Resolución sobre la fabricación y reciclado de envases de miel

 

Desde SENASA publicaron en su boletín oficial la Resolución sobre el Proceso de Fabricación y/o Reciclado de Envases Contenedores de Miel.
La misma en su artículo número 1 indica que se aprueba el Reglamento técnico para el proceso de fabricación y/o reacondicionamiento (reciclado a nuevo) de envases contenedores de miel a granel, el cual resulta obligatorio para la comercialización de miel para consumo nacional y de exportación, al tiempo que indica las siguientes obligaciones del fabricante o reciclador:

A- Certificar el proceso de fabricación o reciclado por parte de una entidad certificadora pública o privada, autorizada por el SERVICIO NACIONAL DE SANIDAD Y CALIDAD AGROALIMENTARIA.

B- Solicitar la aprobación del envase ante la Dirección General de Laboratorios y Control Técnico de este Servicio Nacional, en cumplimiento con lo establecido en el Código Alimentario Argentino, o con las exigencias de cada país importador, en caso de corresponder.

C- Cumplir con las especificaciones técnicas establecidas de la presente resolución.

D- Implementar buenas prácticas de fabricación, recuperación y distribución, y proveer al usuario las recomendaciones para la manipulación, almacenamiento, conservación y vida útil del envase.

E- Cumplir con los requisitos de identificación y rotulado establecidos en el Artículo 4° de la presente resolución.

F- Llevar un registro de proveedores de insumos, de etapas de fabricación y de aquellos que adquieran los envases, que permita que los mismos puedan ser recuperados si presentan defectos de fabricación, si constituyen un riesgo para la salud pública o si SENASA así lo determina.

G- Implementar el uso de los sistemas informáticos de trazabilidad y recupero que oportunamente sean dispuestos por este Servicio Nacional.

H- Utilizar, para el reciclado, exclusivamente envases provenientes de la industria alimenticia tanto en su primer uso como en todos los ulteriores.

Por otra parte se establecen una serie de requisitos para aquellos fabricantes de envases no metálicos para uso de miel a granel.

A- Fabricar exclusivamente envases de primer uso o nuevos.

B- Solicitar la aprobación del envase ante la Dirección General de Laboratorios y Control Técnico de SENASA o ante otra Autoridad Sanitaria Nacional competente según, de acuerdo con las exigencias establecidas en el Código Alimentario Argentino o con las exigencias de cada país importador, en caso de corresponder.

C- Cumplir con los requisitos de identificación y rotulado.

Precisamente con respecto a éste último punto, se debe cumplir con las siguientes exigencias:

A- Garantizar la visibilidad, lectura e inviolabilidad de los siguientes datos:
-Peso del tambor vacío (tara).
-Marca límite de llenado trazada a cinco centímetros del borde superior del tambor.
-Etiqueta con características generales y de seguridad, aprobada, y con número de identificación ad hoc definido por SENASA para cada envase, conforme el procedimiento y el sistema informático establecido a este efecto.
– Salvo autorización fehaciente de SENASA, el tambor metálico vacío para contener miel, no puede ser comercializado con ninguna identificación en sobre relieve, etiquetado u otra no autorizada por este Organismo.
– El envase metálico a reciclar y reciclado para uso en miel debe identificarse y separarse físicamente en la planta recicladora de cualquier otro tambor destinado a otro uso.

Especificaciones técnicas

SENASA dispuso una serie de especificaciones técnicas que deben cumplir los tambores, las más importantes se plantean a continuación.

Envase metálico nuevo tambor bajo

– Peso vacío: 16,5 kilos +/- 5%.
– Altura: 883 mm +/- 10 mm (con tapa y aro).
– Capacidad Nominal: 200 litros.
– Refuerzos Mecánicos: Dos expandiduras y ocho corrugaciones simples.
– Brida: Con brida centrada en tapa o sin brida.

Envase metálico nuevo tambor alto

Debe cumplir las normas especificadas anteriormente, excepto:

– Altura: 980 mm ± 10 mm.
– Peso: 18 kg ± 5%.

Especificaciones técnicas para el reacondicionado

Debe cumplimentar todos los requisitos expuestos, con estas excepciones:

– Altura (con tapa y aro): 860 ± 10 mm o 883 ± 10 mm.
– Refuerzos mecánicos (mínimo): Dos expandiduras, con o sin corrugaciones simples.

Características de la etiqueta

– Empresas fabricantes de etiquetas e imprentas aprobadas por el SERVICIO NACIONAL DE SANIDAD Y CALIDAD AGROALIMENTARIA.
– Especificaciones técnicas de etiquetas de trazabilidad para tambores de miel.

Materiales

– Cáscara de huevo: película blanca de alto nivel de destructibilidad, con baja resistencia al rasgado y baja fuerza mecánica.

– Laminado: film cavitado y coestrudado destructible, con filtro de los rayos Ultra Violeta (UV) y vida útil mayor de dos años.

– Apto para estar sumergido en agua sin cambiar sus propiedades.

– Adhesivo: emulsión acrílica reforzada permanente. Rango de servicio de -25°C a 85°C.

– Impresión:

– Cuatro colores UV.

– Tinta reactiva a la luz UV con viro a rojo.

– Impresión de código de barras, número verificador y fecha de impresión.

– Holograma personalizado y relieve, aprobado por el SENASA.

– Tamaño: 145 mm de ancho x 90 mm de alto.

La presente resolución entró en vigencia a partir del día de su publicación en el Boletín Oficial, a excepción del apartado que indica “Certificar el proceso de fabricación o reciclado por parte de una entidad certificadora pública o privada, autorizada por el SERVICIO NACIONAL DE SANIDAD Y CALIDAD AGROALIMENTARIA”.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar