Poco movimiento comercial

El mercado de la miel sigue moviéndose de manera sumamente cautelosa, un poco por decisión propia y otro poco por decisión de los compradores internacionales, tal como trataremos de reflejar en las siguientes líneas según lo que nuestra redacción pudo averiguar en dialogó con apicultores de varias zonas del país, como así también con acopiadores/exportadores.
Se habla de una cosecha que apenas pisaría las 50 a 55 mil toneladas siendo optimistas, lo cual indicaría que el precio automáticamente debería elevarse por cuestiones que responden meramente a la balanza comercial y la siempre mencionada “ley de oferta y demanda”, sin embargo esto no ocurre.
Nuestro medio realizó una recorrida con voces provenientes desde diferentes zonas, quienes señalaron que los valores que se manejan actualmente tienen un piso que está en el orden de los 61 a 62 pesos y un techo que en ningún caso supera los 65, es decir que estamos hablando de apenas un dólar con cincuenta e incluso si nos ponemos finos con los números deberíamos hablar de algunos centavos de dólar menos.
Frente a esto los apicultores están dispuestos a esperar que la cotización se eleve un poco y de ésta manera mejorar algo la rentabilidad. Si consideramos el valor histórico de la miel (dos dólares), hoy deberíamos estar hablando de un precio por kilo que debería estar en el orden de los 85 a 90 pesos, algo que ni por asomo de dará al menos en el corto y mediano plazo.
Esto indudablemente genera cierto malestar en los apicultores, que tiempo atrás festejaban la “disparada” del dólar esperando que precisamente esto repercuta en la miel, algo que finalmente no ocurrió.

Las operaciones son escasas y por el momento no se avizora una reactivación.

Sin embargo, un punto que debemos aclarar, que más allá que los apicultores no se encuentran desesperados por vender a estos precios, la realidad indica que desde el exterior tampoco se “desesperan” por llevarse nuestra miel y en consecuencia se produce una especie de “Guerra Fría”.
Los compradores de nuestro país indicaron que están tomando miel de sus clientes de siempre, pero bajo ningún concepto están estableciendo contacto con nuevos apicultores que le provean miel porque la realidad indica que con lo que tienen por ahora están abasteciendo a los compradores internacionales.
Sobre esto Amanda Fabbiani de Paredes sin dudarlo afirmó que desde afuera no nos observan como un país confiable, esto por los constantes vaivenes que viene sufriendo nuestra economía en el último tiempo y además agregó que irrumpieron en el mercado varios nuevos proveedores como Cuba, que en realidad no venden mucho al exterior, pero al tratarse de varios nuevos proveedores en el volumen final si pueden terminar influyendo.
¿Qué pasará a futuro?

Los valores de las mieles claras, como mencionamos un par de párrafos más arriba, oscilan entre los 61 y 65 pesos aproximadamente, mientras que la miel más oscura en algunos casos no supera los 60, obviamente un valor sumamente bajo y que pone contra las cuerdas la chance de seguir desempeñándose en la actividad de varios apicultores.
Por otra parte, la inestabilidad interna que tenemos actualmente en Argentina también se convierte en otro dolor de cabeza, porque el apicultor no puede hacer grandes proyecciones de números ya que no sabe cuanto aumentará por ejemplo el azúcar de cara a la alimentación que se avecina en el invierno.

Sin dudarlo, los especialistas del tema indican que el mayor o menor movimiento comercial va a estar marcado por lo que ocurra con Estados Unidos, no particularmente con su cosecha, sino con lo que pueda llegar a comprar de otros países que en algunos casos pueden reemplazar buena parte de lo que habitualmente se adquiere de Argentina.
Por otra parte, pese a que se viene anunciando la posibilidad de medidas para frenar el ingreso de los preparados chinos que reemplazan a la miel, todavía no hay nada en concreto y mientras tanto el “Gigante Asiático” sigue dominando varios mercados y ocupando nichos comerciales que en años atrás pertenecían en parte a nuestro país.

¿Qué dicen los apicultores?
Para culminar los apicultores fueron contundentes y avisaron que a menos de 64 o 65 pesos es imposible vender porque te terminan devorando los costos internos.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar