La pérdida de biodiversidad y el rol de los distintos eslabones sociales

En los últimos 20 años la región de Argentina y Uruguay ha sido escenario de importantes cambios estrechamente asociados a la expansión agrícola, entre ellos cabe destacar cambios en la estructura de tenencia de la tierra.

El artículo presentado a continuación por nuestro medio en versión periodística pertenece a Garibaldi, investigador uruguayo, y expone un tema muy importante para el debate como lo es la pérdida de biodiversidad vegetal y de polinizadores como consecuencia de la expansión de la agricultura industrial. Plantean, a su vez, un conjunto de recomendaciones, dirigidas a distintos actores sociales, que podrían contrarrestar esa pérdida.
Si bien se señala la necesidad de alimentar una población creciente y los cambios en los hábitos alimentarios son factores que determinan el aumento de la superficie agrícola, otros causales, no asociados al combate del hambre, también operan de manera totalmente contraproducente para la biodiversidad. En los últimos 20 años esta región ha sido escenario de importantes cambios estrechamente asociados a la expansión agrícola, entre ellos cabe destacar cambios en la estructura de tenencia de la tierra con aumento de la extranjerización y del arrendamiento de tierras.
La expansión del capital global, el protagonismo del capital financiero liderado por los fondos de inversión, los fondos de pensión y los bancos han transformado las inversiones en el sector agropecuario y su dinámica, con el avance indiscriminado de los monocultivos, que opera totalmente en contra del bienestar en general del resto de las actividades.
La producción de biocombustibles ha incorporado un nuevo mercado para los productos agrícolas. La forestación con especies de rápido crecimiento y destinada a la producción de pasta de celulosa es responsable de una parte importante de la pérdida de hábitats naturales y consecuentemente de biodiversidad. Las políticas ambientales más restrictivas y el agotamiento de los bosques nativos en el hemisferio norte han impulsado a las industrias forestales y papeleras a instalarse en el hemisferio sur y particularmente en esta región del continente. Especialistas del tema ubican a Uruguay y Argentina entre los 24 países del mundo donde el proceso de acaparamiento de tierras (“land grabbing”) ha sido más importante.
En consecuencia aquí se propone un modelo que plantea un mecanismo de retroalimentación a través del cual una eventual caída en los rendimientos agrícolas produciría un aumento de la superficie cultivada. Sin embargo, es posible plantearse otras hipótesis (complementarias) que no están asociadas a ninguna caída del rendimiento de los cultivos. No considerar que la búsqueda de ganancias por parte de los grandes capitales es una motivación central de la expansión agrícola puede llevarnos a un diagnóstico totalmente equivocado.

¿Cuál puede ser el rol de los productores?
Los autores proponen la conservación y expansión de los fragmentos naturales y semi-naturales dentro de paisajes agrícolas y resaltan la valoración del servicio ecosistémico de la polinización. Al acordar con esta línea de pensamiento surge el interrogante si en realidad ésta no es una recomendación para aquél productor que percibe el perjuicio de sus acciones, o sea que tiene un fuerte vínculo territorial. Tal es el caso de los productores familiares que viven en el mismo lugar que explotan productivamente. En estas situaciones puede operar un retrocontrol que permitiría la explotación de los recursos sin afectar severamente la provisión de otros servicios involucrados. Claramente esto no sucede con la agricultura industrial donde lo más frecuente es que los afectadores y beneficiarios no coincidan en su identidad y ni siquiera vivan en el mismo sitio.

¿Qué pueden hacer los consumidores?
Se plantean aquí distintas acciones que pasan por modificar patrones de consumo y de conducta, reducir la generación de desperdicios, cambios de dieta y transformarnos en “productores”. Es fundamental la necesidad de actuar a nivel individual para compensar la reducción de la diversidad vegetal y de polinizadores. Sin embargo, cuando desde el sector académico se plantean estas alternativas se debe reflexionar acerca de la magnitud de su impacto y de la manera en que estas acciones puedan traducirse en beneficios tangibles. Acá aparece un concepto muy importante, el autoabastecimiento, sin embargo el limitante para transformarnos en “productores”, no es sólo la voluntad, sino el acceso a la tierra y la disponibilidad de tiempo cuando se hace a pequeña escala. Sin garantizar el acceso a la tierra y sin jornadas laborales que permitan disponer de tiempo, alguien podría decir que cultivar el jardín es un lujo pequeño del burgués fuera del alcance de los sectores asalariados.
Por otro lado, los consumidores en las sociedades latinoamericanas están atomizados y tienen bajo capital social. En estos casos la acción individual tendría escaso impacto.
Probablemente una participación real y efectiva se lograría a través de las organizaciones de la sociedad civil. Si, por ejemplo, los sindicatos incorporaran estos temas en sus agendas aumentaría la capacidad de presión política sobre los tomadores de decisiones. Para que las consecuencias del modelo de desarrollo dominante sobre la provisión de servicios ecosistémicos puedan ser enfrentadas es necesario que los actores sociales que resultan afectados se fortalezcan y hagan suya esa disputa.

El papel de la política
La regulación en el uso del suelo cobra un papel fundamental cuando más del 90% del territorio está en manos privadas.
La regulación del uso del suelo y las restricciones para la transformación de cubiertas naturales es un camino muy efectivo para preservar la biodiversidad, y por último vale resaltar que es responsabilidad de los científicos no sólo generar conocimiento sino también estrechar los vínculos con la sociedad. Las formas a través de las cuales canalizar estos vínculos son múltiples, sin duda la participación en foros internacionales es una de ellas.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar