Invierno con muchas lluvias

clima

Tras un otoño con abundantes precipitaciones y un marcado descenso de las temperaturas, ahora nos enfrentamos a un invierno con lluvias inusuales, fundamentalmente como consecuencia del desequilibrio oceánico atmosférico que genera un Niño fuerte que tarda en irse. “Estamos atravesando una situación de lluvias inusuales para el invierno, lo que se debe al impacto de El Niño en el centro-este de la región pampeana, específicamente las zonas  sur y este de Córdoba, sur de Santa Fe, Entre Ríos y norte de Buenos Aires”, asegura un informe elaborado desde el Centro de Investigación de Recursos Naturales (CIRN) del INTA que nuestro medio presenta en versión periodística.

En tanto que el especialista Eduardo Sierra remarcó “las amplias reservas de humedad dejadas por El Niño, y los extensos espejos de agua que subsisten sobre el Litoral Fluvial, generan sistemas locales de precipitaciones que mitigarán en buena medida los efectos depresivos de La Niña”.

Una de las consecuencias principales de esta puja entre la acción residual de El Niño y el avance de La Niña será que “durante la campaña 2016/17 el sistema climático se comportará en forma muy irregular, lo cual se manifestará en la distribución de las precipitaciones”.

Coexistirán amplios focos con valores superiores a lo normal (áreas en celeste a azul), con igualmente amplias extensiones con registros inferiores a la media (áreas en amarillo a rojo), mientras que las superficies con valores dentro del rango normal (áreas en verde) serán escasas.

Por su parte, Carlos Di Bella, director del Instituto de Clima y Agua del organismo, resaltó los datos del informe semanal elaborado por el instituto, que indican que los acumulados más importantes de precipitación de Junio han sido observados sobre el NEA, este de Córdoba, sur de Santa Fe, sudeste de Buenos Aires y este de Río Negro.

A su vez, citó la última previsión del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) para el trimestre Julio-Septiembre de 2016, que indica que se darán precipitaciones con valores entre normales a superiores a lo normal en áreas del este de Buenos Aires y Entre Ríos, con probabilidades de ocurrencia entre el 40 y el 50 %.

De acuerdo con las estimaciones del CIRN, el invierno continuaría con una humedad mayor que la habitual para esta época del año y habrá pocos días de frío. Según estiman, “el invierno va a terminar rápido” y para después de Agosto continuará a secarse.

Verano

Durante el verano se acentuarán los rasgos climáticos propios de “La Niña”. Allí se hará patente la irregularidad esperada para la próxima campaña.

Al inicio de la estación, tormentas cordilleranas tardías provocarán precipitaciones abundantes sobre el sur del área agrícola de Chile, a la vez que impulsarán masas de aire frío hacia Argentina, dando como resultado un verano con fuertes oscilaciones térmicas, en el que se alternarán intensas olas de calor, con cortos pero intensos descensos térmicos.