Palabra especializada

Stella Belmonte, asesora técnica y consultora en inocuidad de los alimentos, dialogó con nuestra redacción sobre este tema y afirmó que estuvo en las dos últimas reuniones que se hicieron y por suerte se pudo llegar a buen puerto con este tema. “SENASA con una gran amplitud de criterio proactiva, permitió una discusión basada en la Consulta Pública, donde se acotaron pautas, para unificar criterios acerca de las características técnicas y de calidad de los envases contenedores de miel que garanticen su durabilidad y seguridad a lo largo de toda la cadena.
De esta manera la unificación de criterios a cumplir por todos, ya sea fabricantes de envases nuevos como reacondicionadores de envases metálicos, ambos para uso en miel, garantiza un mercado para ambos sistemas”. Afirmó Belmonte.
Con respecto al proyecto señaló que como primera medida era fundamental estandarizar o acercar de alguna manera las especificaciones de los tambores nuevos y los reacondicionados en cuanto a las características técnicas. “Había muchos problemas de estiba, tambores rotos, que no se podían cargar. Es tan necesario el producto como el envase con el cual se presenta y por eso esto es importante”, profundizó.
Se fijaron todas las pautas técnicas para los tambores y esto está cerrado para la firma y su posterior publicación en el boletín oficial. La idea es que se implemente para el 2018.
“Todo es difícil implementarlo en nuestro país por los abismos que tenemos en cada sector de la cadena pero es necesario empezar por algo”, afirmó Belmonte, quien añadió “será importante porque de a poco la trazabilidad será perfecta. Será un cambio de mentalidades, de modos de trabajo”.
La especialista agregó que habrá que realizar mucho trabajo de capacitación con apicultores. “Será importante formar un buen equipo de trabajo e ir a ayudar a los distintos actores de la cadena”, destacó.
Vale mencionar que la resolución aprueba tanto al nuevo como al reacondicionado pero se tienen que agiornar a las características que se especificaron.
Además los reacondicionadores deberán armar un sistema de trazabilidad y calidad y certificarlo por Inti o certificadora privada. No saldrá nada que no este certificado por un ente externo.
Será todo en un sistema donde estará certificado todo el proceso de trabajo. Será también para conocer el origen de ese tambor.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar