La cosecha avanza con muchas dificultades

La temporada de cosecha se encuentra en sus últimas semanas de desarrollo en un 70 % del país y los resultados no son demasiado alentadores.

El inicio de la primavera hacia ilusionar a más de uno, pero luego las condiciones climáticas comenzaron a jugar su partido con mucha sequía e incendios en algunas regiones de la Provincia de La Pampa por ejemplo o excesos pluviométricos con anegaciones de caminos e incluso colmenas arrastradas por el agua en distintos puntos importantes de la apicultura nacional.

Se vislumbraba al inicio una zafra interesante y se llegó a mencionar incluso que se esperaba cosechar más de 60 mil toneladas, sin embargo actualmente los entendidos en la materia hablan de una temporada que a duras penas se posicionará alrededor de las 45 mil toneladas.

Al respecto y para tener más precisiones, nuestro medio dialogó con apicultores de distintas zonas del país.

Buenos Aires

Como sucede habitualmente debido a su enorme extensión, la realidad en territorio bonaerense difiere sustancialmente entre una zona y otra.

Lo cierto es que buena parte del norte de la Provincia se vio afectada por las inundaciones, el desborde de los arroyos llevó consigo apiarios completos y obviamente provocó que los caminos rurales quedasen intransitables dificultando el ingreso para poder atender y/o cosechar las colmenas, tal como ocurrió en Pergamino y La Emilia, dos de las localidades que se vieron más afectadas.

En la franja central de la Provincia, la lluvia fue acorde a las necesidades, sin embargo la irregularidad térmica ocasionó que las colmenas no pudieran desarrollarse con normalidad. “El año pasado hicimos 25 tambores, y este año no creo llegar siquiera a los 10”, graficó la situación José Luis Burgos.

Junín viene muy atrasado y recién a fines de Enero comenzó a mejorar e ingresó algo, pero la situación es bastante floja.

En tanto que desde Escobar, cerca de la región del Delta, Javier Meuli indicó que se perdió la cosecha de primavera y que estima no sacar más de 10 kilos de promedio.

Siguiendo la recorrida nos encontramos con Ricardo Toellner de Trenque Lauquen que aseguró “estoy hace treinta años en el rubro. Con seguridad digo que va a ser la peor cosecha de mi historia”, y añadió “tengo una decisión bastante firme de abandonar la apicultura, todo dependerá de cómo evoluciona el precio de la miel”.

En tanto que desde Lima Carlos Avigliano manifestó “arrancó lindo, se cortó en Noviembre por frío primero, sequía después, llovió antes de Navidad y las colmenas perdieron vigor”, y redondeó “ahora parece que se recuperaron pero no es zona de grandes mieladas, así que será una cosecha mala”.

Mientras  que desde la región de Arrecifes Juan Kussrow indicó que viene bastante irregular, aunque se mostró preocupado porque ya comenzaron con las fumigaciones, en tanto que como contrapartida remarcó que en la zona de isla viene bastante bien, aunque están al límite con el nivel del agua y recién a mediados de Enero se pudo ingresar.

Para finalizar la recorrida por Buenos Aires, llegamos al sur donde puede hablarse de rindes entre los 15 y 20 kilos por el momento en el sudoeste, con algunas complicaciones por ataques de tucura, en tanto que hacia la costa nos encontramos con un panorama bastante dispar entre un apiario y otro, aunque el estimado oscilará entre los 20 y 25 kilos aproximadamente en el mejor de los casos.
En tanto que en Azul y zona de influencia la cosecha empezó recién a mediados de Enero con una primera vuelta donde se pudo apreciar una disminución de un 50 al 60 % en relación a la zafra pasada. Se espera la segunda vuelta no muy buena ya que si bien hay buena población de abejas, existe poca floración por la sequía.

Entre Ríos

La situación en territorio entrerriano fue cambiando con el desarrollo de la cosecha, para pasar de esperanzas de una buena cosecha a la necesidad casi imperiosa de que la chilca y el eucalipto terminen salvando la zafra.

Desde Urdinarrain Leandro Bernhardt mostró todo su malestar y expresó “tenemos 2400 colmenas y sacamos apenas 45 tambores durante la primera vuelta lo que cual es sumamente preocupante”, y cerró “la miel no tiene precio y a este ritmo no cubriremos los gastos este año. Habrá que ir a Tucumán y Santiago del Estero para intentar sobrevivir a esta crisis”.

Al respecto Walter Preiss manifestó que todavía no hay miel para levantar y que están apostando todo a que acompañe la chilca.

Continuando con la recorrida desde Larroque, Nazareno Tolossa remarcó que recién (fin de Enero) estaba comenzando a haber algo de entrada y añadió que tuvo muchas complicaciones climáticas. “Vengo mal, el año pasado tuve dificultades en la isla y ahora la crecida del arroyo me llevó las colmenas. Llovieron 190 milímetros en dos horas”.

En tanto que desde Maciá, Fabricio Raticelli cambió el optimismo de Noviembre por la preocupación. “Acá está parada la entrada de néctar, estamos esperando que empiece a florecer la chilca y algo de eucalipto. Apenas llevamos sacados un promedio de 10 a 15 kilos”.

Córdoba

Las complicaciones por el exceso pluviométrico son muy graves en el sur provincial y al respecto Javier Cersósimo precisó “es un desastre. Para tener una idea el 24 a la noche llovieron 150 milímetros y el 25 llovieron 50 milímetros más. Se llenó de agua y se cortaron los caminos rurales”, y prosiguió con su descripción “recién empecé a cosechar las colmenas a mediados de Enero con un tractor y un acoplado y todavía hay lotes a los cuales no puede llegar e incluso algunas colmenas ahogadas y demás. Esta realidad es general en la zona. Tanto en el departamento Roque Sáenz peña como el Roca”.

Otra dificultad es que se fumigó mucho con avión porque al no haber piso firme no podían hacerlo de forma terrestre así que hubo mucha mortandad de abejas en piquera.  Pero estas dificultades no son sólo propiedad de la zona, por ejemplo desde Laspiur Franco Muller se lamentó porque la cosecha es bastante pobre, pero además por las dificultades que tienen para acceder a los apiarios.

Por su parte desde Bell Ville, Valentín Araquiztan se lamentó porque en Noviembre estaban para sacar 50 kilos y ahora apenas llegarán a los 20, y agregó que no encuentra ninguna explicación lógica de porque se cayeron tanto, ya que las condiciones climáticas fueron normales.

Hacia el norte, más precisamente desde Brinckmann María Rosa Hernández expresó “es desparejo, en algunos apiarios está mejor que otros, pero hablando con algunos apicultores nos dicen que hicieron una primera vuelta y es difícil que haya otra. Por suerte las lluvias pararon un poco y nos han dejado ir a cosechar algo, pero por lo que se ve no hay gran rendimiento”.

A contramano de todos sus colegas desde La Playosa Julio Leiba se mostró muy contento por la zafra. “En mi caso tuve una excelente primera vuelta, con colmenas parejas cargadas de miel. Estoy mas que satisfecho”.

Santa Fe

En el norte provincial se habla de una cosecha bastante buena, tal como afirmó desde la localidad de Malabrigo Antonio Fabbro, quien expresó “el panorama es bastante general por suerte. Anduvo bien la cosecha de girasol por ejemplo”.

Según las primeras estimaciones los promedios rondarían entre los 30 y 35 kilos por colmena en general, con algunos casos puntuales que se posicionan sobre los 40 kilos.

Sin embargo bajando, la situación es más compleja principalmente por el exceso de lluvias, tal como destacó desde Rosario José Gimenez, quien aseguró que venia todo bastante bien pero ahora hace varias semanas que no se puede ingresar y adelantó que en la zona de islas se espera una buena cosecha.

Hacia el sur la temporada está en la recta final con promedios generales que rondarían entre los 15 y 20 kilos por unidad.

La Pampa

Tras una temporada (la anterior) con promedios que rondaron entre los 45 y 50 kilos, los apicultores pampeanos iniciaron esta cosecha con un marcado optimismo, sin embargo hoy esperan, al menos, obtener la mitad de kilos en relación al 2016.

Desde Victorica Eduardo Gimenez expresó al respecto “en el monte nada, con tanto viento, seca e incendios, salvó un poco el que pudo llevar al girasol”.

En sintonía desde Doblas Jorge Páez se explayó “en el monte no se obtuvo nada de nada con bastante frío por la noche e incluso alguna helada”, y prosiguió “luego vinieron a la pradera y faltó agua, por lo cual el panorama siguió siendo complejo.

Sin embargo, existen algunos oasis como por ejemplo en Arata donde viene realmente muy bien.

Cuyo

En territorio cuyano viene desarrollándose con lentitud la temporada, tal como manifestaron desde la Provincia de Mendoza, donde las mayores dificultades surgen en el sur.

Por su parte en San Juan todavía no hay demasiadas novedades de cosecha, principalmente por la sequía que se arrastraba en la zona, según adelantó Alejandro Beja. “Viene muy atrasada y la verdad que los ánimos están por el piso”.

En tanto que en San Luis, más precisamente desde Villa Mercedes, José Riso resaltó que por el momento han realizado una sola pasada, aunque sin dudarlo afirmó “la realidad es que a nosotros los apicultores en este momentos nos preocupa más el precio que la producción”.

Tucumán

La cosecha en buena parte de la Provincia es de regular para abajo, con varias colmenas atrasadas y los rindes al 50 % de lo habitual, según remarcó Pablo Pizzoni, y en concordancia Marcos Gramajo aseguró “viene muy desparejo. Algunos cosecharon, otros están con las colmenas lindas a punto de hacerlo y otros todavía se encuentran alimentando”.

1 Comentario está listo

  1. en Cnel. Pringles Bs.As. vamos a sacar menos de 20 kg. de promedio, cuandoel año pasado estuvimos en 45-50.