Orégano para el control de Varroa

 

Un grupo de investigadores mexicanos comprobaron que el tallo de la planta de orégano, al quemarlo y producir humo, sirve para disminuir las poblaciones del ácaro Varroa.
Los especialistas llevaron a cabo sus estudios en dos temporadas estacionales previas a las cosechas de primavera y otoño de 2015, de esta planta, y seleccionaron 28 colmenas en tres apiarios distintos con base en la accesibilidad a los caminos, la disponibilidad de los apicultores y los controles del ácaro que ellos emplean.
Ahí, determinaron que los desechos de los tallos de orégano se utilizan como combustible en los ahumadores como fumigante natural y son una alternativa complementaria para mantener las poblaciones del ácaro en bajos niveles, antes y después de la cosecha de miel.
Destacaron que el orégano mexicano es una planta que tiene diversas propiedades ya que contiene aceites esenciales ricos en timol y carvacol.
La planta se colecta en época de lluvia (cuando está en plena floración) porque sus aceites esenciales están más concentrados; se seca extendida en zonas abiertas, y posteriormente separan la hoja del tallo y la encostalan.
De acuerdo con los expertos, se estima que entre 50 y 70 por ciento del peso total de la mata corresponde al tallo, que se desecha en el campo o se incinera y arde fácilmente debido a la concentración de aceites que contiene.