La relación Imidacloprid/Varroa con la capacidad de vuelo

Es de conocimiento generalizado que la disminución de abejas amenaza seriamente la polinización de cultivos en diferentes partes del planeta. En consecuencia un grupo de investigadores analizó como la interacción entre Varroa e Imidacloprid reduce la capacidad de vuelo de las abejas melíferas.

Los parásitos y los insecticidas neonicotinoides reducen el éxito de búsqueda de los forrajes (por ejemplo, por una orientación reducida). La distancia de vuelo, el tiempo y la velocidad de los recolectores se midieron en los molinos de vuelo para evaluar los efectos relativos e interactivos de la alta carga de Varroa y una dosis de Imidacloprid sub-letal. Los forrajeros de colonias expuestas a altos niveles de Varroa volaron distancias más cortas, con un efecto mayor cuando también se expusieron al Imidacloprid.

La masa corporal de la abeja explicó estos resultados, ya que las abejas eran más pesadas cuando estaban expuestas a estos factores estresantes, posiblemente debido a un inicio temprano de forrajeo. Estos hallazgos contribuyen a la comprensión de los factores de estrés interactivos que pueden explicar las pérdidas de colonias. La reducción de la capacidad de vuelo disminuye la capacidad de recolección de alimentos de las abejas y puede obstaculizar el uso de forrajeo precoz como mecanismo de afrontamiento durante el estrés de la colonia (nutricional). Los mecanismos de afrontamiento ineficaces pueden conducir a efectos destructivos en cascada y colapso posterior de la colonia.

Una capacidad reducida de recolección de alimentos debido a múltiples factores estresantes puede incidir en el mecanismo de afrontamiento de la alimentación precoz, mientras que el propósito de la misma es reponer los recursos de la colonia. En última instancia esto puede provocar un colapso de la colonia.

En este trabajo se ponen a prueba los efectos relativos y de interacción de un insecticida neonicotinoide y altas cargas de Varroa sobre la capacidad de vuelo. Se utilizó una dosis crónica y sub-letal del insecticida neonicotinoide Imidacloprid para simular la exposición de colonias insecticidas realistas en el campo. La capacidad de vuelo de las abejas forrajeras fue evaluada en fábricas de vuelo.

Se expusieron las abejas a Imidacloprid suministrando agua de azúcar en frascos de vidrio (330 ml) con agujeros de alimentación en la tapa, boca abajo en la parte superior de la cubierta interior. La mitad de las colonias fueron expuestas a Imidacloprid durante el período de 13 semanas entre el 20 de junio y el 20 de septiembre de 2013, con una  alimentación semanal de 660 ml (2 x 330 ml) de agua azucarera (1:1 parte de sacarosa y agua) Con un promedio de 5,98 ± 0,22 ng ml -1 de Imidacloprid, lo que es una concentración realista.

La otra mitad de las colonias fueron alimentadas con agua de azúcar limpia para asegurar condiciones de alimentación similares. Todas las colonias continuamente tenían acceso adicional a la masa de azúcar y eran capaces de forrajear cerca del apiario.

Con respecto al factor Varroa, la mitad de las colonias fueron tratadas contra la infestación con ácido fórmico durante la última semana de Junio y durante la primera semana de Agosto. A finales de Agosto, dos tiras de Apistan fueron colgadas dentro de las colonias durante seis semanas. La otra mitad de las colonias no se trató con ningún acaricida. En octubre, las colonias fueron muestreadas para observar los niveles de ácaros. Por colonia se tomaron muestras de 20 gramos de abejas del marco exterior del nido de cría. Estas abejas fueron pesadas y enjuagadas con jabón, y los ácaros extraídos fueron contados.

Experimento de vuelo

El experimento de vuelo se llevó a cabo desde finales de Agosto hasta la primera semana de Octubre de. Seis o siete colonias fueron seleccionadas de cada grupo de tratamiento, con un promedio de 10,3 ± 1,4 (rango 1-21) por colonia. Sólo se seleccionaron las forrajerass portadoras de polen sin ácaros en su cuerpo. Estas abejas habían volado obviamente antes y eran fácilmente detectables al entrar en la colmena.

Las abejas se mantuvieron en pequeñas jaulas de plástico con agujeros de aire y agua de azúcar disponible (1: 1 p / p de sacarosa y agua) durante un máximo de 3 días antes de usarlas en el experimento de vuelo.

Resultados

Los resultados muestran que los forrajeadores de polen de las colonias expuestas tanto a una dosis sub-letal realista como crónica de Imidacloprid y a altos niveles de Varroa vuelan a una distancia y tiempo más cortos y que estos efectos son más negativos que cuando se exponen a un solo factor estresante. Además, las diferencias en la distancia de vuelo y el tiempo para las abejas expuestas al factor único Varroa fueron mayores que las diferencias debido a la exposición al factor único Imidacloprid. El tamaño del efecto para la distancia de vuelo fue mayor que para el tiempo de vuelo. No se encontró un efecto de estos estresores en la velocidad media o máxima de vuelo. Además, Imidacloprid y Varroa afectaron la masa corporal de las abejas.

 

1 Comentario está listo

  1. disculpen mi ignorancia, ¿qué se entiende por forrajeo?

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar