Recursos florales en el norte argentino

La apicultura en Chaco se caracteriza por tener mucho potencial por explotar, principalmente por la abundante oferta floral en varios puntos de la Provincia.

de-todo-578

La floración del monte nativo representa una importante ventaja comparativa para la producción de mieles convencionales y certificadas, más teniendo en cuenta los elevados niveles de néctar que producen las especies arbóreas predominantes y la flora nativa en general en toda la provincia.

Zonas

Chaco, se encuentra dividida en siete zonas diferentes, las cuales se describen a continuación:

Zona 1: Comprende los departamentos San Fernando, Libertad, General Dónovan, Tapenagá, 1º de Mayo, Bermejo. Con un total de 1.651.500 hectáreas, es una zona caracterizada por bañados y esteros, recorrida por los ríos Paraná y Bermejo, cuyas floraciones se inician en los meses de Agosto-Septiembre y se extienden hasta Marzo-Abril.

Las principales especies vegetales son: palmas, totorales, sauce (foto) y ceibo.

Zona 2: Abarca los departamentos de Libertador General San Martín y Sargento Cabral. La zona se caracteriza por presentar bosques y montes que aportan muy buen flujo de néctar a la época de floración que comienza en Agosto y culmina en Noviembre – Diciembre.

Zona 3: Incluye a los departamentos Independencia, Comandante Fernández, Quitilipi, 25 de Mayo, Maipú y Presidencia de la Plaza. Se ubica en el centro de la provincia en una zona agrícola ganadera exclusivamente. Las sabanas, por su parte, conforman un paisaje dominado por hierbas medias y altas, imperando las gramíneas acompañadas por otras herbáceas.

El componente leñoso, hacia el eje fluvial Paraguay Paraná, está constituido principalmente en suelos alcalinos por palmares de Caranday, mezcladas con ejemplares de árboles bajos y arbustos, aislados o formando isletas boscosas, como algarrobos (foto), chañares, talas, molles y granaditas o quebrachillos.

Zona 4: Es una región agrícola ganadera en la cual no existen grandes extensiones de monte nativo. El área abarca 1.122.200 hectáreas y comprende los departamentos Fray Justo, Santa María de Oro, Mayor Luis Fontana, San Lorenzo, O’Higgins y 2 de Abril.

Es una vasta región chata cuya vegetación varía de oeste a este. En el oeste se encuentran enormes pastizales de flechilla que se alternan con espartillares entremezclados con ñandubay. Los bosques son escasos y las cañadas ofrecen gran cantidad de forrajes naturales. Mientras más hacia el este se incluyen bosques de madera dura. En la parte norte de esta zona pueden ser encontrados Chañar, Algarrobo, Itin, Lapacho, árboles característicos de la región chaqueña. La época de floración comienza con la finalización de las últimas heladas en el mes de Agosto extendiéndose hasta Noviembre.
Zona 5: Esta Región tiene un paisaje plano, salpicado de explotaciones agropecuarias, forestales que es producto de la actividad de hace mas de 70 años. La floración se inicia en primavera después de la implantación del girasol en Octubre y termina con especies naturales en los meses de Marzo y Abril. Cerca del límite con las provincias de Santiago del Estero y Salta se pueden encontrar especies como el quebracho colorado y quebracho blanco, algarrobo, itin blanco y negro, palo santo, mistol, guayacan, chañar, tala y palo borracho.

Zona 6: Esta zona es la más extensa de la provincia abarcando unas 2.500.000 hectáreas en el denominado Impenetrable Chaqueño.

Abarca el noroeste de la provincia, región semiárida con una estación seca marcada y una creciente disminución de las lluvias hacia el oeste. Se caracteriza por el bosque chaqueño occidental que responde a las características de un Bosque Xerófilo Subtropical, aquí los árboles representan más del 75% de la cobertura vegetal. Los árboles más comunes en el Chaco Occidental son el quebracho blanco, el quebracho colorado santiagueño y chaqueño, los algarrobos, el palo santo, el itín, el vinal, la brea, el mistol, la palma carandilla, el garabato y otras plantas como las tunas o quimilís, cactus – cardones, ucles, y cardos.

Zona 7: Abarca unas 48.000 hectáreas en la zona denominada región del Chaco árido, limitada al Norte por el río Bermejo, al sur el río Bermejito y al Oeste por la provincia de Salta. Este territorio está dentro del Impenetrable chaqueño con características muy similares a la zona 6, sólo que presenta importantes cursos de agua que limitan la zona denominada Interfluvio. Los meses de cosecha de miel se extienden desde Diciembre a Marzo.

Santiago del Estero

Santiago del Estero se encuentra en la zona subtropical de nuestro país y tiene una superficie de 145.670 kilómetros.

Predomina la llanura cubierta en gran parte con vegetación montuosa (zona de secano). Es atravesada en diagonal, de noroeste a sudoeste por los ríos Dulce y Salado, ambos separados entre sí por aproximadamente 100 kilómetros.

Entre las principales floraciones se pueden mencionar el ceibo (foto), chañar, duraznero, eucalipto, itín, lapacho, palo borracho y quebracho.

Formosa

En el este formoseño, la flora con potencial apícola presenta una gran diversidad de especies y está constituida casi exclusivamente por vegetación autóctona.

El período de floración se extiende desde Agosto hasta Abril. En las cercanías de los apiarios dominan fundamentalmente las especies leñosas por sobre las herbáceas.

La vegetación acuática y de humedales muestra un extenso intervalo de floración y por ello representa un buen aporte melífero en la región.

En consecuencia la abundante y extensa floración del conjunto de especies que integran el bosque nativo formoseño constituye un valioso recurso de interés para la apicultura.

Tucumán

La vegetación de la sierra subándina tucumana tiene las mismas características de la del resto del noroeste argentino. Según la altura, se presentan distintos tipos de vegetación. En la base de las sierras y en los valles se desarrollan bosques con abundancia de jacarandá, viraró, urundel, palo blanco y oreja de negro.

Ascendiendo, sobre las laderas occidentales húmedas se desarrolla un tipo deQuitar la imagen destacada selva con profusión de laurel, tipa, cedro, roble criollo, lapacho rosado y blanco, y ceibo. Por encima de los 1.500 metros, la vegetación comienza a ralear. La selva es reemplazada por un bosque montano de quinoa, aliso y pino del cerro. Por encima de los 2.500 metros sobre el nivel del mar predominan los pastos duros, algunas gramíneas y cactáceas, que sólo reciben la humedad de las heladas.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar