La apicultura patagónica se reunió en Aluminé

El evento tuvo lugar durante tres días y dejó muy conformes a apicultores presentes y organizadores.

En la localidad neuquina de Aluminé, se desarrolló la tercera edición de Alumiel.

La misma tuvo lugar por espacio de tres días y congregó a productores de la región patagónica como así también a visitantes de Chile.

Sin dudarlo, y al ser consultados por nuestro medio, los presentes destacaron la importancia de este evento para que la actividad pueda ser conocida en la zona como así también resaltaron la calidad de las diferentes disertaciones que se llevaron adelante.
Entre los temas que se trataron se pueden mencionar los siguientes: Uso de diferentes herramientas para  el control de plagas y especies vegetales invasoras. Criterios y momentos  de utilización de diferentes métodos.  Consideraciones e interacciones a  tener en cuenta para la toma de decisión del tipo de control a realizar; Control de déficit nutricional en colmenas y Presencia de virus en apiarios de Argentina.

Además, se realizó un taller de hidromiel (ver aparte) a cargo del especialista Germán Sarmiento, como así también hubo cata de mieles patagónicas y visitas al establecimiento de extracción y fraccionado o talleres de capacitación.

En las instalaciones del Salón Municipal y durante las tres jornadas, mediante la instalación de stand se comercializaron distintos productos y derivados de la colmena.

Sobre la Muestra, la representante apícola de Neuquén, Nancy García, expresó su satisfacción por la cantidad y calidad de participantes como así también resaltó la juventud de muchos participantes y agregó que la idea es seguir trabajando de manera colectiva en distintos proyectos que le permitan a la Patagonia mantener su status de zona natural.
Para cerrar es importante mencionar que Aluminé es elegida como la sede del evento porque allí reside el mayor número de apicultores de la provincia, porque están organizados en una Asociación, la gente de la localidad es muy hospitalaria y trabaja mucho por el evento y además cuentan con el apoyo del municipio local.

Concurso de mieles

El toque de color y sabor fue brindado por el concurso de mieles, donde se analizaron 38 muestras y resultaron ganadores los siguientes apicultores:

1º premio claras. Julio Parada de Las Ovejas, Neuquén.

2º premio claras. Walter Medel de Las Ovejas, Neuquén.

1º premio oscuras. Cooperativa Apícola de Centenario y Vista Alegre, Neuquén.

2º premio oscuras. Damián Daich de Epuyén, Chubut.

Vale mencionar que el concurso es organizado por INTI Patagonia Norte con sede en Neuquén se basa en una Prueba de Preferencia Global con los asistentes a la Expo

Alumiel interesados en participar. Se les entregó un kit de evaluación y planillas para completar. Se definieron las mieles ganadoras a partir de los datos generados por los participantes y obtenidos de esta prueba.

Las mieles ganadoras de cada categoría fueron las de mayor aceptabilidad.

La cata estuvo a cargo del público asistente al Salón Municipal donde se desarrolló el evento y este año, a diferencia de los anteriores, la gente eligió otros sabores ya que las mieles premiadas ninguna pertenecía a los  productores aluminenses. Esa es la idea de este tipo de cata » que la gente empiece a conocer y gustar de otras mieles, refirió Nancy García.

La palabra de un ganador

Walter Medel, se refirió al concurso de miel en el cual se quedó con el segundo lugar en mieles claras y señaló que este es un premio al esfuerzo que viene realizando hace muchos años para mantenerse en la actividad a pesar de la crisis.  Destacó que vende su producción de manera fraccionada y que este año pudo duplicar su cantidad de colmenas llegando a sesenta, lo cual sin dudas es un avance muy importante.

 

Taller de hidromiel

Los presentes resaltaron la calidad del taller que se desarrolló sobre hidromiel a cargo de Germán Sarmiento, quien actualmente forma parte de la Cooperativa Apícola de San Martín de Los Andes aportando todo su conocimiento sobre el tema.
El especialista en diálogo con nuestra redacción remarcó que la producción de hidromiel es una búsqueda de placer, de mezclar ingredientes para conseguir algo original.

Con respecto a los orígenes de la bebida, explicó que en la mitología escandinava, los recién casados deben tomar esta bebida durante 28 días como símbolo de fertilidad.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar