Misiones plantea prohibir el Glifosato

La polémica por la utilización o no de productos fitosanitarios está instalada en nuestro país hace un largo tiempo.

Al respecto, en la Provincia de Misiones, la legislatura viene analizando varios proyectos que postulan la necesidad de prohibir el uso del glifosato. Desde comienzos de año son varias las iniciativas que fueron presentadas, y que cada semana son debatidas.

Proyectos

Una de las iniciativas pertenece a la ex diputada provincial y actual Ministra de Agricultura Familiar, Marta Ferreira, quien públicamente destacó que en Misiones hay unos 30 mil pequeños productores que tienen su arraigo y generan su propio empleo. Muchos utilizan los agroquímicos porque no tienen toda la información necesaria para saber cuál es el mejor producto, cuánta es la dosis correcta, o desconocen cómo manejar el período de carencia, y además a esto hay que sumarle que en la provincia tienen un 95% de frontera a través de la cual ingresan al país productos fitosanitarios ilegales.

Ferreira presentó su iniciativa en 2015 cuando era legisladora luego de escuchar los reclamos de integrantes de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones. A partir de allí elaboró un proyecto que estipulaba la prohibición del uso y comercialización del glifosato en todo el territorio provincial y también de otros productos que se conocen a nivel mundial como “la docena maldita”.

Este grupo de plaguicidas ya fueron restringidos en su uso o prohibidos por su alta toxicidad y recibieron el rechazo de entidades a nivel internacional, tal como la Organización Mundial de la Salud por el riesgo que pueden generar en la salud humana, los animales, las plantas y el medio ambiente. Entre ellos figuran los insecticidas organiclorados denominados comúnmente como DDT, el Gamexane, Aldrin-Dieldrin-Endrin, Clordano-Heptacloro; el insecticida organofosforado conocido como Paration o Folidol; el Toxafeno o Confecloro; el herbicida Paraquat o Gramoxone; el Tributon 60 o Tordon Basal; el acaricida Galecron o Fundal; el insecticida halocarbono Bromofume o Granosan; el insecticida clorinado Pentaclorofenol; y el nematicida halocarburo Nemafume o Nemagón.

La funcionaria indicó que debería establecerse un período de transición en el cual se pase del uso del glifosato a otras alternativas como las agroecológicas o biodinámicas. “Hay muchos mitos acerca de que es imposible producir sin químicos. Es una cuestión cultural que nos va a llevar tiempo cambiar”, enfatizó.

Otro de los proyectos es del diputado provincial del Partido Agrario y Social (PAyS) y presidente de la Comisión de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Martín Sereno, quien en sintonía con Ferreira indicó que para establecer la prohibición antes se le debe dar al productor alternativas al uso del glifosato. “El proyecto que se vote tiene que incluir una participación más activa del Estado para que intervenga en el sostenimiento de nuevos proyectos productivos que cambien el modelo actual. Estimamos que se necesitan por los menos cinco años para cambiar la forma de producir de una provincia”, manifestó.

Antecedentes

Para finalizar es importante remarcar que estos proyectos que se están tratando en tierras misioneras, también son motivo de debate en otras partes del país.

Hace apenas unos meses atrás, el Concejo Deliberante de Gualeguaychú (Entre Ríos) aprobó la norma que regula la comercialización y uso de fitosanitarios en todo el espacio urbano.
Por su parte, en la ciudad de Rosario (Santa Fe), los ediles dieron luz verde a una ordenanza similar respecto a la prohibición de aplicar de herbicidas alrededor de las zonas pobladas, que hoy las entidades que conforman la Mesa de Enlace santafesina buscan modificar a través una nueva Ley de Fitosanitarios.

El debate también llegó a la ciudad de Córdoba donde por estos días está en espera para ser votado un proyecto de ordenanza que propicia prohibir en su cercado municipal “el uso, aplicación, expendio, almacenamiento, transporte, comercialización y venta” del glifosato en todas sus variantes, “sea para uso agronómico o en espacios urbanos públicos y privados”, dentro del que se incluye a la jardinería.

 

 

 

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar