Selección de abejas tolerantes a varroa por comportamiento higiénico

Es la capacidad que tienen de detectar cría muerta dentro de las celdas, desopercular y retirarla de las mismas disminuyendo la masa infectante dentro de la colonia, aumentando así la tolerancia de las colmenas a las enfermedades de la cría.

Pagina-7

La varroosis es un problema sanitario de primer orden en las explotaciones apícolas, que limita de manera importante la viabilidad de las colonias de abejas melíferas si no se realiza un control adecuado.
A nivel mundial, el ácaro de la varroosis, Varroa destructor, supone la amenaza más grave a la abeja melífera occidental. Ha sido diagnosticada en Asia, Europa, el Continente Americano, Australia, Nueva Zelanda y en el Norte y Sur de África.
Muchas de las pérdidas de colmenas registradas durante los últimos años se debieron principalmente, junto con problemas nutricionales, a la acción del ácaro Varroa destructor sobre colonias que no recibieron un correcto tratamiento o un monitoreo continuo de la población de parásitos, señala un trabajo desarrollado por el Ing. Agr. Osvaldo Atela (Ministerio de Asuntos Agrarios – Cabaña Apiario Pedro J. Bover) y la Ing. Agr. Susana Bruno (Ministerio de Asuntos Agrarios – Servicio de Extensión Apícola Tres Arroyos) y que El Apicultor presenta en versión periodística.
En estudios de prevalencia llevados a cabo por SENASA en conjunto con gobiernos provinciales y el Consejo Federal de Inversiones en algunos territorios provinciales se obtuvieron resultados que demostraron que la varroosis resulta la patología apícola de mayor ocurrencia (74% casos positivos), con infestaciones por encima del 1% de varroas foréticas en el 25% de los casos y 46% por encima del 3%.
A los factores que dificultan mantener esta parasitosis por debajo de los umbrales de daño económico, se suma el fenómeno de resistencia. Investigadores del área de Artrópodos de la Universidad de Mar del Plata han determinado la existencia de resistencia en ácaros varroa al Cumafós en varias regiones del país y también al Amitraz. Estudios posteriores contemplan investigar posibilidad de resistencia al Fluvalinato y Flumetrina.
Sin controlar, Varroa por regla general matará las colonias en un año. El parásito es controlado principalmente mediante el uso de acaricidas sintéticos, tales como fluvalinato, cumafós, amitraz, flumetrina, pero este enfoque no es sustentable a largo plazo. Desafortunadamente, el uso inadecuado de químicos ha llevado al desarrollo de ácaros resistentes resultando en grandes pérdidas de colmenas y al incremento de residuos químicos en ceras y miel.
Una variedad de métodos de control alternativos fueron desarrollados para evitar o demorar los problemas de resistencia a los acaricidas sintéticos y de residuos químicos en los productos apícolas. Estos incluyen: uso de productos orgánicos utilización de panales trampa, pisos perforados, uso de abejas resistentes y/o tolerantes a Varroa.
La selección de abejas resistentes y/o tolerantes a Varroa permite reducir o eliminar el uso de acaricidas evitando todos los problemas que el control químico trae aparejado.
El objetivo general de este trabajo es encontrar líneas de abejas capaces de ser resistentes a enfermedades o que puedan convivir en otros casos, con ellas.
El objetivo específico de este trabajo fue detectar si existen diferencias en la tolerancia al ácaro V. destructor en colonias de A. mellífera encabezadas por reinas de orígenes genéticos diferentes por evaluación y comparación de la dinámica poblacional del ácaro mediante la evolución de la tasa de infestación del parásito sobre abejas adultas relacionado con el comportamiento higiénico de la colonia. (Conseguir el medio genético para palear esta situación).
Como respaldo de estos objetivos tenemos un mosaico de haplotipos correspondiente al linaje C en un 97% y linaje A 3%. Dentro del linaje C corresponde un 69% a Apis mellífera ligustica y un 28% Apis mellífera cárnica y el 3% al haplotipo africanizado.

Materiales y métodos

Se recolectaron 100 muestras de 56 localidades dentro de nuestro país; entre los meses de Marzo – Agosto correspondientes a: Región de Cuyo; Región Mesopotámica; Región Central y Norte; Región Patagónica Central y Región Pampeana (incluidas colonias de La Cabaña Apiario Pedro J. Bover y Provincia de Buenos Aires) provenientes de 35 orígenes diferentes, como stock inicial. El trabajo se realizó en la Cabaña Apiario Pedro J. Bover ubicada en el partido de General Belgrano Provincia de Buenos Aires.
Se individualizó el material mediante la numeración de las colmenas y  marcación de sus reinas. Se equilibraron poblacionalmente a cada unas de las colonias.
Por selección masal se comenzó con características comportamentales logradas y a partir de estas incorporar y producir un stock de abejas adaptadas a diferentes zonas a través de una alta variabilidad genética (lograr haplotipos de abejas deseadas).
Las colonias fueron evaluadas por mansedumbre, prolificidad, comportamiento higiénico, baja enjambrazón, resistencia a enfermedades, aptitud para invernar, aptitud en la polinización, morfología de la reina (tamaño, peso, forma, color), porcentaje de ácaros sobre abejas adultas.
Las colonias se acondicionaron para la invernada, para poder medir a partir de este su capacidad y determinar con esta la evolución de Varroosis y presencia de otras enfermedades. Las colmenas no recibieron ningún tratamiento acaricida durante el desarrollo del ensayo.

Comportamiento higiénico

Un criterio de selección a tener en cuenta es el comportamiento higiénico de las abejas.  Es decir, la capacidad que tienen las mismas de detectar cría muerta dentro de las celdas, desopercular y retirarla de las mismas disminuyendo de esta forma la masa infectante dentro de la colonia, aumentando así la tolerancia de las colmenas a las enfermedades de la cría.
Todas las colonias fueron evaluadas mensualmente a partir de noviembre de 2011 hasta el mes de febrero de 2012 por su comportamiento higiénico mediante el método del nitrógeno líquido para evaluar su capacidad de limpieza.
Este método consiste en contar en un panal con cría de obrera operculada todas las celdas de cría operculada presentes en una superficie circular que corresponde a 144 celdas. Luego se congelan con nitrógeno líquido las crías operculadas de este círculo y el panal es devuelto a la colonia original a evaluar. Después de 24 horas se retira y registran el número de celdas desoperculadas sin restos de cría muerta en su interior (valor Z) y el número de celdas que permanecen operculadas (valor Y).

Celdas operculadas x 100 = Comportamiento Higiénico
 

Celdas limpias

 

Se relacionan los valores para ambos días (inicial y 24 horas después) y se obtiene la tasa de comportamiento higiénico total (CHT).

Determinación del porcentaje de infestación en abejas adultas

Se realizó la determinación del porcentaje de parasitación de varroa en fase forética mediante la toma de muestras de abejas adultas de cada colmena, separando del proyecto aquellas que superaban el 10%. Aquellas colonias que no superaban el citado porcentaje permanecieron sin recibir tratamiento acaricida.
Aproximadamente ciento cuarenta abejas obreras adultas fueron recolectadas del panal central conteniendo cría abierta en un frasco conteniendo agua. En laboratorio se le agregaron dos gotas de detergente. Se agitó la muestra para lograr el desprendimiento de los ácaros y se pasó la misma por un doble filtro. Se contó el número de ácaros por muestra, su relación con el número de abejas de la muestra por cien nos dio el porcentaje de infestación de la misma.
Sobre aquellas colonias que destacaron algún atributo a seleccionar se comenzó a realizar su primera segregación.

Resultados

Los resultados del comportamiento higiénico mostraron la dispersión de los mismos, no obstante la mayoría de las colonias superó el rigor de selección que se había planteado; no así la evolución de infestación del parásito, manifestándose porcentajes en el primer año que superaron el rigor de selección en un 60% de las mismas. Las colmenas más destacadas en el comportamiento higiénico tuvieron valores de infestación que iban aumentando paulatinamente con el intervalo de toma de muestras.
Las colonias en su mayoría se manifestaban manteniendo la postura durante los meses de abril, mayo y junio comparadas con colonias testigos tratadas.
Hasta la fecha, las colonias higiénicas no son capaces de mantener cargas de varroa por debajo del umbral de tratamiento y finalmente requieren algún tipo de medida de control para prevenir el colapso.
La regresión de los ácaros en las abejas adultas en función del comportamiento higiénico indica que la expresión de Comportamiento Higiénico basado en los criterios para el ensayo de cría muerta por congelado no es suficiente para la resistencia a los ácaros.
Se deberá continuar con los estudios para evaluar si existe base genética en las líneas desarrolladas en la Cabaña Apiario de Gral. Belgrano donde además de seleccionar colonias que sean higiénicas se deberán tener en cuenta otros rasgos de comportamiento con respecto al parásito como: diferencias en el éxito reproductivo, comportamiento de acicalamiento (grooming) de las abejas, lo que limitaría el número de ácaros en las colonias.

Discusión

1-Pagina-9

Cuando comenzamos a trabajar en este Proyecto con los diferentes stock de abejas de las distintas zonas geográficas del país y su variabilidad genética, en la valoración  del comportamiento higiénico y su relación o correlación directa con la capacidad de una colonia de mantenerse por sí misma en condiciones productivas teníamos la convicción de cumplir con un objetivo y además encontrar alguna respuesta positiva con respecto a la tolerancia a varroa.

Debemos destacar que las colonias superaron en un 96% el rigor de selección, característica incorporada en los apiarios multiplicadores.

Los mecanismos de defensa que se han descubierto y evaluado sobre las abejas para poder tolerar al parásito son: grooming, comportamiento de las abejas que implica detectar y remover las varroas foréticas de sí mismas (autogrooming) o de sus compañeras (alogrooming), causando daños al parásito principalmente en sus patas. También existe el comportamiento conocido como VSH (Higiene Sensible a Varroa) donde las abejas son capaces de detectar y remover pupas infestadas de celdas de cría operculadas. Hoy todos estos mecanismos de defensa son ineficaces para el control de varroosis; y este trabajo también demuestra que el comportamiento higiénico tampoco soluciona el problema que causa esta parasitosis.

Otro comportamiento de la colonia que se puede considerar como una reacción de defensa, es la continuidad de la postura de la reina durante un período de tiempo no correspondido. Este se refleja más cuando las reinas son prolíficas y se reducen los espacios.

Otro factor, que se debe tener en cuenta entre la baja correlación del alto comportamiento higiénico y el creciente aumento de la tasa de infestación, de los diferentes orígenes que participaron, es el ambiental, incidiendo de forma positiva en el crecimiento de varroa. De todas maneras, colonias con haplotipos A1 en sus ambientes originarios (Provincias del NOA), tienen el mismo comportamiento frente al parásito.

Colmenas con alto porcentaje de limpieza a lo largo del ensayo no han sido capaces de mantener los niveles de infestación, demostrando la imposibilidad de mantener colonias vivas en nuestro país con abejas seleccionadas.

El comportamiento higiénico es una característica que debemos mantener en nuestros apiarios por ser un mecanismo eficaz en el control de otras enfermedades de la cría de abejas, en este caso en particular pasa a ser un elemento más de selección que debemos conservar pero no nos solucionará el problema que ocasiona varroa por sí solo.

3 Comentarios están listos

  1. Hola queria comentar acerca del comportamiento higienico y la varroa. Segun todo e que he podido llerel comportamiento higuenico aparece cuando la colmena se encuentra en muy buenas condiciones de salud,de esa manera tienen mas tiempo a dedicar mas atencion a los aspctos que interesarian menos(en este caso la limpieza)que otros primordiales como la alimentacion(todo lo que significa el pecoreo). Tambien hay otro factor fundamental que es al tamaño de las celdas,que en panales naturales tienen un diametro promedio de unos 4.7 mm,hago encapie en esto porque la cera estampada que compramos en los locales apicola tienen celdas que miden promedio 5,2 mm esta diferencia en el diametro hace confundir al acaro pensando que es una celda de zangano(durante millones de año el acaro ataco a los zanganos debido a que sus celdas son mas grandes) de esta manera se introducen en las celdas de obreras destruyendo la colonia. Este cambio de tamaño en la celda ha provocado el desastre que tenemos hoy en dia. Si utilizaramos cera estampada con celdas de diametros iguales a los que las abejas realizan naturalmente,estariamos poniendo una barrera muy importante al momento que el acaro entra en la colonia,mas si tenemos en cuenta el pequeño porcentaje que las obreras destinan a celdas de zanganos el impacto del acaro en la colonia seria mucho menor. Otro aspecto a tener en cuenta es que si tenemos colmenas con diametros de celdas como los nombrados estariamos aumentando la temperatura de la colonia reduciendo asi en un dia el nacimiento de la obrera,de esta manera si comprendemos el ciclo de reproduccion del acaro podriamos decir que estariamos interrumpiendo su desarrollo. Estoy experimentando con colmenas tipo ‘Perone’ y hace mas de 3 años,gracias a Dios no las alimento en invierno desde entonces,tampoco las he curado contra varroa y estan muy saludables y productivas,dejando que ellas hagan los panales a su menera que cambien reina cuando les parezca y por sobre todo ya me dieron 3 alzas repletas de miel teniendo en cuenta que estamos a 16 de Noviembre de 2014. Es solo una opinion que queria espresar en base a mi experiencia, saludos desde el monte de Calden La Pampa. Buenas cosechas amigos. Ricardo Sanchez.

    • Hola,el uso de la colmena perone no implica por si misma una disminución del tamaño de las celdillas,generalmente el panal obrado natural varia de 4,7mm a casi 5,4mm para cria de obrera .Lo que se genera en realidad a partir del abandono de las tecnicas tradicionales de explotación es una presión de seleccion sobre la poblacion de colonias de abejas de las cuales muere un gran porcentaje quedando viables aquellas con un comportamiento higienico positivo muy marcado aunque estas tambien pueden verse superadas por una fuerte infestacion del acaro varroa y perecer .No hay que olvidar que varroa destructor no es el acaro original de Apis mellifera ligustica como lo es..o era porque no se ve mucho ..acarapis woodi.

  2. Yo estoy en contra de tratar y dejar que la naturaleza actue, si se hiciese esto ya se tendrían abejas resistentes. Las no resistentes mueren por lo que las colonias mas resistentes que son las que soberviven, se aparean entre ellas y son cada vez mas resistentes. Como no todos los apicultores van a dejar de tratar, para llevar a cabo este tipo de selección se debe buscar una zona suficientemente aislada de apiarios cercanos (mas de 3 km si son 5 o 6 km mejor) para que no nos llegen los zanganos de los apiarios donde se trata (no hay selección) y se apareen con nuestras reinas de reemplazo o de cria. Tambien opino que la reducción de celda puede ser beneficiosa (lo abala la existencia de razas mas pequeñas capaces de sobrevivir con el acaro: apis ceranea y las europeas africanizadas de Sur America). O puede que para una resistencia efectiva se tengan que realizar ambas cosas.