Productores complicados por inundaciones y anegamiento de caminos

Según pudo averiguar nuestro medio, muchas zonas del país se encuentran sumamente complicadas como consecuencia de los excesos pluviométricos que no sólo perjudican los caminos y no permiten en ingreso a los apiarios para alimentar las colmenas sino que además han sufrido la pérdida de colmenas que han sido arrastradas por el agua.

Al respecto desde la zona de Urdinarrain, Entre Ríos, Leandro Bernhardt explicó que viene lloviendo una vez por semana y esto perjudica notablemente el acceso a los colmenares, y agregó “levantaron la cosecha de soja y maíz y destruyeron todos los accesos a los campos. Es un verdadero desastre”. No tenemos forma de ingresar a los apiarios. Estamos viendo qué nos deja hacer el tiempo”, remató.

Por su parte, desde Chaco Fabricio Etulain manifestó que en la zona de los humedades, donde el promedio de lluvia anual asciende a los 1200 milímetros, en los últimos dos meses ya llovieron 1000.

Se llevan perdidas miles de colmenas, principalmente por tres motivos. Algunas por inundación total, otras porque las corrió la hormiga arará, que por falta de territorio seco se metió a las colmenas y le empezó a ganar el lugar a las abejas, que finalmente se retiraron.

La última causa responde a la falta de alimento por no poder llegar a los campos. En algunos apiarios se cosechó todo y luego no se pudo llegar a alimentar.

La zona más complicada es el NEA que abarca Resistencia, San Martín y Roque Sáenz Peña, con perdidas de hasta el 60%. “Entre la zona de San Martín y Resistencia aproximadamente van unas 2500 colmenas   perdida. El total de las colmenas que llevo perdidas ahí son 670”, profundizó Etulain.

Además, mencionó que están atravesando problemas sanitarios y explicó. “Estábamos en proceso de cura hace un par de meses atrás y en algunas colmenas no se pudo llegar. Acá tenemos una abeja medianamente africanizada que es normal que cuando se satura de Varroa abandonen las colmenas para evitar la muerte, y se están viendo muchos enjambres lo cual no es normal para esta época sino que en un síntoma de complicaciones con Varroa”.

Para cerrar desde el sur de la Provincia de Córdoba, Javier Cersósimo expresó que si bien las lluvias aflojaron, continúan realmente muy complicados porque los caminos están todos cortados y porque además los campos no tiene piso como para poder ingresar a atender los colmenares.