Recomendaciones frente a focos de Loque Americana

afb

Según un informe elaborado por INTA, que El Apicultor presenta en versión periodística, en el contexto actual que atraviesa el sector están resurgiendo problemas sanitarios que se creían superados, como Loque Americana.

Durante mucho tiempo no se habló de Loque Americana como un problema. Sin embargo, recientemente, relacionado con apiarios abandonados en diferentes regiones, se ha observado un resurgimiento de colmenas afectadas, motivo por el cual desde el organismo brindaron diferentes consideraciones para una rápida detección de la enfermedad:

-Las larvas/pupas mueren generalmente operculadas, estiradas sobre la pared de la celda, de color marrón y aspecto pegajoso como “chicle”.

-Cuando la larva/pupa muere se seca, se observa una escama muy adherida a la pared de la celda, de color negro brillante que contiene millones de esporos con capacidad de infectar a otras larvas.

-Los panales presentan cría salteada, opérculos hundidos, con pequeñas perforaciones,  oscuros, de aspecto grasoso.

-Las abejas limpiadoras, luego nodrizas, al intentar retirar las escamas de las celdas, contaminan su cuerpo con esporas, que luego diseminan entre las crías y por el interior de la colmena.

-El nido de cría se desplaza porque la reina no coloca huevos en las celdas con escamas.

 

Recomendaciones de prevención

Es fundamental inspeccionar las colonias cada primavera y otoño, especialmente para chequear las enfermedades de la cría. En caso de duda se deben enviar al laboratorio un trozo de panal envuelto en papel dentro de una caja. Además:

– Regular y sistemáticamente reemplazar los marcos viejos de la cámara de cría un 30% por año. Nunca transferir marcos entre colonias, o dividir colonias sin revisar primero para ver si hay signos de Loque americana.

-Controlar el pillaje en el apiario. Nunca dejar panales o miel expuesta al pillaje.

-Incorporar genética de elevado comportamiento higiénico.

-Evitar que las colmenas mueran en el campo, pero, si una colonia de abejas muere, retirar todo el material para evitar el pillaje.

– No colocar colmenas en la cercanía de salas de extracción o galpones, son los lugares de mayor riesgo de contagio.

 

Denuncia obligatoria

A través de la Resolución SENASA 422/03 y de la Resolución SENASA 278/13 se incluye a la Loque Americana entre las enfermedades de declaración obligatoria.

Cada caso o sospecha de la enfermedad debe ser notificado a la Oficina Local del SENASA más cercana.

Los apiarios abandonados son un potencial foco infeccioso de esta y de otras enfermedades apícolas, por lo que es imprescindible que todos los actores del sector estén alertas a su presencia y lo informen en forma inmediata al SENASA.

 

No utilizar antibióticos

Se recomienda no utilizarlos porque no mata los esporos, sino que los vuelve resistentes al morir la larva enferma. De manera que permanecen en el material de las colmenas por más de 10 años, aunque se apliquen antibióticos.

El uso frecuente de antibióticos hasta principios de la década del 90, generó cepas resistentes de las bacterias en la forma vegetativa, fase de multiplicación,  a las dosis que  pueden tolerar las larvas o abejas.

 

Desde INTA…

Sobre el tema Graciela Rodriguez, de la estación experimental del INTA Ascasubi (Buenos Aires) informó a nuestro medio que se han dado casos de la enfermedad en distintas zonas del país y explicó “se dieron nuevos casos de apiarios que no tenían problemas de Loque americana y que ahora vuelven a presentar signos clínicos”, y agregó “está relacionado generalmente a colmenas abandonadas”.

Además, planteó la necesidad de estar atentos en la prevención y control para evitar focos o sorpresas en el caso de los apicultores que no pueden revisar periódicamente las colmenas. “Lo que sabemos por experiencia es que la colmena mejor poblada es la que primero se enferma al haber apiarios abandonados, porque tiene mayor fortaleza para ir a  pillar a estas colmenas enfermas”.

“Lo importante es revisar la colmena pero buscando Loque Americana como cuando era la época de gran presencia de la enfermedad. Debe hacerse en todos los cuadros de la cámara de cría, asegurándose que no haya abejas sobre la cría que no este tapando los signos de la enfermedad”, destacó la profesional, a la vez que afirmó “empiezan a verse apiarios con una incidencia mayor de Loque americana que lo habitual. Hay que mantener el nivel por debajo del 1 por ciento. Cuando se incremente debemos prender la alarma. Es fundamental evitar que las colmenas mueran en el campo”.

En cuanto a la recuperación del material aconsejó realizar una limpieza profunda con algún flameado y raspar bien para no dejar restos de cera y propóleos, mientras que en cuanto a los cuadros lo óptimo es destruirlos.

 

Desde SENASA…

Por su parte desde SENASA, Mauricio Rabinovich, manifestó haber escuchado rumores de algunos casos donde apareció la enfermedad, pero no recibieron ninguna denuncia en el organismo y enfatizó “debemos recordar la obligatoriedad de informar sobre algún caso de enfermedad en las colmenas”.

Es muy llamativo que INTA habla de Loque y SENASA diga simplemente haber escuchado rumores. Los dos son reparticiones nacionales, pero la última se maneja con denuncias por escrito, y mientras esto no suceda para ellos oficialmente no hay focos.

 

¿Loque Europea?

Por último, en la localidad de Urdinarrain (Entre Ríos), se dieron algunos casos de Loque Europea, tal como afirmó Leandro Bernhardt, quien señaló que esto respondió principalmente a cambios drásticos de clima, aunque agregó que la situación está controlada.

 

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar