Ley Apícola: La opinión de los apicultores santafesinos

Nuestro medio se comunicó con apicultores de distintos puntos de la Provincia y que mantienen relación con los diferentes nodos que existen en suelo santafesino, y en general todos se mostraron muy conformes por la implementación de una nueva Ley Apícola, justificándola desde diferentes enfoques.
Al respecto desde la localidad de Rafaela Cristián Vaudagna aseguró “estamos realmente bastante empapados en el tema porque lo fuimos trabajando en los nodos durante los encuentros y eso es importante ya que se le da participación directamente a los apicultores que en definitiva es para quien va dirigida esta Ley y quienes la estaban solicitando desde hace ya varios años”, y añadió “está adecuada a la realidad apícola actual y eso es un punto a favor, porque las antiguas reglamentaciones habían quedado obsoletas con el paso lógico del tiempo y en consecuencia dejaban varias cuestiones sin abarcar”, en sintonía desde Ceres Juan Dukart resaltó “Estamos expectantes. No somos ni negativos ni positivos al respecto. Hay que ver como se implementa y muchas cuestiones para que se cumplan los objetivos de la Ley”, y enfatizó al igual que su colega que fue importante trabajarla en el seno de los nodos, que son uno de los puntos más fuertes y distintivos que tiene la Provincia en materia apícola. Se trabajó dentro de lo que el área apícola puede realizar .Por ahí uno espera algo más, pero sabemos que el marco externo es complejo, porque hay un sistema productivo agrícola bastante agresivo y el apicultor lamentablemente es una víctima de éste sistema tan agresivo.

En tanto que desde Rosario Claudio Duranti se diferenció al señalar que ellos no participaron activamente en la confección de la Ley, aunque agregó que es fundamental porque la actividad no estaba reglamentada hasta el momento.

Implementación de un fondo propio

Al momento de señalar el punto más importante de esta nueva Ley, los apicultores consultados con nuestro medio no dudaron en asegurar que la implementación de un fondo propio para la apicultura es clave, para no estar dependiendo de “sobras” cuando realmente se necesita algo.
Duranti fue quien se mostró más reacio con el tema y sin dudarlo sentenció. “Tenemos un par de objeciones como por ejemplo ver bien desde dónde van a salir los fondos para la apicultura o cómo finalmente se va a aplicar”.

Salas de extracción

Sin dudas que la disponibilidad de salas de extracción habilitadas es una de las mayores preocupaciones que tienen los apicultores desde la implementación del nuevo sistema de trazabilidad. Esto ocurre a nivel nacional y por supuesto que la Provincia de Santa Fe no es ninguna excepción. “Las salas son habilitadas por SENASA y ASAL trabajan mucho en territorio. Están dentro de la normativa exigida, pero siempre hay salas clandestinas lamentablemente”, expresó Dukart y continúo “la tendencia es que se terceriza el servicio. Se está atendiendo al asociativismo o sino llevar el servicio a la sala de un tercero, a un privado”. “Desde las organizaciones creemos que se debe controlar y por eso es importante que los organismos estén en territorio y hagan un control de los establecimientos ya que es un producto que tiene que ir al exterior y cumplir con diferentes normativas. Vemos bien que se exija, pero siempre y cuando haya gente idónea que conozca la actividad”, culminó.
Sobre esto, Duranti expresó que en su zona no alcanza el número de salas habilitadas y eso es realmente un problema porque no sabe que pasará con aquellos apicultores que no tengan dónde extractar y para cerrar destacó que si bien se están dando habilitaciones con trabajo de obra, dada la situación actual del país en general y de la apicultura en particular, es muy difícil ponerse en grandes gastos para acomodar los establecimientos.

Trabajar en cadena

Cerrando la charla con nuestra redacción, Dukart resaltó que es fundamental trabajar en cadena por el bien de la actividad apícola y resaltó que en los últimos años la disminución de apicultores y cantidad de colmenas fue notorio, respondiendo esto a un modelo agropecuario muy agresivo que lamentablemente perjudica a otras actividades como ocurre en este caso con la apicultura. Nosotros hemos tenido graves problemas por la aplicación de agrotóxicos. “Se produce más cantidad pero mediante un sistema que destruye otro sistema como el apícola. Solo piensan en el monocultivo o la siempre directa e ignoran otras producciones que también cumplen un papel muy importante y que en nuestra zona es una de las más importantes”.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar