Miel para las cicatrices

Las lesiones o heridas pequeñas y superficiales se reparan espontáneamente sin dejar ninguna huella pero las lesiones muy grandes en las que exista pérdida de tejido dejan cicatrices enormes.

A una herida le toma un año o más cicatrizar completamente por lo que en muchos pacientes se esperará este período para iniciar tratamiento, sin embargo en casos especiales algunas cicatrices responden más efectivamente cuando se tratan entre los 6 y 8 meses.

La miel es particularmente útil cuando se habla de tratar y mejorar la cicatrización. Se ha reconocido que mejora la estética de las cicatrices, heridas y reduce el tiempo necesario para lograrlo.

Lo logra a través de varios mecanismos:

-Evita el crecimiento de bacterias y hongos en las heridas

-Estimula la función inmunológica en la piel. El adecuado funcionamiento del sistema inmunológico es trascendental para la cicatrización.

-Ayuda a controlar la oxidación de la piel

-Induce la formación de proteínas que intervienen en el proceso de cicatrización.

1 Comentario está listo

  1. Efectivamente la Miel ayuda en la cicatrización y recuperación de piel sobre todos en los quemados, pero esta miel debe tener ciertas características especiales: orgánica y un alto contenido de Peróxido de Hidrógeno sobre un 50%, lo ideal es un 75%, y esto es factible. Su valor se mide por el peróxido.