Se inscribieron 1300 salas de extracción en SENASA

 

Como ya es de público conocimiento hasta el 31 de Marzo se llevó adelante el registro gratuito y obligatorio de todas las salas de extracción de miel y acopios intermedios del país. Esto, mediante la Resolución N° 515/2016 que creó el Registro Nacional de Salas de Extracción de Miel y Acopios Intermedios en el Sistema Único de Registros (SUR), en la órbita de la Dirección Nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del SENASA, con el fin de garantizar el seguimiento de la miel a lo largo de la cadena de comercialización.
Al respecto en diálogo con nuestro medio Patricia Borgna, una de las personas a cargo del proceso, manifestó “con esta medida buscamos generar transparencia en todos los eslabones de la cadena apícola. Es una de las actividades que realizamos para mejorar el sistema y garantizar la trazabilidad de la miel a los destinos que se exportan”.
La funcionaria se mostró satisfecha aunque aclaró que el objetivo aún no está cumplido, porque quedaron salas sin inscribirse y a las mismas apuntarán en el transcurso del año.
En total se anotaron 1300 salas sobre unas 1700 a 1800 que existen en todo el país y 40 salas de acopio intermedio, de las cuales no se tiene referencia previa porque es la primera vez que se inscriben. “Toda la cadena hacia atrás de la comercialización es la que buscamos registrar”, agregó. “Para mí fue exitoso porque incluso estamos hablando de cifras similares a las que se manejaban en 2007”.
Alrededor del 90 por ciento de las salas pertenecen a las cinco provincias apícolas principales, es decir Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y La Pampa.
En cuanto al porqué de la inscripción de los acopios intermedios, aclaró “muchos exportadores grandes no se manejan directamente con las salas y en consecuencia es fundamental tener esto en regla.
La idea es implementar un nuevo sistema de trazabilidad que incluyan a estos operadores que quedaban por fuera anteriormente”.

Salas no inscriptas
Es importante remarcar que aquellas salas habilitadas que no estén inscriptas pueden anotarse en cualquier momento en las oficinas de SENASA, mientras que para las que no están habilitadas el tema es más complejo, porque primero deben hacer todo el proceso para recibir la habilitación y luego recién pueden inscribirse, ya que se venció el plazo. “Tenemos varios llamados telefónicos que dicen que no se han enterado y que como hoy los exportadores le están exigiendo la inscripción en el padrón están averiguando sobre el tema”.
Para aquellos establecimientos que no tenían número, SENASA les otorgó un número provisorio, y ahora tienen un plazo hasta el 30 de noviembre para habilitarse y ahí recibirán el número definitivo. A partir de la temporada que viene aquellas salas que no estén habilitadas saldrán del padrón.

Convenios
Para finalizar, Borgna destacó que establecieron convenios de colaboración y que están trabajando junto con Provincia de Buenos Aires en todo este tema, al tiempo que agregó que se encuentran prontos a arrancar con Entre Ríos, y para finalizar aclaró “tenemos convenios con 14 provincias, que ahora por supuesto deben actualizarse”.
La idea en principio es poder trabajar de manera mancomunada con todas las regiones del país, facilitándoles las cosas fundamentalmente a los propios apicultores.