La cosecha y un panorama complicado

Las lluvias excesivas provocaron serios inconvenientes en el normal desarrollo de la temporada. La Pampa aparece como la mejor zona del país.

SONY DSCLa temporada apícola está en pleno desarrollo y en líneas generales hubo serias complicaciones climáticas en varios puntos fuertes del país.
Las lluvias causaron problemas en algunas localidades de la Provincia de Buenos Aires, pero principalmente en el norte santafesino, mientras que en Entre Ríos también generaron un corte en la entrada pero las abejas ya habían recolectado alrededor de 20 kilos por colmena.
En el sur de la Provincia de Córdoba parece mejorar con algunas lluvias hacia mediados de Febrero, mientras que en La Pampa todo es optimismo e incluso siguiendo la proyección hasta el momento se puede vaticinar una cosechar con rindes que en algunos casos pueden alcanzar los 40 o 50 kilos por colmena.

Buenos Aires: La realidad en suelo bonaerense es muy dispar y depende principalmente de la zona donde se encuentran los apiarios ubicados, ya que al aumento de los campos con soja todos los años, se sumaron las condiciones climáticas adversas y el anegamiento de campos y caminos como consecuencia de las lluvias excesivas.
Este panorama lo gráfica con claridad desde la localidad de Trenque Lauquen Ariel Simón, quien afirmó que la zafra viene irregular y profundizó en su relato “hace falta algo más de humedad. El girasol ya se terminó y quedan algunas esperanzas en algunas pasturas, cardos o melilotus”.
Por su parte desde Bragado, Paula González brindó detalles específicos de la temporada. “La situación empezaba a mejorar a principios de Enero, lo cual nos permitió la nucleada tardía, con entrada por aporte de Cardo, Melillotus, Trébol Blanco y otras rastreras. Sin embargo, luego registramos pillaje producido por la falta o corte de néctar y un marcado consumo de miel por parte de la colmena”. “Si bien las colmenas están fuertes en población no tienen gran predisposición al pecoreo, y menos en horas tempranas de la mañana cuando el vuelo es nulo. Por supuesto, la cosecha se hará esperar y los rindes también”, redondeó.
En sintonía desde San Vicente, Miguel Ángel Riedel destacó “fui a revisar los apiarios y existe muy poco acopio. Hay mucha floración, pero lamentablemente las abejas están juntando muy poco”.
Esta realidad es similar en otros puntos provinciales como Coronel Suárez, donde los apicultores aseguraron que las colmenas están realmente muy desparejas y que la falta de precipitaciones de consideración frenaron todo el desarrollo, por lo cual las expectativas no son muy alentadoras, aunque todavía mantienen la esperanza de un repunte hacia el cierre de la temporada, ya que comenzó a llover más regularmente y se “reverdecieron” las esperanzas.
Esto también se da en Ayacucho, donde Martín Lo Pinto afirmó que comenzó la cosecha, pero que por el momento está faltando agua y eso preocupa a los productores.
En tanto que viajando hacia la localidad de San Pedro, nos encontramos con Alexis Rodríguez, quien posee colmenas en la zona de islas y destacó “hay mucha abeja tomando el alza pero los cuadros están vacíos”, situación a la cual por el momento no le encuentra una explicación razonable.
Para concluir con la recorrida llegamos al sur provincial, con una zafra que viene regular en el sudoeste y con promedios que podrían alcanzar aproximadamente los 25 kilos por unidad, en tanto que por último desde la costa (sudeste) Nahuel Izurieta destacó que lleva cosechados unos veinte kilos por colmena aproximadamente.
Santa Fe: Tras un arranque sumamente esperanzador allá por Septiembre, con colmenas que salían fuertes del invierno y buena floración, el panorama cambió radicalmente en el norte santafesino y lo que asomaba como una gran temporada terminó convirtiéndose en un gran dolor de cabeza para los apicultores.
Sobre el tema, Antonio Fabbro con una mueca de resignación destacó “ya la cosecha prácticamente terminó en toda la región y la realidad es muy pobre”, y continúo “los promedios rondaron los diez kilos de promedio y algún afortunado pudo llegar a cosechar 15”. “No se pueden entrar a los campos a atender las colmenas. En diez días llovieron más de 600 milímetros y eso nos perjudicó claramente. En Diciembre se cortó la entrada”.

Bajando hacia la región central nos encontramos con Rodrigo Longo de Rosario, quien tiene colmenas en la zona de islas y se mostró muy conforme con los resultados obtenidos en la primera vuelta. “El rinde fue el esperado y bueno por cierto. Unas 500 colmenas nos dieron un promedio de casi 17 kilos, siendo que algunos colmenares tardaron en arrancar y a otros solo les hicimos un corte para generar espacio”, y enfatizó “es bueno arrancar así, aunque observé algunos lotes con poca cría y espero que paren un poco las lluvias para que aumente la población para la próxima pasada”. “Normalmente hacemos tres cosechas y la primera siempre es la mas despareja, con colmenas que les saqué 50 kilos y otra apenas 10”, finalizó.
Mientras tanto, en el sur de la Provincia la cosecha se presenta dispar, con algunos apicultores que esperan promedios cercanos a los 25/ 30 kilos, y otros que apenas llegarán a los 15.
Entre Ríos: La cosecha en la Provincia de Entre Ríos se encuentra “pasada por agua”, como graficaron los apicultores consultados por nuestro medio, aunque vale la salvedad que las abejas alcanzaron a juntar varios kilos de miel.
Desde el centro, más precisamente en Gobernador Mansilla, nos encontramos con Damián Rostán, quien señaló “la cosecha venía realmente muy bien hasta fines de Diciembre y luego comenzó a llover cada dos o tres días lo que cortó la entrada”. “Existe una floración bárbara, pero las abejas no pueden trabajar”.
Sin embargo, Rostán destacó que muchos apicultores ya llevan extractados entre 20 y 25 kilos por unidad.
En tanto que desde Paraná, Gustavo Reziale, también manifestó que la cosecha actual ronda aproximadamente los 20 kilos de promedio, aunque agregó “en una semana llovieron 250 milímetros y la realidad es que no podemos ingresar a los campos”, y fue más allá en su explicación “ahora apuntamos todo a la chilca, pero necesitamos días lindos para poder llegar a los apiarios y trasladar las colmenas”.
Llegando a Maciá, nos encontramos con Fabricio Raticelli quien detalló la realidad actual. “La cosecha viene complicada, acá en la zona están levantando y está dando un promedio de entre 5 y 8 kilos. Una miel entre clara y ámbar”, y siguió “está empezando a florecer la Palma caranday que da muy buen aporte a polinifero a la colmena para levantarla”, y proyectando lo que viene añadió “en cuanto a la chilca hay ya algunas plantas que están abriendo. Esperemos que con tanta agua caída crezca con fuerza y cantidad de néctar para tener esperanza de buena cosecha”.
Para cerrar desde Urdinarrain, Leandro Bernhardt comentó “estoy diez kilos para atrás con relación a otros años y además hay una gran cantidad de colmenas zanganeras”.

Córdoba: Tras las lluvias mejoró algo el panorama en el sur de la Provincia Mediterránea, tal como lo reflejó Yair Nihany quien comentó “comenzó a haber algo más de entrada y el panorama parece mejorar”, y agregó “nosotros hacemos una sola pasada, vamos agregando material y después recolectamos todo junto”.
Por su parte viajando hacia el centro llegamos a Isla Verde, donde Jorge Obregon fue tajante en su apreciación y comentó “llueve como en todos lados y la verdad que los caminos están intransitables por lo cual no pueden hacerse grandes presunciones de cómo se encuentra la temporada hoy por hoy”. “Espero que mejore un poco y podamos sacar algo de miel”, cerró.
Por último, desde el arco noreste de la Provincia, más precisamente desde Colonia Prosperidad Lucas Toani destacó “la cosecha viene bastante bien por el momento. Estamos con demoras por las lluvias y caminos anegados, pero confiamos en una semana linda que nos permita ingresar a los campos”, y finalizó “estamos aguardando para ver como se comporta el mercado y de ahí analizar si dejamos miel o alimentamos artificialmente pensando en el otoño/invierno”.
La Pampa: La Provincia de La Pampa muestra una realidad alentadora en prácticamente toda su geografía y todo indica que la cosecha será de buena a muy buena.
Para explicar con claridad tomamos como referencia la Cooperativa de Doblas, que actualmente lleva extractadas en su sala 11 alzas y al respecto su Presidente, Jorge Páez comentó “estamos a mitad de la cosecha y habitualmente en un buen año extractamos entre 20 y 25 mil alzas, así que la proyección es alentadora”.
Cabe mencionar que las lluvias acompañaron, aunque vale la salvedad que por la mañana está más fresco de lo habitual para la época del año.
Para culminar, Páez señaló “esperemos que todo siga por estos carriles y luego en Marzo apuntaremos a la flor amarilla para poder cerrar las colmenas”.
En sintonía desde Ataliva Roca Ricardo Sánchez resaltó “por esta zona mas precisamente no ha llovido hace un mes pero hemos tenido lluvias satisfactorias durante toda la primavera hasta el 20 de Diciembre mas o menos, y gracias a una buena floración temprana e incentivo desde el primero de Agosto hasta hoy he tenido la suerte cosechar ya unos 35 kilos por colmena”, y redondeó que esperar sacar alrededor de 45 kilos al culminar la temporada.

Otras provincias

Chaco sin dudas es una de las provincias más complicadas del país, con una producción que será entre un sesenta y un ochenta por ciento inferior a lo normal y sobre el tema Pablo Chipulina brindó precisiones. “Si bien las precipitaciones son por encima de la media anual, esto no se ve reflejado en las colmenas, las cuales poseen mucha población pero no llegan a almacenar néctar”, y agregó “estamos teniendo variaciones climáticas muy grandes, sumado a una amplitud térmica considerable y tormentas muy fuertes”.

En tanto que desde la localidad riojana de Chilesito, Jorge Salomon señaló que la primer cosecha fue prácticamente nula y que ahora comenzaron las lluvias lo cual generó algo de expectativa.

En Salta se llevan cosechados 20 kilos por colmena y todo parece indicar que se llegará a los 30, según aseguró Armando Cruz Arce, quien detalló “tras varios años con heladas en los Valles Calchaquíes, este año el clima nos acompañó y la verdad estamos muy conformes”.
Por último, Mendoza también está cerrando una zafra realmente muy pobre, con rindes promedio que en el mejor de los casos alcanzarán los diez kilos por colmena, pero que en una gran cantidad de apicultores apenas llegará a los cuatro o cinco.
Al respecto desde Maipú Adrián Araujo sentenció “es uno de los peores años que me tocó afrontar. Espero al menos poder sacar cinco kilos de promedio, pero la verdad es que parece realmente muy complicado”.
 

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar