Plantas aromáticas y cera contra la Varroa

central

Desde siempre apicultores de distintas partes del mundo han estado buscando soluciones alternativas para combatir la Varroa, tratando de evitar en la medida de lo posible la aplicación de acaricidas de síntesis.

A continuación, se presenta una formulación aromática que impide el anidamiento del parásito en las celdas. Se aplica de manera uniforme en el panal de cera de la colmena por incorporación intrínseca en la cera que constituye el panal. Por otra parte, puede presentarse como pequeñas piezas de cera aromatizadas que se colocan en cada una de las celdas del panal, o como una crema viscosa que puede aplicarse sobre la superficie de las propias piezas de cera que conforman el panal.

El ácaro se reproduce en las celdas de cera, en concreto en aquellas donde la reina colocó sus huevos.

La fase reproductiva inicia con la entrada de una hembra fundadora de Varroa en una celda del panal que contiene una cría de abeja en estado de larva. El ácaro es atraído como consecuencia de estímulos aromáticos, fundamentalmente ésteres de ácidos grasos, que las larvas de abejas emiten con el fin de provocar la operculación.

Una vez que la celda es sellada, la Varroa se alimenta de la cría de abeja y comienza su ciclo reproductivo, dando origen a una nueva generación, pero además esta descendencia es capaz de llevar a cabo varios ciclos reproductivos en el interior de la misma celda operculada antes de que la cría de abeja, a la que parasitan y les sirve de alimento, complete su proceso de maduración a abeja adulta.

 

Una solución

Para evitar todo esto, es necesario modificar las condiciones del medio, consiguiendo que el ácaro no se sienta atraído para habitar y reproducirse dentro de la colmena.

Como antecedente, vale destacar que existen varios productos, generalmente formulados a base de extractos naturales de propóleos y aceites etéricos que además comprenden los tres ácidos orgánicos principales en el tratamiento de la varroasis (cítrico, oxálico y fórmico), y que implica sólo un cambio en el medio en el olor de la abeja adulta, pero no de las celdas del panal.

Dichas formulaciones, deben colocarse en estado líquido sobre las abejas en las colmenas, con el fin de que ésta realice su función. Sin embargo, la dificultad de que la formulación llegue al interior de cada una de las celdas del panal de cera supone un problema técnico, debido a que la aplicación de estos productos se realiza de manera manual y repetitiva, puesto que se necesitan realizar varias operaciones de aplicación, lo que puede conllevar a que la acción del producto no sea efectiva.

En consecuencia, la técnica presentada a continuación busca mezclar homogéneamente el producto propuesto con cera fundida en estado liquido, creando una composición que sirve de materia prima para la fabricación de panales de cera, o pequeñas piezas de cera aromatizada, y que contienen intrínsecamente la formulación aromática contra la Varroa.

 

En detalle…

La formulación, debe contar con los siguientes componentes:

 

– Un medio líquido de base vegetal, preferentemente algún tipo de aceite.

– Al menos un aditivo aromático de origen natural, formada por mezclas de varias sustancias químicas extraídas de plantas de diversas familias, preferentemente Labiadas, Rutáceas, Umbelíferas y Abietáceas, que se asemejan mucho por sus caracteres físicos a las grasas, pero se distinguen de éstas por ser muy volátiles.

La formulación aromática en cuestión puede tener múltiples composiciones, pero siempre preferentemente el contenido del medio líquido de base vegetal debe representar entre un 70 y un 90 % del total.

Para realizar el proceso de mezclado con la cera, esta debe estar a una temperatura similar o superior a su temperatura de fusión para mantenerse en estado líquido sobre la cual se adiciona la composición aromática que se encuentra a temperatura ambiente para preservar al máximo sus aromas.

Generalmente para ocho partes de cera se agregan dos partes de la composición aromática.

 

Algunas fórmulas…

– Para preparar dos kilos, se necesita el 80 % en peso de aceite de oliva, con un 10% de extracto de romero y un 10% de extracto de tomillo, para esto se deben moler 200 gramos de romero y 200 gramos de tomillo. Posteriormente, sobre la mezcla de las moliendas, se adicionan 1600 centímetros cúbicos de aceite de oliva, y se mantiene en agitación durante media hora para obtener la formulación aromática.

– Moler medio kilo de romero y medio kilo de tomillo. Previamente a la adición de aceite, se puede incorporar sobre la molienda de los vegetales, entre 100 y 200 centímetros cúbicos de agua, para facilitar la extracción de algunos de los aromas de estas plantas.

Luego colocar 4000 centímetros cúbicos de aceite a temperatura ambiente, y comenzar a agitar durante media hora aproximadamente.

 

Además…

A continuación se presenta una formula del especialista Pascal Debauche. La misma contiene los siguientes productos:

Tomillo 3 ml

Ajowan 2 ml

Anis estrellado 2 ml

Cantueso 1,5 ml

Menta piperita (1 ml

Clavo de olor 0,5 ml

Se usa la mezcla pura. Se depositan 10 gotas en un trocito de madera que deberá colocarse en la base de la colmena (primer piso), o bien directamente en la madera de la colmena. Este tratamiento se debe realizar cada tres a cuatro días durante dos semanas.

 

1 Comentario está listo

  1. seria interesante y creo una solucion tecnica que los aceites esenciales se apliquen en las laminas de cera estampada a fin de que cuando las abejas levanten celdas para formar el panal el mismo estando bien impregnado de olores esenciales impida la anidacion de las varroas en las celdas, no se si se ensayo eso pero seria interesante probar y que las esencias sean lo mas fuerte posible.