Muchos campos inundados y caminos anegados

 

Las fuertes lluvias que sacudieron a buena parte del país hace unos días atrás generaron enormes complicaciones justo en el momento en el cual las colmenas estaban arrancando la temporada.
En total, según los relevamientos de los organismos pertinentes, habría cerca de diez millones de hectáreas complicadas. Principalmente en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, La Pampa y San Luis.
La Provincia de Buenos Aires es una de las más complicadas y en apenas una semana pasó de tener casi la mitad de su superficie con excesos hídricos a estar prácticamente toda con excesos de agua, esto según un informe de la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA) del Ministerio de Agroindustria de la Nación.
El 3 de septiembre último, la Cuenca del Salado y gran parte de sudeste bonaerense estaban con “excesos”, mientras que en el resto de la provincia se presentaba una situación de “reservas adecuadas” a “reservas óptimas”. En ese momento también había lugares con “reservas excesivas”, sin embargo en su habitual informe semanal a mediados de Septiembre el ORA mostró un mapa donde se puede observar que casi todo el territorio bonaerense pasó a una condición de excesos.
Sobre el tema desde la Cuenca del Salado Emilio Tisera remarcó “las lluvias de los últimos días fueron muy importantes (90 y 170 mm) y eso indudablemente complicó mucho por ejemplo a la zona de Rauch. Los cauces de los arroyos se desbordaron y en consecuencia los campos quedaron anegados”, y agregó “la Cuenca del Salado está con mucha agua lo cual dificulta el ingreso para alimentar a las colmenas y esto indudablemente va a traer muchos problemas. Aquel que pueda ingresar en tiempo y forma salvará parte de sus colmenas pero el que no tendrá perdidas de consideración”.
En sintonía desde Tapalqué Mariano Chaparro destacó que el centro bonaerense está sumamente complicado con colmenas muertas por agua, otros productores están con dificultades porque no pueden ingresar a sus apiarios justo cuando las colmenas están en pleno crecimiento y necesitan del aporte energético y proteico.
El apicultor agregó “otro de los factores que preocupa es que las colmenas en su mayoría se encuentran en campos ganaderos donde el invierno fue duro y esto generó que las floraciones de trébol, cardos y Lotus tengan problemas para completar su ciclo”.
Para finalizar remarcó “las pérdidas en general rondan aproximadamente un 40 %”.
Viajando hacia el sudoeste la situación no es tan alarmante pero los campos se encuentran al límite por lo cual otra lluvia de consideración puede generar muchos problemas, según manifestó desde Tres Arroyos Lucas Carrozi.
El reporte tampoco brinda una perspectiva favorable para el corto plazo en las zonas inundadas. La perspectiva meteorológica continúa siendo desfavorable. En la cuenca del Salado, cualquier evento, por moderado que sea, produce excedentes. La tendencia climática para la primavera indica probables lluvias normales a levemente superiores a lo normal. No se espera una mejora sensible en la condición de saturación de las cuencas y con excedentes siempre significativos.

Otras provincias

La realidad en territorio entrerriano también es compleja, con muchos campos bajo agua y zonas muy anegadas (aproximadamente el 80% de la Provincia tiene dificultades). Al respecto Leandro Bernhardt resaltó “estamos realmente muy complicados tenemos mucha mortandad por hambre. Las colmenas se adelantaron, no pudimos entrar a tiempo”.
Mientras tanto que en Córdoba (principalmente al sur) la situación es alarmante con el agua que está directamente ingresando a los pueblos y sin respuesta de las autoridades de turno.
Desde Arias Carlos Cuel fue tajante en sus declaraciones y afirmó “no les importa porque total pierden 30 o 40 mil votos que representamos los pueblos pequeños”, y añadió “tenemos los caminos rurales intransitables y ahora están por cortar la Ruta 8 para hacer un cuarto alteo”, finalmente cerró “acá tenemos cerca de cinco mil camiones parados que no pueden levantar el cereal”.
La realidad es sumamente compleja con colmenas a las cuales directamente no se puede acceder.
Mientras tanto que en La Pampa están viviendo una realidad similar (fundamentalmente en el centro-norte) con muchas dificultades de acceso pero además algunos apicultores que directamente perdieron sus colmenas en manos del agua.
“El invierno fue muy bueno y los campos están muy verdes, el tema será ingresar a los mismos para poder cosechar”, expresó desde Doblas Daniel Cenizo, quien añadió que ahí no tienen dificultades pero en los pueblos cercanos sí, como Macachín, Miguel Riglos y Santa Rosa, entre otros.
Continuando con la recorrida en Santa Fe el panorama es muy complejo desde la zona de Melincue hacia abajo, mientras que en el resto de la Provincia por ahora vienen “zafando”, pero si la primavera se comporta como anuncian los pronósticos (llovedora) las dificultades crecerán.