Masiva muerte de abejas por fipronil

|  Publicado en:

Hace un par de semanas atrás un apicultor uruguayo, más precisamente de la zona de Canelones, encontró colchones de abejas muertas bajo las piqueras y despertó una señal de alerta entre sus colegas.
El damnificado en cuestión efectuó la denuncia ante la Dirección General de Servicios Agrícolas (DGSA) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP). Arriesgó que podía tratarse de fipronil, insecticida que en 2008 ya le había matado colmenas y que el MGAP, debido a la gran toxicidad que tiene para las abejas, restringió su uso en 2009, para el control de hormigas en formulación de cebo granulado y como curasemilla en arroz; es decir, ya no puede usarse para fumigar.
Apenas unos días atrás se confirmó la sospecha del productor. Federico Montes, director de la DGSA, informó que a partir de la denuncia recorrieron viñedos de la zona y confirmaron que se había aplicado fipronil. Hasta ahora lo hallaron “en predios de algunos productores”, explicó Montes, y si bien comentó que piensan que se trata de “un pequeño grupo de productores”, reconoció que les preocupa “que eso se esté dando a nivel país”. “Nos preocupa sobremanera”, dijo Montes, y adelantó que la DGSA está trabajando con el Instituto Nacional de Vitivinicultura y recorriendo predios para que “las viñas no hagan un uso indebido de estos agroquímicos” y para corroborar si hay indicios de uso de fipronil.

El apicultor sospechaba del fipronil porque las aplicaciones de otros insecticidas llegan a matar 20% o 30% de las colmenas, pero no su totalidad. Según contó, en este caso mató el 100%. “No queda nada, ningún otro insecto, lombriz, pájaro”, dijo.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar