Perfil del mercado alemán

Alemania es indudablemente uno de los principales mercados para la miel argentina y en la actualidad se ubica detrás de Estados Unidos como países compradores de nuestra producción.

Al respecto, nuestro medio elaboró una nota en la cual se tocan varios puntos de interés basados en un informe presentado por el Consulado de nuestro país en Hamburgo.

Preferencias arancelarias aplicadas a los principales países competidores directos de las exportaciones argentinas de miel a Alemania:

Al respecto, los importadores locales destacaron los siguientes parámetros y exigencias de calidad del mercado alemán:

Pólenes transgénicos en la miel

La detección de polen derivado de organismos modificados genéticamente en productos apícolas ha generado gran inquietud en el sector de miel alemán y europeo, debido a posibles cambios regulatorios.

Los importadores aducen que la legislación anterior de miel no establecía explícitamente si el polen de la miel era un “ingrediente” o un “componente”. Eso causó especialmente en los años de entre 2010 y 2013 una gran controversia porque si se consideraba al polen como un ingrediente resultaba de aplicación el Reglamento CE nº 1829/2003 de trazabilidad y etiquetado de los OGM, lo que preveía incluir al polen como un “ingrediente” en la etiqueta de los productos donde éste fuera encontrado.

En 2014, el Parlamento Europeo aprobó una enmienda de la Directiva 2001/110/CE de la miel, con el fin de clarificar esta controversia definiendo al polen como un “componente” de la miel, lo que implica que el polen modificado genéticamente solo deberá constar en el etiquetado de la miel si supone más del 0,9 por ciento del producto.

A criterio de importadores locales tal circunstancia resultaría poco probable debido a que la participación máxima del polen en la miel es de alrededor de un 0,5 por ciento. Sin embargo, esa controversia ha influenciado el comportamiento de los participantes del mercado de miel en forma sustancial. Se sigue requiriendo un análisis de polen transgénico y para tal fin los laboratorios locales realizan procesos de detección con tecnología de última generación.

Un número importante de clientes podría rechazar la mercadería si se detectaran pólenes OGM sin perjuicio de que no se encuentren obstáculos legales para comercialización, teniendo en cuenta la imagen negativa que ello conlleva al consumidor.

Se recomienda observar continuamente las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) sobre tarifas de importación y cuotas, controles fitosanitarios y OGMs.

Glifosato

Otro problema que afecta la comercialización de la miel en Alemania es la miel que contiene residuos de glifosato, situación que puede ocurrir sobre todo en países de producción de soja como la Argentina.

Informaron importadores que en 2016, se detectó en Alemania que mieles exportadas desde un país limítrofe a la Argentina contenían residuos de glifosato por encima de las 50 partes por billón (ppb), límite permitido en Alemania. Aunque dicho país fue el más afectado por ese tema, eso repercutió negativamente en el sector de la miel argentina.

No obstante el límite regulado en Alemania (50 partes por billón o ppb), los importadores locales, y sobre todo los supermercados, requieren que el contenido de glifosato en las muestras sea incluso por debajo de las 25 ppb, ello debido a que a veces los resultados difieren entre muestras y el envío real de la mercadería.

De todas maneras, los importadores compran regularmente mercadería con más de 50 ppb o hasta 100 ppb aunque a precios más bajos, la que eventualmente mezclaran con otras mieles para obtener un producto que cumpla con los límites requeridos o permitidos.

Los alcaloides pirrolizidínicos (PAs)

Se trata de un grupo de metabolitos secundarios de origen vegetal que se encuentran en cerca del 3 % de todas las plantas con flor. Las plantas producen dichos PAs a fin de repeler depredadores o como consecuencia del estrés experimentado durante épocas de sequía.

De acuerdo a la información provista por importadores, se han detectado cantidades considerables de Pas en el polen, en la miel, en tés de hierbas y en ensaladas. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria

(EFSA) habría llegado a la conclusión de que puede existir un riesgo para la salud especialmente para niños que consumen cantidades importantes de miel, aunque todavía se precisan datos adicionales y fiables sobre el efecto tóxico real de los PAs.

Según los expertos, el consumo normal de miel con PAs se considera como inocuo y tampoco el caso de un consumo regularmente alto no se dispone de resultados de pruebas de toxicidad crónica. Sin embargo, los científicos de la EFSA destacan el peligro de problemas de salud y han propuesto un grupo de 17 PAs que se deben analizar en forma regular.

Los importadores explicaron que en Alemania la concientización contra dichos agentes en la miel es extremamente alta e impulsada por organizaciones de protección de consumidores como “Stiftung Warentest” o “Ökotest” que regularmente publican resultados de sus investigaciones realizadas con diferentes calidades de producto pero que a menudo no se orientan a la situación legal sino a percepciones propias de posibles riesgos.

Importaciones europeas

Las importaciones europeas de miel aumentaron considerablemente durante los últimos años, totalizando más de 352.000 toneladas en 2017. El constante aumento de las importaciones europeas de miel se atribuye principalmente a la significativa reducción del sector apícola europeo y es también resultado de varios problemas relacionadas a las fuentes principales en los últimos años así como sequías.

Alemania es el mayor importador de miel de la UE. Según cifras de la Oficina Federal de Estadística, Alemania importó en 2017 unas 90.250 t de miel por un valor de 268 millones de euros. En comparación con el año anterior, la cantidad de miel importada aumentó en 5.963t, por lo que la tendencia sugiere que Alemania siga siendo el mayor importador de miel de la Unión Europea (UE) en 2018. En 2017 representó una participación de un 26% del volumen total de las importaciones europeas. Gran Bretaña (13% del total), Francia (10%), Bélgica (7%) y España (9%) son otros países importadores importantes de la UE.

En los próximos años, se espera que las importaciones de miel sigan creciendo con el fin de compensar la continua disminución de la producción europea.

Países importadores de miel más importantes de la UE (en toneladas)

El mercado de miel alemán se considera no solamente el más importante a nivel europeo sino también uno de los líderes del mundo en atención a que cuenta con un consumo promedio de más de un kilo por persona al año. Atento a las condiciones climáticas imperantes en dicho país, la producción nacional (15.000 a 20.000 toneladas al año) no es suficiente para satisfacer una demanda de más de 81.000 toneladas anuales.

Alrededor del 71 por ciento de la miel importada por Alemania proviene de países extracomunitarios como Argentina (14.097 toneladas), Ucrania (14.095), México (13.712), Cuba (5.258) y China (4.553), mientras que el resto proviene los países miembros de la UE como Hungría (5.780), Bulgaria (4.771), España (4.327) y Rumanía (4.154), entre otros.

Entre los 50 países que exportan miel a Alemania, la Argentina, México y Ucrania son los más importantes, representando el 46 % del volumen total importado. Aunque en 2017, el primer lugar lo ocupó Argentina con 14.097 t por un valor de 37.169 USD, se observa que durante el período comprendido entre 2010 y 2014, se ha registrado una disminución marcada de la importación alemana de miel argentina. Las causas de esta reducción son múltiples: por un lado importadores aducen que por la pérdida de colonias en la

Argentina que produjo una caída en la producción argentina de miel; por otro lado, los flujos de comercio de la miel argentina se orientaron más en dirección hacia Estados Unidos.

Principales países competidores en el mercado alemán (en toneladas)

 

Ucrania – creciente competencia de la oferta de mieles más económicas

Ucrania se presentó ante esta coyuntura como una buena alternativa para importadores alemanes sobre todo para el suministro de la miel más económica. A esto hay que añadir que la Unión Europea apoya el comercio entre Ucrania y su bloque. En el caso de la miel ha introducido una cuota para miel ucraniana exenta de derechos de importación de unas 7.000t al año.

Otro elemento que favorece a los proveedores ucranianos es la ventaja de su ubicación geográfica que facilita un transporte rápido y una logística más flexible que tiene mucha importancia cuando haya reclamos u otros eventos imprevisibles.

Esta situación afecta primordialmente la miel cremosa (como la de girasol) que puede ser ofrecida por Ucrania en calidades similares. Allí se producen además mieles de acacia, de colza y de tilo.

México – miel con mucha reputación en el mercado

México se ubicó en el tercer lugar en 2017 con muy poca diferencia de la Argentina y Ucrania. Sin perjuicio a ello y contemplando un período más largo, México ocupa claramente la posición de proveedor líder de miel para Alemania, ya que fue el país que más vendió en el período entre 2012 y 2016. En 2017 México vendió a Alemania 13.712 toneladas por un valor de 44.412 USD que era mucho mayor que el de Ucrania y también que el de Argentina.

La ventaja que los importadores locales atribuyen a la miel mexicana es que contiene menos elementos transgénicos que la de otros países y proviene de zonas consideradas como protegidas ambientalmente como Yucatán. Asimismo, hay una gran tradición de exportación de miel mexicana a Alemania. Asimismo, Mexico posee un contingente con una tasa preferencial de un 8,6% con respecto a terceros países, lo que le otorga una ventaja competitiva.

China – fuertes reticencias con relación a la calidad

China es el mayor proveedor de miel natural en Europa con un volumen de importación aproximado de más de 78.000 toneladas en 2017. La importación de miel de China representa casi un 38 % del total importado por la UE de países extra-UE. La fuente china de abastecimiento es estable, suficiente, y con precios muy competitivos.

Sin perjuicio de ello, cuestiones de calidad relacionados con la miel china causaron en los últimos años una fuerte caída de los volúmenes importados durante los últimos años, que a criterio de importadores locales podría deberse a algunas reticencias con relación a la calidad declarada en el producto de procedencia del país asiático. En atención ello, la miel China juega un papel menos importante en el mercado alemán, con un volumen importado de 4.553 toneladas en 2017, lo que representa un 5 % del total importado de miel.

Brasil – proveedor de mieles orgánicas

En el contexto del mercado global y alemán Brasil es el mayor proveedor de miel orgánica. En efecto, los apicultores brasileños utilizan abejas provenientes de África que no necesitan ser curadas contra varroa, pudiendo producir la miel ecológica con más facilidad. Importadores locales informaron que casi la totalidad de los volúmenes que importa Alemania provenientes desde Brasil poseen calidad “bio”. Se destaca al respecto que en 2017 Alemania importó solamente 575 toneladas desde Brasil en comparación con 1.660 toneladas en 2016.

1 Comentario está listo

Suscribirse a los comentarios

Los contactos personales de los entrevistados y/o personas mencionadas en las notas no son publicados ni serán facilitados. Esto es para resguardar la privacidad y seguridad de las personas involucradas. Muchas gracias.

  1. Excelente nota
    Consulto por los estándares de calidad de la miel en Europa y en los EEUU
    Consulto si es viable legalmente producir “pan de abeja ” y exportarlo a Alemania y a los EEUU.
    Desde ya muy agradecido
    Alberto Sigfrido Locher
    whatsapp +54 376 4860791
    locheralberto@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar