Incertidumbre sobre que tambores comprar

|  Publicado en:

Desde mitad de este año, los fabricantes y recicladores de tambores para miel cumplen con el Nuevo Standard de Calidad que garantiza la inocuidad de los mismos como envases en contacto con alimentos.
Los apicultores ya no tendrán que elegir entre comprar
tambores nuevos o reacondiconados considerando la calidad
de inocuidad de los mismos sino que su decisión pasará
exclusivamente por el tema del precio, ya que SENASA
estableció el cumplimiento obligatorio de la Resolución
5-E/2018. El mismo se basa en la certificación de atributos
y procesos de calidad mediante un protocolo de fabricación
para tambores nuevos o un protocolo de reciclado para
tambores usados.
El principal requisito de la Resolución 5-E/2018 para
tambores reciclados es que los mismos provengan de la
industria alimenticia, lo cual da garantía de inocuidad al
comprador de tambores reciclados. Los tambores nuevos
y reciclados presentan características técnicas y de calidad
que garantizarán los requisitos del mercado nacional e internacional.
Al respecto y en diálogo con nuestro medio desde CIPSA,
Julio Fontan remarcó. “Nosotros tratamos de comprar
siempre que se puede tambores nuevos, pero si los reacondicionados
están bien hechos y certificados no habría
ningún problema”, aunque planteó el interrogante sobre si
realmente se inspeccionarán todos los tambores. “Si se encuentran
residuos del antiguo contenido ahí se complica. Si
cumplieran la norma no habría ningún tipo de problemas”.
Fontan, dedicado a la compra y venta de miel, resaltó
que varios reciclados tenían diversos problemas con desbordes
de la miel, descascaro de la pintura, problemas en
la chapa y más, aunque aclaró que ahora con la estructura
nueva esto aparentemente no ocurrirá.
Por su parte Marcelo Salas, Presidente de la Cooperativa
Apícola de Chascomús manifestó que él siempre trabajó
con reacondicionados y jamás tuvo problemas para poder
colocarlos. “Lo que se dice es que hay algunas empresas
en Estados Unidos y en Europa que solamente aceptarán
nuevos, pero esto va a depender de muchas cuestiones
donde la principal es el resultado de la cosecha y la disponibilidad
de la miel”, enfatizó, al tiempo que comentó “hoy
no sé que tambor comprar. Si compro nuevo siento que
pierdo un montón de plata y si compro reacondicionados
no tengo la certeza que voy a poder vender”. Hoy un tambor
nuevo (con el dólar a 40 pesos) está en el orden de los
1500 a 1600 pesos, mientras que un reciclado oscila los
1.000, y para finalizar Salas remató “me parece que es una
estrategia entre los exportadores y las tamboreras. Huelo
un acuerdo entre ellos”.

Requisitos
A continuación, se enumeran los requisitos establecidos a
partir de la nueva resolución de SENASA sobre el tema.
De gestión
■Buenas Prácticas de Manufactura desde la recepción de las
materias primas hasta el despacho del producto terminado.
■El Control de los Procesos de Fabricación y Reciclado.
■Trazabilidad del producto terminado a la materia prima.
De producto
■Especificaciones técnicas que deben cumplir los tambores
metálicos
■Certificados transaccionales que amparan cada lote de
tambores fabricados o reciclados
■Etiquetas de SENASA emitidas a cada Operador aprobado
por el Organismo de Control.
Además, se considera que mediante esta resolución se
terminaron las dudas sobre qué tambor comprar, ya que
ambos darán como resultado un producto final de excelente
calidad y presentación; trazabilidad del producto y además
la posibilidad de evitar los problemas de etiquetado.
Uso de tambores para la próxima cosecha
Entre los apicultores reina una gran incertidumbre sobre
qué tambores se podrán utilizar para envasar la miel durante
la cosecha que está pronta a comenzar.
Al respecto, la Secretaría de Gobierno de Agroindustria
y SENASA informaron a los productores y operadores de
la cadena apícola los recaudos a tener en cuenta para la
nueva temporada.
En tal sentido, se permitirá a los productores envasar
la miel en tambores que se hayan adquirido antes del 5 de
enero de 2018, fecha de publicación de la vigente norma
(Resolución E-N°5/2018 tambores etiquetados) y se encuentren
comprendidos bajo las características establecidas
dentro de la derogada Resolución N°121/98 (envases
con zona planografiada).
Los mismos deberán encontrarse adecuadamente
acondicionados en los locales habilitados por la autoridad
competente y ser trasladados con su identificación de origen
y documentación de amparo (remito comercial) correspondiente.
Otro de los requisitos es que se encuentren ya
habilitados y aprobados bajo la Resolución N°5-E/2018.
A su vez el SENASA señaló que en la normativa vigente
se encuentran contemplados los requisitos que deben
cumplimentar las empresas en cuanto a la certificación de
los procesos de fabricación o reciclado por parte de una
entidad certificadora pública o privada, autorizada por el organismo
sanitario, de acuerdo con el protocolo de aprobación
y control establecido en la Resolución N° 280/2001,
quedando de este modo aptos para su utilización en el envasado
de miel a granel.
Cualquier requisito adicional que pudieran contemplar
los mercados de destino de la miel, se tratará de cuestiones
de índole estrictamente comercial, que no atañen al organismo
sanitario.

Más información sobre este tema

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar