Más repercusiones sobre el viaje a Chile

 

El encargado apícola bonaerense, Ariel Guardia López, dialogó con nuestro medio sobre el viaje que realizaron días atrás a Chile. “Tenemos un convenio firmado de impulso de competitividad y transferencia tecnológica apícola entre el gobierno de Buenos Aires y la región metropolitana de Chile desde 2016”, aclaró al respecto.
El funcionario remarcó que fueron a buscar dos cosas, la principal conocer sobre el proceso de polinización que llevan ellos adelante y la segunda tener más precisiones sobre el seguro apícola que comenzaron a implementar hace apenas un tiempo atrás.
Guardia López remarcó que en Chile el proceso comenzó al reves, porque los semilleros atentos a la prestancia fundamental que brinda la abeja en el servicio de polinización comenzaron a trabajar con los apicultores. “Se les exige una determinada calidad a las colmenas y a partir de ahí se establecen los contratos de trabajo”, profundizó Guardia López.
Al respecto Nahuel Kussrow, apicultor que integró la delegación, remarcó a nuestro medio que es destacable el trabajo y el vínculo que lograron establecer con los semilleros. “Se establecen normas para la polinización, de calidad de la colmena para polinizar. Protocolos de carga, traslados, alimentación”, detalló.
Sin embargo, como no todo es color de rosa, Kussrow expresó que entre apicultores tienen muchos problemas por el tema del precio que cobran por el servicio de polinización, ya que hay mucha competencia en éste aspecto entre los propios apicultores, aunque aclaró “vos tenés que saber que si te cobran muy poco por colocar las colmenas es indudable que la calidad es inferior”.
Con respecto a las diferencias que se encuentran con el servicio en nuestro país, el productor resaltó “acá te exigen colocar colmenas a determinada distancia o no agruparlas y demás, pero está comprobado que cuando las colmenas están juntas las abejas liberan una feromona que las guía hacia diferentes floraciones”.

Fumigaciones

Otro dato clave es el tema de fumigaciones, sobre eso los chilenos están tratando de regular para evitar complicaciones. Hoy ellos se basan más en la confianza mutua que consiguieron con el paso de los años que en el contrato mismo, aunque se dan casos de muertes como consecuencia de la aplicación de agroquímicos, en ese caso le corresponde al apicultor un resarcimiento económico de 1400 pesos por colmena muerta.

Seguro apícola

En cuanto a la implementación del seguro apícola, todavía es demasiado pronto para sacar grandes conclusiones ya que comenzó a implementarse hace poco tiempo.
Sin embargo resaltaron la importancia del mismo al tiempo que aseguraron que desde el Estado están siempre muy pendientes de las necesidades del pequeño apicultor, y en éste caso particular absorbiendo una parte del gasto del mismo.
Para finalizar vale destacar que actualmente los trasandinos están mandando mucha más miel a Francia y Japón debido a que Alemania ha bajado el volumen de compra de miel chilena, y además porque no pagan impuestos como si lo hacen con Estados Unidos, país con el cual casi no se vinculan comercialmente.
Además, están trabajando en identificación de origen en el sur del país, tratando de aprovechar los beneficios para la práctica de la actividad que posee esa zona.
Cabe mencionar que la semana próxima una delegación chilena visitará Buenos Aires para conocer cuestiones inherentes al aspecto sanitario y al trabajo de entidades asociadas.