Las ventas frenadas

El precio de la miel oscila actualmente entre los 30 y 31 pesos para mieles oscuras y se encuentra en el orden de los 33 aproximadamente para mieles claras, con algunas operaciones que se pueden realizar unos centavos por arriba.
Para tener un panorama más concreto de la situación, nuestro medio dialogó con apicultores de distintas partes del país, quienes brindaron precisiones al respecto. Por ejemplo desde tierras entrerrianas, Leandro Bernhardt destacó que actualmente solo compran mieles claras y que las oscuras directamente no las están considerando, lo cual indudablemente es un problema para algunas regiones de Entre Ríos.
En la Provincia de Buenos Aires casi no se están dando operaciones y las que se realizan son con plazos largos de pago que rondan los 45 días, por lo cual los apicultores están optando por no vender directamente.
El precio ronda entre los 32 y 33 pesos por mieles claras principalmente.
Por su parte, en el norte santafesino los valores llegan hasta los 34 pesos pero con operaciones muy esporádicas, según señaló Hugo Macagno desde la localidad de Malabrigo. Hacia el centro provincial los valores son algo inferiores.
En Córdoba y La Pampa la realidad es muy similar con pocas ventas y a precios que se encuentran por debajo de las pretensiones de los productores.
Esta disminución en la intención de compra por parte de los acopiadores/exportadores responde principalmente a que Estados Unidos está especulando con su cosecha, y además según manifestaron los propios apicultores a nuestro medio, los compradores les manifestaron que con este revuelo generado en torno a los tambores UN, están tratando de adquirir directamente miel envasada en tambores nuevos.

Queda un 20 %

Por otra parte, actualmente los apicultores tienen de la cosecha pasada entre un 10 y un 30 % aproximadamente de miel que todavía no han vendido y que en las próximas semanas intentarán colocar para evitar que se superponga con la producción de la cosecha nueva.
Más allá de todo esto, esta época como ocurre todos los años es de especulación, por lo cual se da el “tire y afloje” entre vendedores y compradores, algo totalmente habitual.
Para finalizar vale resaltar, que lejos de lo que se esperaba, el incremento del dólar no se trasladó al precio de la miel. Actualmente al productor se le paga como máximo un dólar con ochenta, es decir lo mismo que recibía antes de que la moneda norteamericana se “dispare” (devaluación desde fines de 2015 a ésta parte). Vale recordar que el dólar estaba aproximadamente a 9 pesos y que el kilo de miel oscilaba entre los 16 y 17.
Pero a esto además hay que añadirle que en Marzo de este año la miel se pagaba 35 pesos a un dólar que rondaba entre los 15 y 15 con cincuenta, es decir que nuestra miel se pagaba al apicultor largamente arriba de los dos dólares.

Más información sobre este tema

Aún no hay comentarios

Suscribirse a los comentarios
Los contactos personales de los entrevistados y/o personas mencionadas en las notas no son publicados ni serán facilitados. Esto es para resguardar la privacidad y seguridad de las personas involucradas. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *