiendo las colmenas en tiempo y forma, las recomendaciones deben apuntar a garantizar que las colmenas dispongan de alimento suficiente en cantidad y calidad”.

El profesional añadió “se debe rever críticamente el plan alimenticio y nutricional que cada productor lleva adelante para garantizar la calidad de los productos de la colmena, lo cual incluye replantearse la estrategia de alimentar con jarabe para que en estos casos el excedente del mismo no se incorpore a la miel producida”. “Hay que verificar que las colmenas no estén apoyadas en el suelo sino en soportes, que dispongan de material para el crecimiento y colecta de néctar hasta tanto se pueda acceder a ponerles más material. Todo esto está asociado al grado de acceso al colmenar que cada productor tiene en cada campo. Este crítico aspecto es el que nos puede garantizar que podamos acceder para realizar los tratamientos sanitarios contra Varroa aun en condiciones de anegamiento o inundación”, redondeó la idea.

Faltan productos…

Rabinovich aprovechó el contacto con nuestro medio para aclarar que aparecieron varios casos de Nosemosis en el centro y sur del país, y frente a la necesidad de tratarlas con fumagilina se vio que se dificultó acceder a los productos aprobados para esta enfermedad. “En este sentido recibí la consulta si el SENASA prohibió la venta de estos productos, y esto no es así, por lo que la falta de los mismos obedece a otras causas”. “Estoy en contacto con el área correspondiente para ponerlos al tanto de esta situación para que evalúen cómo se puede salir de este escenario dado que el riesgo es que se utilicen productos no aprobados para uso en apicultura, situación en la que no debiéramos incurrir”, finalizó.

Sin respuestas sobre Varroa

Consultado por nuestra redacción sobre la incidencia de la Varroa en éste invierno, Rabinovich aclaró. “Lamentablemente no estoy en condiciones de responderte, ya que objetivamente las respuestas van a surgir de la próxima encuesta de manejo sanitario que vamos a difundir a partir de Octubre”.

Situación de Nosema

En colmenas de la región andinopatagónica, norte de Buenos Aires y áreas afectadas por las recientes inundaciones hay casos de alta carga esporular de Nosema, aunque desde SENASA remarcaron que no tienen la cifra exacta de la cantidad de casos ni productores involucrados.

“Es altamente probable que hayan confluido varios factores determinantes. Colmenas que aún se manejan con el “poncho” en otoño e invierno generando excesos de humedad interna, mal manejo nutricional, colmenas en campos inundados o anegados coincidentes con días ventosos y muy frescos (las abejas no salen a evacuar los intestinos)”, afirmó Rabinovich. “En los casos que me comentaron que no correspondía a zonas inundadas, coincidían las otras condiciones”, aclaró.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar