Maneras de trabajar para obtener miel de calidad

Antonio Fabbro  desde el norte de la Provincia de Santa Fe, dio su versión sobre la manera de trabajar al momento de la cosecha, y resaltó que fundamentalmente presta atención en sacar la miel cuando esté realmente madura y además en tratar de evitar el pillaje. “Hacemos la recolección lo más rápido posible y generalmente a la tardecita”.

Cabe resaltar, que cuando el tiempo es inestable y hay pronóstico de tormenta, las abejas están muy dispuestas a pillar y además se ponen más agresivas.

Como medida preventiva es muy aconsejable cosechar después que pase el flujo principal de néctar, porque las abejas están más agresivas y estresadas por el gran trabajo que representa la cosecha y deshidratación del néctar, y antes de que decline mucho la mielada.

Fabbro prosiguió con su explicación y destacó “tiramos entre cuatro o cinco medias alzas y luego no vamos más, solamente a dar una recorrida para controlar como se van llenando”.  “La colmena que no rindió nada la marcamos y se la divide en dos núcleos o se le cambia la reina directamente”, aunque aclaró “esto es en los años en los cuales tenemos poco tiempo, porque generalmente nosotros renovamos todas las reinas cada temporada”, y finalizó “tenemos apiarios de no más de cuarenta colmenas porque es el número justo para trabajar tranquilo y además por el néctar que hay disponible en la zona”.

Por su parte, desde el sudoeste de la Provincia de Buenos Aires Lucas Carrozi destacó que ellos solamente colocan un alza y van mucho más seguido al campo para ir retirándola y renovando el material. Agregó que le prestan mucha atención a que la miel esté madura y operculada.

Por último, destacó que trabajan con cepillo para cosechar, mientras que en otros pueblos cercanos se manejan con sopladora.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar